El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

viernes, 29 de julio de 2022

Matrimonio forzado islámico

Shirin Musa denuncia cómo el feminismo «mira para otro lado» ante el matrimonio forzado islámico

Shirin Musa.
La activista Shirin Musa denuncia el silencio cómplice del feminismo ante costumbres de la cultura islámica como el matrimonio forzoso.

ReL

Hace escasas semanas, los principales medios de comunicación se hicieron eco de los 59 casos de matrimonios forzados en Cataluña ocurridos en los últimos cuatro años. Se trata de una práctica especialmente extendida en países de mayoría islámica y que cobran cada vez un mayor peso en países y ciudades occidentales europeas, como es el caso de Holanda.

Esta "costumbre", que fundamentalmente obliga a niñas menores de edad a contraer matrimonio con adultos, se encuentra implantada especialmente en el África subsahariana -donde cerca del 40% de mujeres jóvenes se casaron antes de los 18 años- y Asia, continente donde la cifra asciende al 30%.

Por países, aquellos en los que más mujeres de 20 a 24  años se casaron antes de los 15 años son Chad (30%), República Centroafricana (29%), Níger (28%), Bangladesh (22%) y Guinea (19%); y los países en los que se han casado antes de los 18 años son Níger (76%), República Centroafricana (68%), Chad (67%), Bangladesh (59%) y Mali (52%).

Como ya publicamos en Religión en Libertad, ONU Mujeres alertó en 2019 del cómputo total de niñas y adolescentes obligadas a casarse en el mundo: cada día, 34.500 niñas contraen matrimonio antes de cumplir los 18 años y actualmente se estima que un total de 650 millones de mujeres de todo el mundo fueron casadas cuando eran niñas, según UNICEF. 

No son pocos los casos en los que, cuando las menores obligadas a casarse desean retomar su vida y tratan de separarse, son brutalmente asesinadas. Uno de los últimos casos que más repercusión tuvieron en la prensa tuvo lugar el pasado 20 de mayo, cuando las hermanas Urooj y Anisa Abbas, pakistaníes residentes en España, fueron asesinadas con tan solo 21 y 24 años cuando se disponían a tomar esta decisión.

No solo en el Tercer Mundo: también sucede en el corazón de Europa

Entrevistada por Libertad Digital, la activista pakistaní Shirin Musa ha contado una historia, la suya, que es reveladora de esta realidad. También la ha denunciado.

En su caso, esta pakistaní ya tenía concertado el matrimonio con su primo nada más nacer, pero fue "lo suficientemente fuerte para decir que no". También tuvo suerte, pues su familia acabó trasladándose a Holanda cuando ella tenía 6 meses de vida.

Lo que no esperaba era que, superado su Calvario, se encontraría con la misma situación en el corazón de Europa.

"Tengo amigas en Holanda, de mi mismo entorno, que su familia tenía la misma esperanza y muchas de ellas se casaron con las personas que su familia quería", comenta.

En el caso de Europa, y también de España, estos casos se contabilizan únicamente cuando la mujer afectada los denuncia, por eso las cifras son especialmente difíciles de considerar con exactitud.

"Es muy difícil tener los números. Estas cosas suceden dentro de las familias y muchas chicas no se atreven a denunciarlo. No solamente es un matrimonio contra tu voluntad, también si tú quieres separarte y no te dejan. Entonces estás en una situación de cautiverio marital", destaca Shirin.

En España es representativo el caso de Cataluña, donde aún con estas dificultades, se han podido detectar casi seis decenas de enlaces forzosos en los últimos cuatro años.  

El feminismo cómplice del "relativismo cultural"

La que estuvo cerca de ser una víctima más del cautiverio marital islamista es cada vez más consciente de un silencio atronador.

Gran parte del feminismo, dice, prefiere "mirar para otro lado": "Sólo defienden derechos -digamos- de las mujeres autóctonas. Otras feministas están muy obsesionadas con el velo, nos quieren quitar el velo y piensan que eso es lo más importante. Pero hay temas mucho más importantes, como el matrimonio forzado o la mutilación genital".

