El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

viernes, 30 de septiembre de 2022

A los niños que España mata tan bien

Podrían haberte llamado  Laura –es el primer nombre que me viene a la cabeza– y ser dueña de una bonita historia: quizás trenzada en un hogar con un padre ausente (esta sería la única zona negra de tu vivir) y una madre luchadora, que por asegurarte un futuro digno trabajaría de sol a sol como empleada doméstica, las primeras horas de la jornada en el piso de una familia numerosa, después en otra vivienda a seis paradas de metro y un transbordo, para acabar en una oficina en la que se pondría a vaciar las papeleras antes de que los empleados empezaran a marcharse, muchos de ellos sin despedirse de ella con un formal buenas tardes.

Te podrían haber puesto  Alfonso Noel –lo de tu nombre es un capricho o una intuición– y encontrarte, a día de hoy, en los primeros compases del nuevo curso escolar, estrenando libros y lapiceros. ¡Qué rico, cómo huelen a nuevo!… Serías el primer vástago de tu familia nacido en España, con savia hondureña por todos los costados. Habrías heredado los preciosos ojos almendrados de tu madre y el mechón rebelde de tu padre, plantado como la bandera de tu coronilla. Qué gracioso el niño y qué listo, y cómo sonríe.

Podrías encontrarte en la Universidad, querida  Sandra.  En la pública o en la privada, pues tu familia dispone de dinero. Quizás los primeros cursos andarías despistada a cuentas del aprendizaje en el uso de la libertad. Lo mismo le ocurrió a tu madre, que repitió primero de Sociología porque le cautivó la noche tanto como un chico de segundo, con el que mantenía relaciones íntimas en el interior de un coche. Esos detalles nunca los conocerías, porque tus abuelos (con los que vivirías) habrían descolgado un telón sobre aquel tiempo turbio y sobre la identidad del muchacho, al que no se le comunicó la buena nueva de tu venida al mundo, a la que tenía derecho. Inocente, cargarías ese vacío… pero serías dueña de tu destino, aunque se te fuera plagando de equivocaciones y propósitos de enmienda. Los seres humanos somos así, Sandra, insistentemente débiles e insistentemente soñadores. Y por eso, merecemos todo el amor de los nuestros.

Podrías haber sobrellevado una existencia azarosa, ¿verdad  Yomaira?, pero no por ello habrías dejado de ser una pieza esencial en el andamiaje de la Historia, que por tu ausencia se ha quedado mellada. Quizás tu madre habría entrado de manera ilegal a nuestro país, y por tener que pagar el precio de su pasaje se habría visto forzada a prostituirse. Sabes que estas cosas ocurren. Ella te confiaría que sucedió –su embarazo– una de las primeras ocasiones que acudió al parque, de noche, para ofrecerse, agarrotada por el miedo y vigilada por el indeseable con el que estaba obligada a compartir sus ganancias. Te diría que por aquel entonces le faltaba conocimiento y malicia, que tenía diecisiete años. Y te confesaría que nunca le contó la verdad a tu abuela, que en Guayaquil presumió ante sus amigas de que su hija viajera trabajaba en una peluquería y de que le había dado una nieta preciosa: tú, Yomaira.

Podrías ser fruto,  Paco,  de una madrugada en la que tus padres –que se habían conocido unas horas antes– bebieron más de la cuenta. Quizá se sumó un consumo eventual de drogas; suele haberlas en las fiestas patronales de los pueblos. Tu madre tardó en darse cuenta, pues era muy joven y aún no prestaba atención a los ciclos de su fertilidad. Él, como tantos, se lavó las manos y tus abuelos la forzaron a tomar la decisión que te privó –muy querido Paco– de bailar en las mismas fiestas, años después, de la mano de tu madre, de la que parecerías más hermano que hijo. Y te echa de menos. ¡Cuánto te echa de menos!… Sin haberte visto, sin saber con qué sexo te identificó el médico, sin haberte escuchado llorar por la violencia con la que rompieron tu santuario.

Podrías sufrir una vida perra,  Elmer.  ¿A quién se le ocurre traficar cocaína y éxtasis después de que la policía te diese un primer susto? Naciste donde naciste, por supuesto, y en las condiciones que naciste, que determinarían tu bogar… ¿Qué se puede esperar de un niño que apenas recibió amor? ¿Qué de una mujer que no pudo asumir una sola de sus maternidades porque no encontró quien la confortara, quien la acompañara, quien le brindara un cariño desinteresado? Pero en el talego, entre presos a los que es más seguro no mirarles a los ojos, a unos cuantos años de recibir la condicional, intuirías que tu vida, como la de cualquier otra persona, es sagrada, incluso en sus zonas más oscuras. Y si alguien te insinuara que mejor hubiese sido que no hubieras nacido, gritarías que cuando por las mañanas el sol entra de lleno por el ventanuco de tu celda, te vienen a la cabeza las caricias de una mujer junto a la que atisbaste un futuro honrado, la sensación liberadora que te embargó la única vez que te subiste a lomos de un caballo, la conmoción que te produjo un atardecer de julio sobre el páramo, la sorpresa ante el ronquido del mar, que te sonó a música, o el gozo de aquel paseo con los pies descalzos por una playa, a la que te llevó de excursión el correccional en el que pasaste algunos meses de tu adolescencia.

Laura, Alfonso Noel, Sandra, Yomaira, Paco y Elmer,  no habéis recibido el nombre que os hubiera singularizado ante el resto de la humanidad, porque tuvisteis la desgracia de ser gestados en España, donde las leyes garantizan que se mata muy bien y el Estado corre con todos los gastos del crimen intrauterino. El Congreso y el Senado, como Saturno, devoran a los hijos de las mujeres más débiles, más asustadas, más solas, más golpeadas, también a las menores de edad, también a las disminuidas psíquicas, en vez de acogerlas, protegerlas, ayudarlas y acompañarlas en su difícil maternidad. Por eso me siento empujado a pediros, Laura, Alfonso Noel, Sandra, Yomaira, Paco, Elmer y los cientos de miles de niños que fuisteis, sois y seréis abortados bajo el amparo de nuestra aséptica democracia, que perdonéis nuestra ceguera, nuestra cobardía, nuestra indiferencia, el doloso silencio con el que miramos a otro lado.

Publicado en Woman Essentia.

 https://www.religionenlibertad.com/opinion/504346014/ninos-espana-mata-bien.html

 

miércoles, 28 de septiembre de 2022

Los bazares chinos

 Hace ya varias décadas que España se ha visto invadida por estos bazares chinos que llegan incluso a los pueblos más perdidos de la península. No se ven en otros países como Francia o Alemania, donde sólo hay tiendas de alimentación. Aquí en cambio te venden todo lo que puedas necesitar, desde una bombilla a una lámpara. La mayoría de los productos son chinos, lo que significa que son de mala calidad, imitaciones, pero mucho más baratos que el original.

