El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

martes, 16 de abril de 2024

Quieren legalizar la delincuencia

 

Parece que la innovación jurídica del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, está creando escuela al otro lado del Atlántico: acabar con el delito por el sencillo medio de legalizarlo. Es la idea genial que ha expresado un abogado activista negro en la televisión norteamericana.

Durante una aparición en la cadena MSNBC, el abogado activista negro Ben Crump, quien representó a los familiares de George Floyd, sugirió que el crimen en los Estados Unidos podría eliminarse por completo si se legalizara. «Podemos deshacernos de todo el crimen en Estados Unidos de la noche a la mañana, así como así», dijo Crump a sus compañeros invitados, uno de los cuales era el célebre activista de derechos civiles Al Sharpton. Y la gente preguntará: ¿cómo, abogado Crump?’ Cambiando la definición de delito. «¡Por supuesto!», responde otro invitado. «Si puedes definir qué conducta se considerará delito, puedes predecir quiénes serán los delincuentes», agrega Crump.

Si no le ve sentido a todo esto, es fácil explicarlo: todo, absolutamente todo, en Estados Unidos se analiza bajo el prisma de la raza. De hecho, Crump lo hace explícito cuando añade: «Hicieron leyes para criminalizar nuestra cultura: la cultura negra».

Esta innovación digna de Monty Python, tranquilamente defendida en una televisión de audiencia masiva, coincide con el acoso que sufre otro personaje de color, el profesor de economía de Harvard Roland Fryer.

Fryer se propuso demostrar que la Policía, en los casos en que hay tiroteos con los delincuentes, actúa con un sesgo racial, es decir, que dispara más a los presuntos criminales negros que a los blancos. Sólo que, siendo un estudioso altamente respetado en su campo, después de estudiar una montaña de datos disponibles tuvo que concluir que no, no había sesgo policial alguno contra los negros u otras minorías. Los datos revelaban que la Policía está un 23,8% menos inclinada a usar armas de fuego contra personas negras y un 8,5% menos inclinada a hacerlo contra personas hispanas en comparación con los blancos. Y tuvo la audacia de publicarlo.

Y se desató el infierno, según declara literalmente. «Viví bajo protección policial durante treinta o cuarenta días», confiesa al prestigioso periodista Bari Weiss, de The Free Press, y agrega: «En ese momento tenía una hija de siete días… Iba al supermercado a comprar pañales con un guardia armado».

Fryer le dijo a Weiss que el tiroteo de Michael Brown en Ferguson, Missouri, en 2014 fue la forma en que inicialmente se interesó en el tema. El resultado le sorprendió porque esperaba que el estudio encontrara pruebas de parcialidad en los tiroteos policiales. «En el uso más extremo de la fuerza (tiroteos en los que participan agentes) no podemos detectar ninguna diferencia racial ni en los datos brutos ni en los controles».

En ese momento, las élites progresistas advirtieron a Fryer que no publicara el estudio porque arruinaría su carrera. Luego dijo que en 2019, Claudine Gay, la entonces decana de Harvard que finalmente tuvo que dimitir acusada de plagio continuado, lo retiró de su puesto por presunto acoso sexual.  

 https://gaceta.es/estados-unidos/un-abogado-y-activista-negro-que-represento-a-los-familiares-de-floyd-insta-a-legalizar-la-delincuencia-20240219-1559/

8 comentarios:

  1. Quieren mostrar que ya no hay discriminación pero siempre la hay, un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como acabar con la pobreza acabando con los pobres. Un beso

      Eliminar
  2. Estados Unidos vive una crisis de identidad tan intensa como peligrosa. El imperio americano se hundirá por contradicciones propias. Este caso que cuentas es indicativo del estado en que se vive la cuestión racial pero no es la única cuestión en que la sociedad está profundamente dividida. La llegada probable de Trump a la presidencia representa a la América de la blanquedad que siente arrollada por cuestiones como esta, la ideología de género, los trans, el feminismo radical y el antirracismo llevado a límites difícilmente conciliables con la realidad de un país que es líder en el mundo, o lo era. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad americana tiene problemas complicados, pero la solución no es negarlos. Un beso

      Eliminar
  3. Este artículo se me ha puesto como muy actual, Susana. Estamos en manos de a saber qué tipo de gobernantes.
    Un abrazo, Susana.

    ResponderEliminar
  4. Uau! Falar de política é tudo de bom, mas... não sei nada kkkkkk
    Estou seguindo seu blog. Siga o meu também, vai!!!!!

    ResponderEliminar

La joven deprimida de veintiocho años cuya muerte está prevista para mayo

Zoraya ter Beek tiene 28 años y vive en un pequeño pueblo holandés cerca de la frontera con Alemania. Comparte su casa con su novio, del que...