"De eso se tendría que hablar más. Si no hablas con nosotras, si no defiendes nuestros derechos, también estás incurriendo en una exclusión. Ahora se habla mucho de inclusión, pero si sólo criticas racismo o xenofobia, y no entiendes lo que está sucediendo dentro de nuestras comunidades... Si no defiendes los derechos y libertades de las mujeres dentro de las comunidades inmigrantes, no estás siendo inclusivo", insiste.

En este sentido, la misma activista pakistaní reclama como alternativa que los inmigrantes de segunda o tercera generación deben "hablar bien el idioma para entrar en el mercado de trabajo, estar al corriente de cuáles son las leyes y saber cuáles son las consecuencias si violan los derechos de las mujeres".

"Tenemos que evitar que estén en una burbuja dentro de su propia comunidad y que no tengan suficientes contactos con el resto de la sociedad. Lo que no podemos tolerar nunca es ese relativismo cultural extremo", concluye: "Saber que sucede este tipo de violencia dentro de las comunidades inmigrantes y mirar para otro lado porque creemos que forma parte de su cultura".

Puedes esuchar aquí la entrevista completa de Libertad Digital a Shirin Musa. 

https://www.religionenlibertad.com/polemicas/523191314/shirin-musa-feminismo-mira-otro-lado-matrimonio-forzado.html

 

martes, 26 de julio de 2022

Minions. El origen de Gru, y la monja malvada

 He visto las dos primeras películas de Gru, mi villano favorito, y me gustaron. Tienen un enfoque muy original. Pero no voy a ver la tercera. La razón es que entre los villanos aparece una monja malvada, con una gran cruz en el pecho, por si quedaba alguna duda.

Las monjas misioneras llegan a lugares del mundo donde nadie quiere ir, a los más pobres entre los pobres, los más enfermos, los lugares más peligrosas. Ahí donde no van ni los médicos sin fronteras puedes encontrar siempre alguna religiosa jugándose la vida a cambio de nada. Además, renuncian a toda remuneración, a tener una vida propia y una familia, y por supuesto a la fama. Todo esto para que un graciosillo guionista de películas animadas decida ponerla de villana.

Porque, claro, es mucho más fácil y rentable, hacer una película, que atreverse a ir a los lugares donde no llega nadie a ver cómo viven sin luz eléctrica ni agua corriente, ni medicinas, ni una alimentación equilibrada, dedicándose en cuerpo y alma a atender a los necesitados. A los más sucios y desesperados, a los enfermos mentales y leprosos, a los que este mundo hace tiempo que ha olvidado y deshauciado, y además en medio de guerras y conflictos sin solución. Pero eso no vende como meterse con los cristianos.

A propósito de los méritos de la Iglesia no es perdáis esto: https://www.religionenlibertad.com/blog/131497638/Pedir-perdon-por-culpa-ajena.html

lunes, 25 de julio de 2022

Mi nuevo blog ya está en marcha

 Expresiones coloquiales del español. Espero que os guste. Tiene información muy interesante. Besos

Estoy rellenando conco posts al día. Ya van diez.

El cambio climatico y los amos del cotarro

 

La más reciente ola de calor (o más bien olita) que padecimos a mediados de junio volvió a servir como excusa para que los medios de cretinización de masas abundaran en sus histéricos alarmismos y para que todos los mamporreros del negocio climático nos machacaran con la matraca del calentamiento global. Por supuesto, mientras arreciaba el pedrisco propagandístico, casi nadie se atrevió a recordar que estas olas de calor son fenómenos meteorológicos locales que nada tienen que ver con el llamado ‘cambio climático’; y fenómenos, por cierto, recurrentes que cualquier persona que no posea la memoria de una ameba ha padecido decenas de veces en su vida. Todavía recuerdo que, siendo niño, en cierta ocasión en que los termómetros alcanzaron los cuarenta y cinco grados, mi abuelo me soltó, viéndome hacer dengues y pamemas por el sofoco: «Esto no es nada. Para calores, los que había cuando yo era joven».