Confieso que me gusta pasearme por ese tipo de tiendas, aunque no compro casi nada. La razón es que son competencia desleal para las tiendas de barrio. que están desapareciendo en buena parte por esa causa. Los fabricantes españoles no pueden competir con esos artículos que no pagan impuestos, ni seguridad social, y además no cumplen con los estándares de seguridad europeos. Lo siento por los que llevan las tiendas, que no tienen culpa alguna, pero esos establecimientos deberían desaparecer.

Más sobre la guerra de Ucrania: https://cesarvidal.com/la-voz/editorial/editorial-los-planes-para-la-destruccion-de-europa-pasan-por-ucrania-23-09-22

lunes, 26 de septiembre de 2022

Uno de los fundadores de Green Peace contra el alarmismo climático

 

POR Carlos Esteban

Antes de Putin y del covid, la excusa universal de nuestras élites fue el cambio climático, ese ecoapocalipsis que va a convertir el planeta en un erial si no renunciamos a nuestra prosperidad y nuestras libertades. Y vuelve a serlo, con consecuencias visibles en medio de una crisis energética sin precedentes que nos va a dejar literalmente a dos velas en lo más frío del frío invierno.

Pero esa gran excusa no se tiene en pie, y se basa en una narrativa bastante cuestionable, según uno de los fundadores de la ya mítica organización ecologista Greenpeace, Patrick Moore, que abandonó la entidad en 1985, quince años después de haberla creado.

En un correo electrónico al que ha tenido acceso la publicación estadounidense The Epoch Times, Moore confiesa sus razones para abandonar la poderosa organización ecologista que contribuyera a crear en su día: “Greenpeace fue ‘secuestrada’ por la izquierda política cuando se dieron cuenta de que había dinero y poder en el movimiento medioambiental”, asegura. “Los activistas políticos en Norteamérica y Europa convirtieron Greenpeace, originalmente una organización basada en la ciencia, en una organización política para recaudar de fondos”.

Es una evidencia, y Moore lo pone de manifiesto, que el ecologismo no es ya otra cosa que un movimiento político, “centrado en crear narrativas, historias diseñadas para infundir miedo y culpa en el público para que el público les dé dinero”.

Siendo, por lo demás, una ONG y no un partido o una empresa, cuentan con la “presunción de santidad” de las entidades supuestamente sin ánimo de lucro y sin la obligación de actuar de cara al público o rendir cuentas. Actúan más bien en la sombra, en los despachos de la ONU, del Foro Económico Mundial y otros grupos de poder de naturaleza política.

Según Moore, el celebérrimo Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) del que ha surgido toda esta locura que va a dejarnos a oscuras este invierno “no es una organización científica”. Es, asegura, “una organización política compuesta por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente”. El panel no recoge las evidencias que surjan de las investigaciones científicas independientes, sino que es al contrario: paga a científicos para que les proporcionen ‘información’ que respalde la narrativa de la ‘emergencia climática’, no otra.

Sus campañas contra los combustibles fósiles, la energía nuclear, el CO2, el plástico, etc., son erróneas y están diseñadas para que la humanidad crea que el mundo se va a acabar si no renunciamos a la civilización y a la economía que la sustenta. Son, sentencia Moore, enemigos a futuro no solo de la civilización, sino incluso del propio medio ambiente.

“Hoy, la izquierda ha adoptado muchas políticas destructivas para la civilización porque son técnicamente inalcanzables”, concluye. “Basta mirar la crisis energética que se avecina en Europa y el Reino Unido, de la que Putin se está aprovechando. Pero es su propia creación al negarse a desarrollar sus propios recursos de gas natural, oponerse a la energía nuclear y adoptar una posición imposible sobre los combustibles fósiles en general”, escribe.

En realidad no hace falta rascar demasiado para darse cuenta de que unos tipos que consideran al ser humano un “enemigo del planeta” no están aquí para favorecer a la humanidad, sino más bien para destruirla o, al menos, ‘desactivarla’. “Esto se parece demasiado al ‘pecado original’, a la idea de que los humanos nacen con una irremediable tendencia al mal, mientras que todas las demás especies son buenas, incluso las cucarachas, los mosquitos y las enfermedades”, sostiene Moore sobre esta filosofía dominante basada en la idea de que que el mundo sería mejor si hubiera menos gente.

“Pero la gente que afirma esto nunca se ofrece voluntaria para desaparecer los primeros. Se comportan como si fueran superiores a los demás. Este tipo de ‘orgullo’ y ‘presunción’ es el peor de los pecados cardinales”, dice Moore.

 https://gaceta.es/mundo/uno-de-los-fundadores-de-greenpeace-denuncia-la-falsa-narrativa-del-cambio-climatico-20220910-0900/

viernes, 23 de septiembre de 2022

La gente sencilla

 Hace muchos años intenté explicar esto y no se me dió muy bien. No me refiero a los pobres o a las personas sin cultura. Uno puede ser sencillo siendo catedrático o muy complicado siendo un albañil. La gente sencilla es la gente sin dobleces, los que no dicen una cosa y piensan otra. Los que no calculan las consecuencias antes de hablar. Los que siguen los dictados de la naturaleza y aceptan a los demás como son. Los que no buscan medallas por cumplir con su cometido.

Es cierto que ese tipo de personas se encuentran más en los pueblos y entre gente con pocos recursos. Tal vez porque tienen menos distracciones y factores a considerar. Por eso yo me siento tan a gusto entre ese tipo de gente. Los que van de frente y no ocultan nada. Los que te cuentan sus miserias y sus glorias. Los que se emocionan con una puesta de sol. Los que respetan a los animales y las plantas. Los que no reniegan de su pasado. Me siento una de ellos.

Más información sobre la guerra de Ucrania: https://cesarvidal.com/la-voz/editorial/editorial-el-90-del-planeta-no-cree-a-la-otan-21-09-22

miércoles, 21 de septiembre de 2022

Efectos secundarios de los bloqueadores hormonales

 

Infartos, pensamientos suicidas, esterilidad, ictus...: algunos efectos de las terapias de género

El revelador informe de «Lesbianas Unidas» sobre bloqueadores hormonales: así afectan a los menores


Cada vez más padres consienten que sus hijos reciban tratamientos hormonales para completar su transición de género, pero muchos desconocen sus consecuencias: muchos se arrepienten de por vida.

A principios de agosto, el anuncio del cierre de Tavistock -la clínica británica que "aceleraba cambios de sexo" en menores- por el empleo ilegal de bloqueadores de la pubertad sacudió como un jarro de agua fría las pretensiones del lobby de género. También desató toda una batalla legal que podría conllevar millares de causas y denuncias por parte de padres de menores tratados por la clínica, así como una cruda polémica y fructífera investigación sobre los efectos nocivos de los bloqueadores -también conocidos como agonistas de la hormona GnRH- en pacientes con disforia de género.

Lee aquí todo sobre el cierre de la clínica trans Tavistock. 