Ignoramos si, como dicen los apóstoles del ‘cambio climático’, la «acción del hombre» afecta al clima (extremo que, por cierto, ellos también ignoran). Pero, con independencia de que exista tal relación directa, consideramos que el hombre debe ejercer un ‘dominio justo’ sobre la naturaleza que no puede fundarse en un crecimiento indefinido de la economía. Y, desde luego, defendemos una economía basada en el reparto de la propiedad, en el consumo de ‘proximidad’ y en una tecnología al servicio del hombre que potencie sus capacidades sin multiplicar sus (falsas) necesidades. No sólo por motivos ecológicos, sino también antropológicos; pues sólo una economía así salvará, además del planeta, nuestras almas.

Pero esta inquietud por el planeta y por las almas es muy diversa a la que mueve a los apóstoles del ‘cambio climático’, para quienes el planeta se ha erigido en nuevo dios; y para quienes, por el contrario, las almas (como los cuerpos que las portan) constituyen una suerte de plaga maléfica que debe ser reducida. Resulta, en verdad, llamativo que todos los apóstoles del ‘cambio climático’ anhelen –aunque no siempre lo expongan crudamente– una reducción drástica de la población mundial; y que todas las medidas que proponen para combatirlo la presupongan. Pues es evidente que, para poder prescindir de los combustibles fósiles y sustituirlos por otras energías más caras e ineficientes, o para poder prohibir la ganadería intensiva, hace falta deshacerse de una parte de la población (aunque, mientras se deshacen de ella, la alimenten con gusanos y la exhortan a moverse en patinete eléctrico).

El hombre debe ejercer un ‘dominio justo’ sobre la naturaleza que no puede fundarse en un crecimiento indefinido de la economía

Chesterton observó, hace ya un siglo, que capitalismo y antinatalismo eran el anverso y el reverso de una misma moneda. Una intuición que luego Hayek formularía más brutalmente, reconociendo que las únicas reglas morales que acepta el capitalismo son las que llevan al ‘cálculo de vidas’. ¿Cómo explicar que los apóstoles del ‘cambio climático’ asuman este mismo objetivo de calcular las vidas que el capitalismo más desmelenado y globalizante? ¿No será porque su fin es el mismo, por más que se disfrace de coartadas ecologistas? ‘Calcular vidas’, desprendiéndonos de aquellas que molestan, o encareciendo tanto los productos básicos –gasolina o carne–que su vida esté abocada a la pobreza, es una solución propia de villanos. La solución para una economía sana no consiste en ‘calcular’ vidas, sino en ‘medirlas’; del mismo modo que la solución para una antropología sana es que el hombre sea ‘comedido’, no ‘calculador’. No se trata de que mueran otros para que el cálculo de vidas cuadre; se trata de que vivamos todos con la conciencia de unas medidas, de unos límites no sólo materiales, sino también morales (y sobre la necesidad de los límites ya hemos escrito en un artículo anterior).

A la postre, descubrimos que todos los histéricos alarmismos que promueven los apóstoles del ‘cambio climático’, a partir de excusas tan endebles como una ola u olita de calor, no son sino aplicaciones oportunistas de lo que se conoce como ‘doctrina del shock’. ¿Y qué pretende esta ‘doctrina del shock’? Aprovecharse del impacto causado por una calamidad (por pequeña o fútil o pasajera que sea) en la psicología de las masas para mantenerlas en un constante estado de miedo colectivo, para que los intereses de los amos del cotarro aparezcan ante sus ojos como el único remedio salvador. Un sofisticado instrumento de ingeniería social, en fin, cuyo fin último es conseguir que aceptemos una vida de perros, sin trabajo digno, sin familia ni propiedad, mientras los precios de la energía, los combustibles y los alimentos más básicos crecen exponencialmente, para garantizar la acumulación plutocrática que exigen los amos del cotarro. Que son quienes, a la postre, pagan a los apóstoles del ‘cambio climático’.

 https://www.lasprovincias.es/xlsemanal/firmas/juan-manuel-de-prada/cambio-climatico-y-amos-del-cotarro.html


viernes, 22 de julio de 2022

La represión comunista en Cuba

Los cristianos de Cuba reclaman al mundo más que «mensajes de impunidad» ante la represión comunista

Miles de personas protestan en Cuba el 11 de julio de 2021.
A un año de las protestas masivas en Cuba contra el gobierno comunista, los cristianos advierten: "No va a haber impunidad a la represión que ha desatado contra el pueblo".