Como parte de esta última, no son pocas las organizaciones que han aprovechado la caída de la central europea de mutilación de menores para publicar detallados informes que muestran al mundo los efectos -muchos de ellos irreversibles- que tienen estos tratamientos. Unos bloqueadores que, además, serán garantizados a los menores por la Ley Trans recientemente aprobada por el Gobierno de España, a la espera de entrar en vigor. 

Uno de los informes más exhaustivos sobre el tema ha sido recientemente publicado bajo el título Supresión de la pubertad: ¿Medicina o mala praxis? por la organización Lesbians United (Lesbianas Unidas), una más del lobby homosexualista-feminista y que ve en la cuarta letra del acrónimo LGBT (trans) uno de los más acérrimos enemigos de las mujeres.

Descarga o lee aquí el estudio completo Supresión de la pubertad. 

Una de las homólogas hispanas de Lesbians United en la defensa de "los derechos de las mujeres basados en el sexo", Contra el borrado de las mujeres, ha traducido este completo informe redactado en torno a más de 300 fuentes relevantes y estudios científicos revisados sobre las consecuencias de la prescripción a niños, adultos y adolescentes de estos fármacos.

Las pruebas de los estudios científicos, de los casos y los ensayos clínicos recabadas por el documento sugieren que los fármacos que bloquean la pubertad "pueden afectar negativamente al esqueleto, al sistema cardiovascular, la tiroides, el cerebro, los genitales, el sistema reproductivo, el sistema digestivo, el sistema urinario, músculos, ojos y sistema inmunológico". Es decir, a prácticamente todos los órganos de la persona. 

Algunos de los efectos adversos especialmente preocupantes para los menores tratados con bloqueadores son la "pérdida de densidad mineral ósea y el aumento del riesgo de osteoporosis; la posibilidad de que disminuya el coeficiente intelectual y otros déficits cognitivos; el aumento del riesgo de depresión y de pensamientos suicidas o el retraso en el desarrollo sexual y reproductivo", así como la conclusión de que muchos de estos efectos son "total o parcialmente irreversibles" frente a la cada vez más extendida afirmación de la reversibilidad de los mismos.

Especialmente revelador es el uso que tradicionalmente se le ha dado a los conocidos como "agonistas de la pubertad GnRH": desde 1985 son empleados como tratamiento para el cáncer de próstata avanzado, para la pubertad precoz central desde 1993, para le endometriosis y los fibromas uterinos desde 2001.

El informe recoge la evidencia de que los bloqueadores son la punta de lanza en el tratamiento de la disforia de género por parte de los lobbys trans. Algo especialmente llamativo, ya que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) prohibió su administración para enfermedades mentales y que no está indicada su prescripción para adolescentes con disforia: "Hasta junio de 2022, la FDA ha recibido más de 60.400 informes de reacciones adversas a los agonistas de la GnRH comunes, incluidas más de 7.900 muertes", reza el informe.

El grueso de Supresión de la pubertad: ¿Medicina o mala praxis? abunda en el desglose de los principales efectos nocivos de los bloqueadores en dos niveles, general y local.

Efectos globales

Como uno de los principales efectos globales, el informe basado en más de 300 fuentes y estudios científicos destaca la inducción del hipogonadismo central hipogonadotrópico, una enfermedad poco frecuente que en los adolescentes se caracteriza por la ausencia de crecimiento, la falta de desarrollo de las características sexuales secundarias y la falta de maduración sexual. Esta afección está relacionada con la baja densidad ósea y la osteoporosis, la infertilidad, la depresión o la fatiga.

En las adolescentes, además, los agonistas de la GnRH inducen artificialmente la menopausia, asociada a la reducción de la esperanza de vida, el riesgo de enfermedades cardiovasculares e ictus; la baja densidad mineral ósea, fracturas y mayor riesgo de osteoporosis o un mayor riesgo de demencia y deterioro cognitivo.

Esqueleto

Un sinfín de estudios y evidencias citadas por el informe muestra que en lo relativo a la estructura ósea, "la privación de hormonas sexuales en la edad adulta provoca un rápido descenso de la Densidad Mineral Ósea". Algo que se encuentra directamente asociado a la osteoporosis, fracturas, el deslizamiento de la epífisis capital del fémur o el retraso en la consecución -o atenuación- del pico de masa ósea. Y lo que es más grave: "Hasta la fecha, no se ha realizado ningún estudio a largo plazo sobre la reversibilidad de la pérdida de Densidad Mineral Ósea inducida por los agonistas de la GnRH en niños o adolescentes".

Sistema cardiovascular y riesgo de diabetes

Los elaboradores del informe advierten igualmente de las "pruebas significativas que demuestran que los agonistas de la GnRH pueden tener graves efectos sobre el sistema cardiovascular". Una de las evidencias es el mayor estudio disponible de este sistema realizado en más de 100.000 hombres, que muestra un aumento del riesgo de infarto en un 9% en los receptores de estos bloqueadores. En el elaborado por Nguyen, Lairson, Swartz y Du en 2018 sobre 94.000 personas se concluyó "un mayor riesgo de diabetes (un aumento del 21%), enfermedad coronaria (12%) e infarto agudo de miocardio (11%)". Otras posibles consecuencias de su uso son "el accidente cerebrovascular isquémico, el infarto de miocardio, la angina de pecho, la taquicardia supraventricular, la oclusión de la vena central de la retina, el aumentan el peso corporal y de grasa corporal, la disminución de la sensibilidad a la insulina, el aumento de la rigidez arterial o del colesterol total.

Tiroides

El tiroides, glándula encargada de mantener multitud de funciones corporales, se ve igualmente afectado por el consumo de bloqueadores de la pubertad. Los estudios consultados muestran que su administración en niños tratados con los "agonistas" desencadenó alteraciones en la función tiroidea y posibles desarrollos de una disfunción tiroidea subclínica, así como tiroiditis, hipo e hipertiroidismo y niveles tiroideos fluctuantes.

Cerebro

El cerebro es uno de los órganos más afectados por los bloqueadores, pues "por su diseño, su función principal es interrumpir la relación entre el hipotálamo y la glándula pituitaria".

Entre los principales efectos adversos que se desprenden de los estudios, el informe destaca la disminución en el cociente intelectual medio y la memoria de los niños. En mujeres con endometriosis las pérdidas de memoria temporales o irreversibles llegaron a afectar a entre el 12 y el 10% de las encuestadas por Gallagher en 2018.

Otros estudios han demostrado "un deterioro de la función cerebral y un posible riesgo de efectos secundarios neurológicos graves". En no pocos hombres se han visto alteradas "la atención y las funciones ejecutivas" y también afecciones "a las áreas de la memoria del trabajo, la verbal y la capacidad espacial visual". Entre otras consecuencias cerebrales graves, se menciona el aumento del riesgo de demencia, la ralentización de los tiempos de reacción, las convulsiones o la hipertensión intracraneal.  

Salud Mental

Respecto a la salud mental, el estudio disponible aquí ofrece amplias pruebas del desistimiento generalizado de los niños en la disforia de género, citando el estudio de Singh, Bradley y Zucker de 2021 "que contaba con la cohorte de estudio más grande hasta la fecha" y que concluyó que de 139 estudiados, desistieron el 87,8% sin intervención alguna.