Este 11 de julio se cumple un año de las manifestaciones masivas en Cuba contra el gobierno comunista, exigiendo mejoras en las condiciones sociales y económicas de los habitantes de la isla.

La respuesta del Gobierno de Miguel Díaz-Canel no fue otra que la represión y la detención de miles de personas. La Conferencia Cubana de Religiosos ha denunciado a Ecclesia que cientos de ellos siguen todavía en prisión. El juicio por este "crimen" es solo una entelequia en la que cada vez menos presos confían.

Un año después de las protestas, los movimientos cristianos de la isla reclaman al régimen libertad. También para los presos políticos: "Es hora de que se escuche el reclamo de los cubanos".

Eduardo Cardet, coordinador del Movimiento Cristiano de Liberación es uno de las voces cristianas que más se están haciendo oír en este primer aniversario. "Continuamos demandando libertad para todos los presos políticos y de conciencia”, expresó Cardet en un comunicado. Asimismo, ha pedido la liberación de uno de los integrantes del movimiento cristiano, Yandier García, encarcelado el 6 de octubre de 2020 y condenado a cinco años de prisión.

En la nota, el coordinador del Movimiento Cristiano Liberación recordaba que el 11 de julio de 2021, miles de cubanos salieron en diferentes ciudades de la isla para exigir libertad, en lo que fue la mayor protesta masiva en sesenta años de régimen comunista.

Así fueron las protestas del 11 de julio de 2021 en Cuba.

Díaz-Canel respondió con encarcelamientos masivos, y los días siguientes a las protestas agentes del régimen ingresaron a las casas para detener a cualquiera que hubiese compartido imágenes de las manifestaciones en las redes sociales, incluyendo a jóvenes menores de edad.

La Conferencia Cubana de Religiosas y Religiosos también ha expresado su repulsa a las actuaciones gubernamentales, denunciando que 700 personas siguen todavía en prisión, de las cuales "existe un número de detenidos a los cuales aún no se les ha celebrado juicio".

Por su parte, en un video compartido por la Organización Demócrata Cristiana de América, el portavoz del movimiento, Regis Iglesias, dijo que es momento de que “se le envíe un mensaje al régimen cubano de que no va a haber impunidad a la represión que ha desatado contra el pueblo”.

Regis Iglesias Ramírez, portavoz del Movimiento Cristiano de Liberación y uno de los 75 presos de conciencia de la Primavera Negra de 2003, dijo que el 11 de julio de 2021 "el pueblo cubano dio su veredicto" y "demostró sus ansias de querer ser un pueblo libre y de constituir una nueva república donde todos tengamos derechos".

Ramírez denunció que, lejos de escuchar las demandas sociales, la respuesta del gobierno "ha sido la represión, el encarcelamiento de las personas", incluyendo "a muchos menores de edad".

Sin embargo, se ha lamentado de que "la respuesta del mundo ante este reclamo" haya sido únicamente "la de mandar un mensaje de impunidad al régimen".

"Está bien que se hagan declaraciones condenando las acciones violentas del régimen comunista de Cuba, pero es hora ya de que se escuche el reclamo de muchos cubanos, que se le envíe un mensaje al régimen cubano de que no va a haber impunidad a la represión que ha desatado contra el pueblo", sentenció.

"El mundo tiene que mandar un mensaje de solidaridad al pueblo de Cuba y comenzar a aislar el régimen cubano, a sus representantes, a sus instituciones, que representan lo más obtuso, lo más criminal de régimen", concluyó.

 https://www.religionenlibertad.com/america_latina/81946250/cristianos-cuba-reclaman-mas-mensajes-impunidad-represion-comunista.html

miércoles, 20 de julio de 2022

Novedades

Han pasado ya seis meses de la muerte de mi suegra. Mi hija mayor lo dejó con el novio y se vuelve a España; así que por una parte de lo siento y por otra me alegro mucho. El chico sigue sin tener un trabajo fijo. El novio de la pequeña se viene a vivir a Madrid después del verano. Mi marido se va a jubilar en un año y medio, si Dios quiere. Y yo he terminado las clases de alemán por este año y el próximo seguramente me volveré a inglés. El gatito está bien.

La vida sigue. Hemos estado viendo muchos pisos porque mi hija mayor quiere comprar uno. También hemos estado vaciando el piso de mi suegra. Lo que recogemos en cajas queda para los chicos porque a nosotros en casa no nos cabe ya nada. Tenemos pendiente una mudanza para los muebles grandes. Sigo con osteopatía y la psicóloga, pero este año no me he apuntado a gimnasia, porque no había plazas. El próximo curso espero poder hacer algo más de ejercicio. 

Algunos habéis visto que tengo un nuevo blog: expresiones populares del español. Está todavía en preparación y espero tenerlo listo para septiembre.

lunes, 18 de julio de 2022

Pro eutanasia hasta que tuvo cáncer

 

El pasado lunes, la familia de Fabio Ridolfi, de 46 años, comunicó su muerte. Tetrapléjico desde los 18 años, desde hacía tiempo quería acabar con su vida y abogaba en Italia por la eutanasia y el suicidio asistido. Finalmente acudió a un recurso legal basado en una ley de 2018 que considera la alimentación e hidratación asistidas como una terapia, la cual puede por tanto ser rechazada por el paciente, aunque le conduzca a la muerte al cabo de unos días. La cual puede afrontar solicitando una sedación profunda para evitar los dolores de la inanición y la deshidratación. Es lo que hizo Fabio.

Su caso ha servido como bandera a los grupos pro-eutanasia, pero desde ámbitos provida se ha recordado en estos días el caso de Sylvie Ménard. Parisina afincada en Milán, donde desde 1969 ha trabajado en el Instituto Nacional de los Tumores, es una de las oncólogas más prestigiosas del país, ahora ya jubilada.  En la estela de su maestro, el oncólogo Umberto Veronesi (1925-2016, ministro de Sanidad en 2000-2001 con Giuliano Amato), Sylvie era activista pro-eutanasia hasta que, al ser ella misma diagnosticada de cáncer en 2005, cambió radicalmente su punto de vista.

"Yo pensaba que si el cuerpo ya no funciona, o peor aún, la cabeza ya no está perfectamente sana, eso no es vida: mucho mejor acortar enseguida el sufrimiento", explica. Pero su perspectiva dio un vuelco cuando le encontraron un cáncer de médula ósea incurable y le dieron una esperanza de vida muy corta: "Ahí te das cuenta de que todas las certezas que tenías como persona sana, como persona enferma ya no funcionan, porque ahora sabes las cosas, no las teorizas".

Empezó a luchar por el derecho al tratamiento, más que por el derecho "a la muerte digna". En 2009 escribió un libro de gran éxito, Se puede curar. Mi historia como oncóloga enferma de cáncer. Y hasta hoy no ha dejado intervenir públicamente en este debate, como hizo en octubre pasado en una entrevista de Lucia Bellaspiga en Avvenire:

-La historia nos enseña que la narrativa "falaz" puede llevar a la opinión pública y a las propias clases dirigentes a encontrar como "normales" derivas que, en cambio, son aterradoras.

-El hecho es que la comunicación de los enfermos con los sanos es casi imposible, porque mientras uno esté sano y posiblemente joven, bello y rico, no puede comprender ni remotamente lo que es la enfermedad, la niega hasta en el pensamiento. El deseo de la eutanasia es en realidad un intento de decirle al destino "no me cojas a mí porque no lo soportaría". El miedo a la enfermedad y al sufrimiento, sin haberlo vivido nunca, es la tentación de los sanos, pero cuando estás en ella te das cuenta de que no es cierto que la vida sea invivible, siempre y cuando haya un sistema de cuidados a tu alrededor que te lleve de la mano y te dé todo lo que necesitas, tanto física como psicológicamente.

-¿Usted lo ha experimentado directamente?

-Antes de recibir el trasplante de médula ósea tuve que someterme a altas dosis de quimioterapia que me destruyeron, mi cerebro estaba nublado, ya no podía ni siquiera leer un libro o escuchar música, pero ese periodo fue perfectamente soportable y lo superé porque estuve bien atendida por profesionales que respondieron a todas mis necesidades.

»Sin embargo, antes de la enfermedad, habría rechazado ese futuro, solía decir que si tienes que depender de los demás, la vida ya no merece la pena. Merece la pena, siempre y cuando la sociedad no te haga sentir como una carga y todo se haga con gracia y humanidad.