Sin embargo, también se denuncian los "preocupantes" hallazgos de la recientemente clausurada Tavistock and Portman Trust, que "informó de un aumento estadísticamente significativo de los pensamientos suicidas y las conductas autolesivas entre los adolescentes que tomaban agonistas de la GnRH".

"Los estudios de adultos han encontrado un mayor riesgo de depresión o “síntomas depresivos subclínicos y ansiedad, y proporcionan pruebas anecdóticas de manía y psicosis, psicosis transitoria o síntomas psicóticos en pacientes previamente sanos mentalmente", añade.

Por ello, y especialmente porque la depresión o los pensamientos suicidas son efectos secundarios directos de los bloqueadores, los elaboradores del informe llaman a "poner en duda" que estos fármacos alivian la salud mental.

Sexualidad y sistema reproductor

Según los expertos, estos son otros de los aspectos más dañados por el consumo de bloqueadores, pues "el efecto previsto de los agonistas de la GnRH es desensibilizar los receptores de la GnRH en la hipófisis y, por lo tanto, impedir que se produzcan hormonas sexuales: la privación de hormonas sexuales hace que el sistema reproductivo y los órganos sexuales dejen de funcionar o de desarrollarse. Se sabe que los agonistas de la GnRH provocan la castración química en los hombres adultos y se han utilizado intencionadamente para castrar químicamente a delincuentes sexuales".

Entre otros efectos secundarios, se citan la "atrofia de los órganos sexuales, la regresión del desarrollo de las mamas, la pérdida de fertilidad en hombres y mujeres o la reducción extrema de la producción de esperma".

https://www.religionenlibertad.com/polemicas/72657889/revelador-informe-lesbianas-unidas-bloqueadores-hormonales-asi-afectan-menores-.html

lunes, 19 de septiembre de 2022

Los hijos

 Estaba en una tienda de ropa cuando oí hablar a una cliente con el dependiente sobre sus hijos pequeños. Según ellos parece ser que los niños sólo vienen al mundo para hacerle la vida imposible a sus padres. Me dió mucha lástima, porque yo he tenido tres hijos y he disfrutado cada minuto con ellos. Incluso cuando estaban enfermos, o enfadados, o se pasaban la noche sin dormir. Realmente si piensan eso de los niños, más valdría que no los hubieran tenido, porque dudo que puedan hacerlos felices.

No hay satisfacción más grande en la vida, o eso siento yo, que traer una nueva vida al mundo, alimentarlo, verlo crecer, pasar incluso por ese pequeño infierno de la adolescencia; y acabar viendo a una persona adulta, que es parte de ti, pero al mismo tiempo es alguien único, independiente y capaz. Que eso se pueda considerar un sacrificio, un incordio, sólo porque esa personita depende de ti todo el tiempo, no lo entiendo realmente.

Significa despreciar el mayor regalo que te puede hacer la vida. Anteponer tus mezquinas necesidades al bienestar de un ser indefenso. Creo que ni siquiera un perro se merece que le consideren una molestia. Menos aún un hijo elegido voluntariamente. Para colmo, decía la mujer que pensaba tener otro hijo cuanto antes para acabar pronto con sus obligaciones. Como si un hijo no fuera un compromiso de por vida. Algunos padres necesitan un cursillo más que los dueños de perros.

viernes, 16 de septiembre de 2022

Conservadores y tradicionalistas

 He leído un libro de Juan Manuel de Prada que lo explica muy bien. Se llama Una enmienda a la totalidad. Así he descubiertos que yo no soy conservadora sino tradicionalista. El problema de los conservadores, como Rajoy, es que tienden a conservarlo todo, también las leyes que ha aprobado la izquierda y con las que se supone que no están de acuerdo. Pero con tal de mantener el orden, prefieren construir sobre todo lo anterior.

En cambio, un tradicionalista quiere rescatar la tradición, es decir el legado de nuestro antepasados, y quedarse con lo mejor de cada época. Eso se nota sobre todo en los pueblos, donde la gente sigue con las recetas y costumbres ancestrales y no se avergüenzan de ello. En cambio en las ciudades siempre tenemos que estar a la última, aunque no sea mejor que lo anterior. La tradición es como la buena música. Reune lo que ha pervivido a lo largo del tiempo porque sin duda era una buena elección.

miércoles, 14 de septiembre de 2022

Salva tu matrimonio

 

Y apunta una paradoja: priorizar al cónyuge sobre los hijos... favorece a los hijos

Martínez-Sellés: «El matrimonio debe estar por delante del trabajo, está en juego nuestra felicidad»

Manuel Martínez-Sellés.
Manuel Martínez-Sellés destaca que la prioridad para un cónyuge debe ser el otro cónyuge, antes que los hijos, porque la buena relación entre ambos es el mayor bien que se les puede hacer a ellos.

Casado y padre de ocho hijos, Manuel Martínez-Sellés es jefe de sección de Cuidados Cardiológicos Agudos del hospital Gregorio Marañón, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Madrid y autor comprometido en cuestiones bioéticas como la eutanasia o familiares, como en el caso de la última obra que ha dado a las librerías, Salva tu matrimonio (Rialp).

-¿Qué le llevó a escribir este libro?

-La experiencia de matrimonios cercanos que se han roto y la constatación de que la gente cada vez se casa menos y que terminan en ruptura más del 70% de los matrimonios. Los casados no ponemos suficiente empeño para triunfar en el proyecto más importante de nuestras vidas.

-Muchos tendrán la tentación de pensar que esto no lo necesitan o que ya es demasiado tarde. ¿Qué les diría?

-Solo pido el beneficio de la duda. Si un matrimonio lee el libro hasta el final y sigue la metodología propuesta me permito ser optimista. Cada capítulo termina con un breve ejercicio que debe realizar primero cada esposo de forma individual y luego uno que debe realizar el matrimonio de forma conjunta. Creo que será una experiencia muy bonita para los que la hagan.

-En su libro destaca que hombres y mujeres somos distintos. ¿Eso es ir contracorriente?

-Los hombres tenemos una pareja de cromosomas XY en todas y cada una de nuestras células. Las mujeres tienen XX en todas sus células. Somos distintos ya que nuestras parejas de cromosomas sexuales determinan nuestro sexo gonadal, con el desarrollo de testículos en los varones y ovarios en las mujeres y las hormonas producidas por esas gónadas determinan nuestra genitalidad y nuestro fenotipo sexual. Las diferencias entre hombres y mujeres se pueden apreciar en términos físicos, biológicos y psicológicos. Por supuesto que también existen diferencias en ámbitos sociales y culturales. Algunas de estas diferencias son muy importantes en la vida matrimonial y es importante conocerlas.

-Pero usted va más allá y dice, no solo que somos distintos, sino que percibimos un mundo distinto…

-Esta es una de las claves del libro y explica que el marido no tiene razón, pero la mujer tampoco. Un ejemplo clásico de estas percepciones distintas es la temperatura, a nosotros la que marca el termostato nos suele parecer alta y nuestras mujeres acostumbran a sentir frío. Pero hay muchos otros, nuestra visión y audición son distintas, ellas diferencian mejor los colores y nosotros poseemos una visión túnel, que nos permite ver de forma más clara y precisa a mayor distancia, mientras nuestras mujeres tienen una visión periférica mediante la que perciben mejor los detalles cercanos, pero no los más alejados. Las mujeres también tienen un mejor oído que los hombres. La lista es larga y explica muchas desavenencias en los matrimonios.

-¿Qué me dice de las familias de origen? ¿Son una ayuda o un peligro para los matrimonios?

-La respuesta no es sencilla, pero hay más de lo segundo. La familia política puede ser una gran fuente de discusiones. En los casos más graves puede ser incluso necesario cierto aislamiento, pero lo ideal es establecer límites claros, priorizar el cónyuge y estar particularmente alerta en momentos críticos como nacimiento de hijos, fiestas familiares y vacaciones. Evitar temas conflictivos con suegros y cuñados puede facilitar mucho la relación de pareja.

-¿Es usted un esposo ejemplar?

-Estoy muy lejos de ello. Pero la clave es que nos demos cada día una nueva oportunidad. La vocación matrimonial implica entregarse completamente a otra persona, nos hacemos vulnerables al otro. La vida matrimonial es fuente de muchas satisfacciones y alegrías, pero incluye problemas, exigencias y no pocas decepciones.

-¿Qué me dice del móvil?

-Su mal uso lo convierte en enemigo del matrimonio. No debe entrar en el dormitorio y hay que apagarlo por la noche. Por supuesto que debería estar prohibido en comidas y reuniones familiares y silenciado en esos momentos a dos tan importantes. Tampoco recomiendo abusar de fotos (lo importante es vivir el momento) ni espiar el móvil del cónyuge (una falta manifiesta de confianza e incluso un delito). En los casos más graves mejor pasarse a un móvil que no sea smartphone.

-Usted tiene ocho hijos. ¿Son los hijos el centro del matrimonio?

-Desde luego que no, los hijos son un don y una maravilla, como sabemos los que tenemos la suerte de tenerlos. Pero no pueden ser el centro de la familia, el cónyuge debe estar siempre delante de ellos. Curiosamente, poner al esposo antes que a los niños provoca un impacto positivo también en los hijos. Aunque resulte paradójico, si queremos lo mejor para nuestros hijos, debemos priorizar nuestro amor hacia nuestro esposo.

Dedicar de forma habitual un tiempo a sí mismos es fundamental para el matrimonio y un gran bien para los hijos. Foto: Priscilla Du Preez / Unsplash.

-¿Qué es eso del esposo 'idiota' que defiende?

-Al menos uno de los esposos debería tener las características de IDIOTA: Ignorar lo malo; Dulzura; Integrar al otro; Original; Trabajador; Agradable. Si ambos son “idiotas” ese matrimonio será una gozada.

-Matrimonio/familia frente a trabajo ¿Cómo conciliar?

-Estoy en contra de la conciliación familiar. Conciliación viene del latín conciliatio. El concepto hace referencia a conseguir que dos partes opuestas logren llegar a un acuerdo en un término medio, pero familia y trabajo no deben estar al mismo nivel. Es cierto que muchas veces es superior el esfuerzo puesto en conservar o mejorar el empleo que el que ponemos para conservar o mejorar nuestro matrimonio, pero el matrimonio debe estar por delante de cualquier trabajo, está en juego nuestra felicidad y, si los tenemos, la de nuestros hijos. ¿Qué objetivo profesional llega a los talones de ese? En los trabajos no hay nadie insustituible, en el matrimonio y en la familia somos todos irremplazables. Salir a una hora prudente, desconectar cuando estemos en casa, mirar más allá de los ingresos, son normas que nos ayudarán a mantener un equilibrio sano. No es fácil, y la dificultad aumenta a medida que vamos teniendo éxitos profesionales.

-¿Qué me dice de las “amistades peligrosas”?

-Mi consejo es que los amigos sean comunes, idealmente matrimonios, aunque eso no es imprescindible. Las amistades son necesarias para la vida matrimonial, no debemos vivir aislados en una burbuja. Pero el amor entre esposos y el amor entre amigos son de órdenes distintos y el primero debe ser siempre el conyugal. Y sí creo que hay “amistades peligrosas” como las “especiales” del otro sexo, los solteros empedernidos anti-matrimonio, los que te invitan a planes inadecuados o hablan mal de tu cónyuge o del suyo, los que huyen de planes con nuestro cónyuge o los que son tan absorbentes que se comen tu tiempo.

-Con trabajo, responsabilidades, hijos, ¿queda tiempo para el cónyuge?

-La búsqueda de espacios y tiempos para una relación a solas con el cónyuge no es que sea importante, es esencial para el matrimonio. No disponer de un espacio propio solo para los dos suele ser un punto de fricción en muchos matrimonios. Yo recomiendo planificarlo, con protocolos que pueden, por ejemplo, incluir una hora al día y/o un día a la semana y/o un fin de semana al mes y/o una semana al año. La clave es cumplir con lo que acuerden ambos. Es difícil, muy difícil, pero debemos reservar un tiempo para hablar de todo, de lo pequeño y de lo grande, sin interferencias de terceros.

-¿Qué me dice del sexo?

-Pues que es muy importante. Pero hay que ir más allá. Las muestras de cariño nos ayudan a crecer como matrimonio. Besarnos con frecuencia, mirarnos a los ojos, darnos la mano. Parecen cosas sencillas pero su importancia es enorme. La ausencia de cariño suele acabar llevando a la incomunicación, a la falta de tacto y de sutileza.

-Muchos acaban de terminar las vacaciones, ¿se habrán roto muchos matrimonios en agosto?

-Los estudios muestran que las rupturas matrimoniales aumentan en periodo vacacional. Los motivos son varios, uno de ellos es que nos solemos generar expectativas sobre un viaje idílico en el que todo va a ser perfecto. Las vacaciones están plagadas de situaciones estresantes, debemos tomar “medidas preventivas” que suavicen o eviten los riesgos. Es clave asegurar que los dos quedemos satisfechos de lo planeado y que nos esforcemos por cumplir lo pactado, sabiendo que nos tocará ceder en más de un momento. Si priorizamos al cónyuge las vacaciones tendrán que incluir momentos románticos para estar solos. Si lo planeamos así las vacaciones pueden ser momentos preciosos que nos permitan descubrir aspectos del otro que no conocíamos,

-Y el dinero, ¿une o desune?

-Yo recomiendo unión total también en ese aspecto. Si los dos somos ya uno solo, qué sentido tienen las cuentas individuales, la separación de bienes, tener pisos a nombre de uno. Tener una única cuenta bancaria simplifica pagos, promueve la transparencia, evita sorpresas desagradables y es una muestra de confianza. Además, si uno muere el otro seguirá teniendo acceso a los fondos de manera inmediata.