 

-También porque hay personas que nacen así...

-Por supuesto, y desde el momento en que decimos "esta vida tuya es imposible, así que se puede acabar con ella", estaríamos diciendo a todos los frágiles que su existencia es inútil, que nos cuestan y que en lugar de gastar para mejorar su situación es mejor darles una alternativa rápida, es decir, la eutanasia. Yo, que como médico alzo la voz cada vez que veo un tratamiento erróneo y exijo que el enfermo se maneje lo mejor posible, me vería claramente silenciada: es mucho más difícil garantizar a todo el mundo el derecho a la asistencia que ponerle una inyección letal. Esto me asusta mucho.

-La definición de "suicidio asistido", en cambio, sugiere una elección voluntaria, un derecho.

-El suicidio real se considera una enfermedad mental, hasta el punto de que quienes no consiguen quitarse la vida son tratados en pabellones psiquiátricos. Todas estas personas tienen algo en común, la desesperación: para tirarse desde un sexto piso o pegarse un tiro, está claro que se está desesperado, como desesperado puede estar el enfermo que no ve una salida. ¿Por qué, entonces, tratamos a los primeros como enfermos psicológicos, mientras que a los segundos debemos darles un empujón para que "salten"? Entonces también deberíamos ayudar a alguien que quiere tirarse de un puente: ¿por qué lo retenemos? ¿Por qué se considera más grave la desesperación del enfermo que la de quien ha perdido un hijo o está endeudado, o simplemente está deprimido?

Como el sargento Greg Bogert en el puente de Nueva Jersey con un hombre desesperado, todos los años decenas de policías, bomberos, personal sanitario u otros se juegan la vida por impedir que se suiciden personas que, según la contradictoria ideología dominante, tienen derecho a ser asistidas si quieren suicidarse.

-Cuidado, que no estamos lejos: si se aprobara la eutanasia para los enfermos, pronto llegaríamos a la eutanasia de los deprimidos, como ya ocurre en algunos países.

-Sin duda. Luego llegaríamos a considerar vidas "indignas" los enfermos de Alzheimer, luego los bebés con enfermedades o malformaciones y así hacia adelante; pero ¿dónde está la ruptura, el límite entre la persona a la que debemos "ayudar a morir" y la que si se ahorca la consideramos una locura y tratamos de salvarla?

-La batalla por la eutanasia, la razón de vivir de ciertos rostros de la política, elige casos extremos y los propone como cotidianos. El doloroso caso de DJ Fabo [murió por suicidio asistido en Suiza en 2017] lo dice todo.

-Son personas utilizadas por los medios de comunicación. Cualquiera de nosotros, incluso paralizado como Fabo, puede llegar a la muerte sin esperar que un médico lo mate: basta con negarse a comer y beber, y en cinco o seis días se muere, naturalmente sedado para no sufrir. La sedación es un derecho y no se le niega a nadie, no es eutanasia, solo anestesia y es utilizada por ley por la medicina paliativa con gran humanidad.

»Lo he dicho muchas veces en los debates televisivos sobre DJ Fabo, pero la respuesta de los adalides de la eutanasia es que habría tardado demasiado, que seis días era demasiado tiempo: una clara mentira, la batalla mediática que terminó llevando a Fabo a Suiza duró meses y meses. Si ese chico hubiera muerto de forma natural y sedado, como ocurre en otros casos, los que le rodean no habrían conseguido ruido alguno.

(...)

 https://www.religionenlibertad.com/personajes/566477647/sylvie-menard-famosa-oncologa-enferma-cancer-eutanasis-fin-civilizacion.html

viernes, 15 de julio de 2022

El lider moral de este mundo

  |

El ministro español de la Presidencia, Félix Bolaños, ha dicho, después de ver al Papa en audiencia, que Francisco “es una figura que trasciende de la Iglesia católica”, como contamos en estas mismas páginas, y uno tiene la desagradable impresión de que el socialista ha dado con una de las claves más preocupantes de este pontificado.

La sensación es la de que, si el Papa ha leído las declaraciones de Bolaños en este sentido, quizá haya sonreído complacido.