-Ya que menciona la muerte, ¿qué pinta un capítulo sobre la salud en un libro así?

-Es verdad que me sale la vena médica y me ha apetecido poner mi granito de arena para evitar una separación distinta, la derivada de la muerte prematura de uno de los dos. Pero unas pautas sencillas, no fumando, teniendo una dieta adecuada e incorporando el ejercicio en nuestras vidas hace que vivamos no solo más sino mejor.

-¿Qué me dice del perdón en el matrimonio?

-Equivocarse no debe ser un motivo de frustración, sino una oportunidad de disfrutar de la belleza de la reconciliación. Pero no es fácil pedir perdón ni perdonar. Todos nos equivocamos, cuando lo hace nuestro cónyuge te toca quererlo tal como es y seguir construyendo nuestro matrimonio. En la gran mayoría de casos veremos que la equivocación no fue deliberada sino fruto de las limitaciones de nuestro cónyuge. Todo se puede perdonar, aunque hay realidades que rompen la confianza y dificultan o incluso imposibilitan vivir el día a día del matrimonio. En tales circunstancias la reconciliación no será posible hasta que termine dicha realidad. Ante esta situación, muy excepcional, el cónyuge está no solo en el derecho, sino en el deber de protegerse y proteger a sus hijos mediante la separación, pero haciendo todo lo posible para que esta sea temporal.

-¿Un matrimonio “debe” ser feliz?

-Sí, la felicidad es un ingrediente fundamental del matrimonio. Los matrimonios que ríen juntos tienen un vínculo más fuerte. Nuestro amor tiene que ser alegre, optimista, no hay otra opción. Sabemos que nos va a ir bien hasta el final. Hay trucos para estar felices como no quejarse del cónyuge nunca, no comparar nuestro/a esposo/a con los demás y no culpabilizar al otro, ni criticarlo, ni presionarlo. El humor es clave, ya hay que saber quitar peso a las contrariedades, comunicarse con sinceridad y claridad. Por último, por favor centrarse en lo que el otro hace bien.

-¿Es un libro solo para creyentes?

-No, es un libro para todo matrimonio, incluso para todo hombre y mujer que tengan la ilusión de compartir su unión hasta el fin de sus días. Sí es cierto que los dos últimos capítulos abordan nuestra unión desde una perspectiva cristiana, mostrando como del sacramento del matrimonio surge una realidad nueva, mucho más profunda y bonita que la previa.

 https://www.religionenlibertad.com/cultura/718417532/martinez-selles-matrimonio-delante-trabajo-felicidad.html

lunes, 12 de septiembre de 2022

El bulling y el anuncio de Colacao

 Cuando yo era pequeña sufrí bulling pero entonces no sabíamos lo que era y no se le daba ninguna importancia. Debe ser hereditario porque mis hijos también lo sufrieron. Creo que la culpa fue mía por enseñarles a ser niños educados y considerados. Así que tuve que ir muchas veces al colegio a quejarme. Recuerdo que una vez me dijeron que la niña que se metía con mi hija, la pobre, tenía muchos problemas. ¿Y nosotros teníamos la culpa?.

Pero fue peor cuando me dijeron que mi hijo más o menos iba provocando. Por ser un lector habitual, supongo y no jugar al fútbol. Lo que llamaban así, que era básicamente empujarse unos a otros. A quién se le ocurre provocar de esa manera. Claro que ahora le hubieran dicho que era transexual. El caso es que siguen sin tomarse en serio el tema los profesores ni los encargados de los colegios. Por eso me ha gustado mucho el anuncio de Colacao. Al fin alguien se ocupa de ello.

viernes, 9 de septiembre de 2022

El filete de ternera no cuesta quince mil litros de agua

 

El filete negacionista de los 15.000 litros de agua

Esto de que nos quieren desposeídos de todo y sometidos a una dieta obligatoria de gusanos, coles y hamburguesas sintéticas parece una broma, pero no. Lo que es broma es lo de que con esto seremos felices. Pero no sólo es que haya unos reptilianos chiflados en Davos o donde sea que se han marcado esto como proyecto, es que hay una pequeña legión de activistas y cibermilicianos dispuestos a acometer la normalización de esta pesadilla no sólo como si fuera algo sensato, sino como si otra cosa que lo suyo fuera inasumible, insostenible y perseguible por tanto. Así de repente casi se convierte en trending topic, y como quien no quiere la cosa miles de personas se quedan con esa idea, la afirmación de que para conseguir un kilo de carne de ternera hacen falta 15.000 litros de agua.

Tratando de clarificar esta afirmación, primero debemos saber que esta idea de cifrar el agua que hace falta para conseguir un kilo de filetes apareció en 2002, al establecerse en el marco de la UNESCO el concepto de “huella hídrica”, como forma de medir la cantidad de agua consumida y contaminada para producir bienes y servicios durante toda la cadena de suministro. Rápidamente el concepto se popularizó y comenzó a hacerse de uso común en todo tipo de trabajos académicos relacionados con la sostenibilidad y la ecología. La huella hídrica se expresa a través de tres tipos distintos de huella señalados con tres colores. Simplificando podríamos decir que en el proceso productivo la huella hídrica azul es la que corresponde al consumo de agua dulce para animales o riego, la huella hídrica gris es la que corresponde al agua utilizada para limpiar y descontaminar y la huella hídrica verde sería la que corresponde al consumo de agua de lluvia.

Lo primero que nos encontramos por tanto es que en la huella hídrica de un kilo de carne vaca casi toda el agua, el 94%, corresponde al agua de lluvia absorbida por los pastos donde pace la vaca y evaporada o derivada por los ríos hasta el mar para volver a completar el ciclo hidrológico. Esto ocurriría con o sin ganado. Si descontamos el agua verde se calcula que se necesitan entre 550-700 litros de agua para producir 1 kg de carne de vacuno (entre agua gris y agua azul), claro que el Instituto Nacional de Investigación Agronómica de Francia (INRA) calcula que sólo se necesitan alrededor de 50 litros de agua «real» (agua azul) para producir 1 kg de carne de vacuno. Por contextualizar podría decirse que la huella hídrica para beberse un zumo de naranja podría alcanzar los 200 litros de agua, los 2.500 litros para fabricar una camiseta o los 17.000 para una tableta de chocolate, pasando por los 125 de una manzana. Naturalmente los cálculos pueden variar mucho dependiendo de las condiciones de dónde procede la carne de vaca, si es un lugar húmedo o seco, o si es una vaca que procede de ganadería extensiva. En definitiva, esto de la huella hídríca es una forma de medir el gasto que puede resultar de lo más engañoso. Pero hay mucho más que debatir todavía.