Porque desde estas páginas no tenemos la más remota pretensión de saber por qué Francisco hace lo que hace o dice lo que dice. Pero seríamos ciegos e infieles a nuestra vocación si no contáramos lo que parece, lo que se ve, lo que entiende el mundo, a través de los medios de comunicación, de lo que quiere Francisco. Y lo que se ve desde fuera es exactamente eso: una figura que va más allá de la Iglesia católica, que está especialmente interesado en asuntos ajenos al núcleo, al menos, de lo que constituye la Iglesia y su misión en el mundo.

Por supuesto, ningún Papa puede “transcender” más allá de la Iglesia católica; la Iglesia es portadora de un mensaje que incluye al mundo, a la actualidad, a lo que pasa aquí y ahora; en definitiva, que es mucho más grande que el mundo. En ese sentido, hablar de transcender a la Iglesia es como pretender tener un visión más amplia de la casa metiéndose en un armario.

Pero las palabras de Bolaños tocan un nervio, apuntan algo perfectamente visible, insistentemente visible, algo que no puede apartar a un lado como una impresión provisional, puntual, de los inicios de un pontificado, una señal que puede ser mal interpretada y que no tiene continuación. No, el Papa Francisco ha dado pruebas continuas y consistentes de obrar como si gobernar la Iglesia le supiera a poco.

Las señales están por todas partes. Podríamos citar su constante, machacona aparición en los medios seculares y la voluntad evidente de su equipo de comunicación de presentarle como un ‘lider moral’ del mundo más que como el Vicario de Cristo (un título, por cierto, que ha escamoteado discretamente en el anuario pontificio). O su estrecha colaboración con la ONU y cuantas organizaciones supranacionales se han cruzado en su camino. O su insistencia en un ‘pacto de fraternidad entre las religiones’ que realidades como el martirio continuado en Nigeria y otros lugares vuelve papel mojado. A ello ha dedicado una encíclica, Fratelli tutti, además del citado acuerdo de Abu Dabi.

Por lo demás, los temas más recurrentes en sus mensajes al mundo son solo tangencialmente importantes para nuestra fe, desde su insistencia en la inmigración masiva hacia Europa a ese dogma secular del Cambio Climático al que ha dedicado toda una encíclica, Laudato Sì.

También su semicríptica batalla contra los ‘católicos rígidos’, el último de los problemas que aquejan a la Iglesia para un observador externo, se entiende mejor como un urgir a los católicos a abandonar sus prácticas específicas, aquello en lo que, al menos exteriormente, nos pueda identificar como algo diferente del resto del mundo.

Sea como fuere, nada de esto va a durar, necesariamente. En la Iglesia se puede pecar de ultrapapista, pero no demasiado tiempo, porque los Papas vienen y van, y ya hemos tenido más de un centenar, y el que viene no tiene obligación alguna con las obsesiones y estilo del anterior, por más que el Papa presente trate de perpetuarse nombrando cardenales a su imagen y semejanza.

 https://infovaticana.com/2022/06/14/el-lider-moral-de-este-mundo/?fbclid=IwAR23w2ugp9LVDfT6IzAdv1WJ6izsciQvphAq_siJ7Pf8ZZreXzEnceee-sk

miércoles, 13 de julio de 2022

Qué duro es el amor. La película

 He visto una película de Netflix que parece la típica del género romántico, pero es algo más. Trata sobre una pareja que se conoce por una aplicación on line, pero al final no resulta ser lo que esperaban. Yo no confío nada en esa clase de páginas, aunque sé que hay un porcentaje ínfimo, pero lo hay, que acaba encontrando pareja por ese medio. Antes tienen que besar a muchos sapos y sapas. De hecho creo que nadie piensa que se busquen relaciones serias en internet. 