X

Frente a la idea que se nos transmite de que hay escasez de agua o que consumimos demasiada, lo cierto es que el agua en nuestro planeta primero es muy abundante, el 70% de la superficie del planeta es agua. Lo segundo es que además la cantidad de agua en el planeta es constante. Es lo que cuando en los colegios se estudiaba todos los niños salían conociendo como el ciclo del agua. El agua que bebemos nosotros o las vacas no desaparece, la evacuamos y vuelve a regresar a través de los ríos al mar o a las nubes convertida de nuevo en agua. El agua con que regamos se evapora y vuelve de nuevo a la naturaleza. O vuelve al mar a través de los ríos de donde se evapora y vuelve a llenar los pantanos o a caer sobre los pastos. Al usar el agua no la destruimos. El balance del agua es nulo. No acabamos con el agua del planeta por el consumo. Es imposible. Nos aterrorizan con un dato que es falso.

X

Una vez aclarado que el agua no se acaba ni es escasa, lo que se hace preciso indicar es que si en un lugar hay escasez de agua no es un problema de escasez planetaria de agua sino un problema logístico. El problema en un momento dado puede ser llevar el agua a un sitio concreto en cantidad suficiente, no la escasez general de agua. A partir de aquí es donde la civilización y el progreso abordan el problema de una manera y la izquierda y el ecologismo de otra.

X

Existen dos posibles salidas al problema de cómo igualar el agua que tenemos y el agua que necesitamos. Una solución es elevar la disponibilidad de agua hasta el nivel que necesitamos. Esto es lo que desde los acueductos romanos, los canales, los pantanos y los sistemas de riego ha hecho posible la civilización, la técnica y el progreso. La otra solución es rebajar las necesidades y las posibilidades de progreso al nivel del agua de que disponemos sin hacer nada por disponer de más. Esta apuesta por el estancamiento y el no desarrollo es la forma de solucionar el problema de la izquierda y el ecologismo.

X

Si actualmente vivimos en el planeta todas las personas que vivimos es gracias a que en un momento dado la humanidad no decidió estancarse y adecuar el número de personas a la disponibilidad de pollos o alcachofas, sino crecer y aumentar la producción de pollos y alcachofas. A haberse quedado en el Paleolítico o intentar regresar a él no lo llamemos progreso. Nuestra capacidad para generar recursos ha ridiculizado siempre las expectativas de los maltusianos. Maltus, que hoy sería intelectual de referencia de El País o de Público, pronosticó en 1798, cuando la población mundial no llegaba a los 1.000 millones de personas, la extinción de la raza humana por fata de recursos en 1880. Ahora estamos casi en los 8.000 millones de personas y los humanos podríamos producir muchísima más comida de la que producimos y necesitamos. De hecho la producción alimentaria se encuentra generalmente intervenida, regulada y limitada para evitar la superproducción o el desplome de los precios. No estamos preparados para competir con toda la comida que son capaces de producir en los países en vías de desarrollo. El problema no es producir recursos, el problema es hacer que los recursos lleguen a países en los que están en guerra o hay instaurados regímenes socialistas. El comunismo es la única ideología cuyo fracaso puede competir con la magnitud del fracaso del maltusianismo, lo cual no quiere decir que los comunistas y los maltusianistas hayan desaparecido o incluso hayan hecho un frente común. Lo que escasea de verdad en este planeta a veces no es el agua, la carne o las televisiones de plasma, sino la lógica y el sentido común.

 https://www.españaconfidencial.com/2022/08/30/el-filete-negacionista-de-los-15-000-litros-de-agua/

miércoles, 7 de septiembre de 2022

Ya no sé si quiero tener nietos

Sí que quiero, naturalmente, pero tal como va la educación en España, me está empezando a dar miedo. Por una parte, es evidente que el nivel de conocimientos ha bajado mucho, tanto que algunas asignaturas como la filosofía y la historia prácticamente han desaparecido. Por otra parte, resulta que con la cultura de la cancelación también parte de la literatura va a ser censurada. Ni siquiera las matemátican se salvan, porque ahora resulta que tienen género. Y mejor no hablemos de sexualidad.

Aunque busques un buen colegio, algunos contenidos son inevitables, como los que tienen que ver con el feminismo y el cambio climático. Así que nuestros nietos realmente van a aprender ideología, temas que son opinables. Luego en casa les diremos lo que queramos, pero me temo que hacen más caso a lo que dice la sociedad. La religión por supuesto se limita a la iglesia. Y esos chicos van a ser los futuros médicos, abogados e ingenieros. Menos mal que espero no verlo.

lunes, 5 de septiembre de 2022

Sobre la viabilidad fetal y el aborto

 

En EEUU tratan de hacer leyes abortistas con ciencia que ya era caduca en los años 70

Una ginecóloga y una neonatóloga contra el aborto y el concepto arbitrario de «viabilidad fetal»

La ginecóloga Catherine Stark se convenció de la humanidad del embrión con la ciencia, con embriología - foto del Detroit Catholic
La ginecóloga Catherine Stark se convenció de la humanidad del embrión con la ciencia, con embriología. Foto: 'Detroit Catholic'.

El 24 de junio el Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó que la Constitución no recoge ningún derecho al aborto, y por lo tanto cada estado norteamericano puede legislar respecto al tema. Muchos estados buscan ahora establecer leyes sobre el aborto, algunas muy restrictivas, otras muy poco restrictivas, y otras que juegan con el extraño concepto de "viabilidad fetal".

La sentencia Roe vs Wade que generalizó el aborto en EEUU en 1973 ya hablaba de "viabilidad fetal" sin ningún rigor científico, y en cualquier caso la ciencia a la que se refería hace 50 años ha quedado más que caducada.

Dos veteranas doctoras, una ginecóloga y una neonatóloga, han querido comentar el tema con el Detroit Catholic, ya que en el estado de Michigan se han recogido miles de firmas que pretenden someter a voto una ley en otoño que permita el aborto hasta la edad de "viabilidad fetal", algo que el proyecto no define cuando es ni en qué consiste.

Kathryn Moseley, una pediatra y neonatóloga experta y ya retirada, que además es miembro de Right to Life of Michigan (especializada en denunciar cómo el aborto golpea sobre todo a las mujeres negras pobres) rechaza el valor del concepto "viabilidad".

Kathryn Moseley es una veterana neonatóloga y activista provida de Michigan - foto Daniel Meloy del Detroit Catholic

Kathryn Moseley es una veterana neonatóloga y activista provida de Michigan. Foto de Daniel Meloy en el "Detroit Catholic".

"Antes solía decirse que el límite de viabilidad era las 28 o 29 semanas. Ahora hablamos de 22 o 23 semanas. No debería ser la ciencia quien decide, según la tecnología... no debería ser la tecnología quien diga: 'oh, tú puedes vivir' o 'tú has de morir porque no te puedo cuidar fuera del útero'", protesta Moseley.

Corazón que late, cerebro... ¿un día no es humano y otro sí?

También la ginecóloga Catherine Stark señala el absurdo del concepto. "Puedes ver un corazón latiendo y un cerebro que se desarrolla en la embriología temprana. Fue algo al azar que el Tribunal Supremo estableciera en Roe vs Wade que no había un ser humano digno de protección hasta cierta fecha de viabilidad. ¿El tercer trimestre? Es una frontera que se mueve. No tiene sentido científico decir que un día hay algo que no es un ser humano y al día siguiente ya es un humano digno de protección. No tiene ningún sentido", denuncia.

Stark lleva 25 años en la ginecología y ha visto grandes avances en sus propios días. "Las ecografías han devuelto a muchas personas la humanidad del pequeño niño o embrión; puedes ver desde muy pronto en su desarrollo que es un humano. Y en términos de cuidados prenatales tenemos métodos mucho mejores de atender las complicaciones del embarazo y otros problemas médicos. Cuando examinas los avances que hemos hecho en cirugía fetal, con bebés que sobreviven otros defectos, la cantidad de supervivientes que tenemos de lo que antes se consideraban defectos mortales de nacimiento... ¡es asombroso!".

La ginecóloga Catherine Stark de Michigan - foto Daniel Meloy del Detroit Catholic

La ginecóloga Catherine Stark de Michigan. Foto: Daniel Meloy en "Detroit Catholic".

¿Por qué en Google no se puede ver cómo es un aborto?

Kathryn Moseley quiere llamar la atención sobre lo que llama "el emperador está desnudo" del aborto. ¿Por qué en Internet se pueden ver todo tipo de operaciones reales pero no abortos?, plantea.

"Si me van a hacer una operación de cadera, puedo ir a YouTube o Google y ver una animación abierta de cómo es la cirugía real que va a tener lugar. Pero no puedes encontrar el aborto en ningún sitio. No lo puedes encontrar en Google. No puedes ver cómo a tu bebé por nacer lo van a desgarrar, el van a quitar miembro a miembro, te lo van a arrancar del útero y luego sus partes desmembradas las van a juntar de nuevo, y si falta alguna, volverán a buscar para quitarla", detalla.

La doctora Moseley denuncia también que los pro-abortos deshumanizan al ser humano en su fase prenatal llamándole "óvulo fertilizado, embrión, feto o montón de células". En realidad, todo son etapas en la vida de un individuo humano, igual que "niño, bebé, adolescente o joven adulto son etapas. Ser embrión no te hace menos humano que ser un lactante. Algunos bebés dirías que parecen poco humanos por cómo se comportan. Pero tenga 95 años o 5 días, sigo siendo yo".

El truco de los casos extremos (que no son aborto)

Algunas leyes abortistas pretenden confundir a la gente con casos extremos, pero como ginecóloga Stark quiere poner las cosas en contexto.

"Un embarazo ectópico, cuando el feto o embrión se implantan en las trompas de Falopio o fuera del útero, suele ser una situación muy peligrosa tanto para la madre como para el niño, y debe tratarse para salvar la vida de la madre", detalla Stark. "Pero tratar eso no se considera un aborto. Todo el mundo está de acuerdo en salvar la vida de la madre. Y las condiciones médicas pre-existentes que pongan en peligro la vida de la madre son muy raras", detalla.

(Muchas leyes, como la española de 1985 y también la actual, usan el concepto "riesgo para la salud de la madre" como un coladero que permite cualquier aborto con la excusa de "riesgo para la salud psíquica o emocional": el embarazo "deprime" a la mujer, y por eso se permite cualquier aborto).

Con la ciencia, y la experiencia, entendieron la realidad

Tanto Moseley como Stark entienden que pueda haber sanitarios ignorantes que no se hayan parado a pensar estos temas básicos. También ellas tuvieron una época en su juventud que apenas le prestaban atención a la ciencia real que hay en la defensa de la vida.

La doctora Moseley quedó transformada cuando hacía prácticas en neonatología, joven, en un hospital. Llegó una mujer con un aborto natural de gemelos, de 14 semanas. Ella antes pensaba que una pérdida así "no era para tanto". "Pero ahí teníamos esos bebés, vivos, pero no viables. Tenían latido. Los padres no querían acoger sus hijos de aborto natural, así que les llevamos a la unidad neonatal de cuidado intensivo, les mantuvimos calientes hasta que murieron. Yo sostuve a esos gemelos de 14 semanas y me di cuenta de que eran bebés y no deberíamos estar matándolos". Como especialista neonatal, Moseley se implicó cada vez más en defender a los bebés y sus madres.

A Catherine Stark le pasó algo similar. Su familia era católica y provida y le habían enseñado que hay que defender la vida en todas sus etapas, pero nunca había reflexionado mucho sobre ello. Lo que la convenció fue la ciencia pura y dura, la embriología que estudió en su universidad estatal.

"Estudié embriología humana, vi como el ser humano se desarrolla desde la concepción, como cambiamos constantemente y nos desarrollamos en distintas edades. Me convenció de la humanidad del niño por nacer", explica Stark. Y sus 25 años de ginecóloga con embarazadas u bebés han reforzado toda esa evidencia científica.

Por último, Stark quiere criticar las excusas sociales a favor del aborto del tipo "la mujer lo necesita para no hundirse en la miseria o el oprobio".

"Los derechos de las mujeres han recorrido una larga senda desde 1973", dice refiriéndose a la caduca época de Roe vs Wade. "Tener niños ya no destruirá la carrera de una mujer. Yo tuve 4 hijos antes de ir a la escuela médica. Tener niños no me quitó la posibilidad de seguir una carrera. Tampoco va a limitar su educación. Como provida debemos trabajar por la capacidad de las mujeres de tener una vida plena, no podemos [la sociedad] lanzar a la mujer a la pobreza por tener hijos, necesitan ver el valor de traer una nueva vida al mundo. Como sociedad debemos apreciarlo y construir una ética de toda vida", propone.

 https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/532947761/ginecologa-neonatologa-contra-aborto-concepto-arbitrario-viabilidad-fetal.html

viernes, 2 de septiembre de 2022

Propósitos

 Empieza el curso y toca pensar qué vamos a hacer este año. Esta vez creo que voy a descansar de esforzarme tanto con el alemán y el francés y voy a volver al inglés, que lo tengo más interiorizado. Así que pediré plaza en tercero o cuarto a ver si hay suerte. En cuanto a la gimnasia, el año pasado no conseguí plaza pero lo intentaré otra vez y si no tendré que buscar otro sitio, porque está visto que el propósito de andar más no me funciona. 

Por lo demás, sigo con la osteopatía y la psicoterapia. Tengo intención de hacer un pequeño viaje este mes para despedirme de las vacaciones. Terminé el blog de expresiones coloquiales del español y sigo buscando información para éste. Mis hijos de momento siguen en casa, salvo la mayor que continúa en Alemania de momento. Tenemos pendientes un par de mudanzas de la casa de la abuela. Y cuidando al gatito y las plantas, que nos dan bastante trabajo. En fin, vuelta a la rutina.

Nuestros jóvenes

 Me preocupan mucho los jóvenes. Desde hace ya varias décadas les están metiendo en la cabeza ideologías que chocan con la ciencia y el sent...