Pero la película tiene un giro inesperado cuando la protagonista deja de mirar las apariencias que tanto le atraían al principio y empieza a ver la realidad, y descubre que le gusta. Realmente, las personas atractivas física y mentalmente no son mayoritarias. La mayoría somos del montón y a mucha honra. Pero lo cierto es que no sólo los números uno encuentran pareja, tienen éxito y son felices. Afortunadamente, los demás también tenemos oportunidades en la vida que hay que saber aprovechar. Una película muy recomendable.

lunes, 11 de julio de 2022

En nombre de Miguel Ángel Blanco

 

Ortega Lara: ‘Los asesinos gobiernan España de manera cada vez menos disimulada’

José Antonio Ortega Lara leyendo el manifiesto
José Antonio Ortega Lara leyendo el manifiesto. Europa Press

José Antonio Ortega Lara, fundador de VOX y secuestrado durante 532 días por la banda terrorista ETA, y la vicepresidenta de la Fundación Villacisneros y miembro de NEOS, María San Gil, han denunciado la nueva ley de «memoria democrática» dictada por Bildu, en la concentración en la Plaza de las Cortes de Madrid, frente al Congreso de los Diputados, por el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de la banda terrorista ETA.

Así, ha cargado contra el falso homenaje que se va a celebrar el próximo domingo en Ermua de «quienes acaban de acordar la nueva ley de ‘memoria democrática’ con ETA» y que «constituye un desprecio y una afrenta a la nación, a la verdad, a la dignidad de las víctimas y a la inteligencia de los españoles, inaceptable e intolerable».

«El legado de Miguel Ángel Blanco y su profundo significado de rebelión cívica, de «basta ya», no se puede convertir en el relato para blanquear una estrategia perversa de un Gobierno y de un proceso, sino para recordar el valor y el coraje que protagonizaron quienes se enfrentaron a ETA y al miedo propio de un asfixiante ambiente nacionalista de quienes supieron defender España y sus instituciones, empezando por la Constitución y Dignidad», ha aseverado María San Gil.

Asimismo, ha dejado claro que el legado de Miguel Ángel Blanco y de José Antonio Ortega Lara «representa varios principios y valores imprescindibles en democracia que se resumen en tres palabras: verdad, libertad y dignidad«.

San Gil ha evitado pronunciarse sobre la ausencia de miembros del Partido Popular al acto: «Eso habrá que preguntárselo a ellos».

Además, ha recalcado que en España se han hecho muchas cosas mal para que muchos jóvenes no conozcan a día de hoy a Miguel Ángel Blanco: «Hemos abandonado los principios y los valores, y nos hemos olvidado en muchas ocasiones de explicar a las siguientes generaciones lo que ha supuesto la sangrienta historia de ETA«.

«Hemos hecho mal en no contarlo, y este acto lo que hace es reavivar la memoria de aquellos que la tengan dormida», ha añadido.

Del mismo modo, José Antonio Ortega Lara, ha asegurado que los asesinos «gobiernan España de manera cada vez menos disimulada y se preparan para el asalto al Gobierno del País Vasco a la luz del día».

«Las manos blancas, que se convirtieron en un símbolo de paz y resistencia ante el chantaje del terror, han sido reemplazadas hoy por unas manos rojas, ensangrentadas, que han logrado hacerse con el poder, de momento», ha añadido.

Por su parte, el exministro del Interior e impulsor de NEOS, Jaime Mayor Oreja, ha destacado que este pacto del Ejecutivo de Sánchez con Bildu, significa algo gravísimo «para el futuro, más que para el presente»: «Es una advertencia de este frente popular que nos gobierna que no tendrá límites, que seguirán por el camino de la ruptura porque eso es lo que escenifican en Ermua Urkullu y Sánchez».

A la pregunta de un periodista sobre la presencia de VOX y la ausencia del Partido Popular en el acto, Jaime Mayor Oreja no se ha mojado y ha asegurado que «en NEOS no estamos en política» pero que los políticos vienen «en función de sus convicciones».

 https://gaceta.es/espana/ortega-lara-los-asesinos-gobiernan-espana-de-manera-cada-vez-menos-disimulada-20220708-1510/

viernes, 8 de julio de 2022

Feminismo radical

 Hace tiempo que algunos pretenden acabar con la familia como pilar de la sociedad y lo están consiguiendo. Empezaron con el divorcio, el aborto, la ideología de género y ahora la eutanasia. Pero todo eso se aglutina dentro del feminismo radical cuyo ejemplo más claro es Irene Montero. Una mujer que precisamente llegó a su posición social gracias a su relación con un hombre influyente. No es precisamente el ejemplo que yo daría a mis hijas. 

Mis hijas que, por cierto son ingenieras las dos y no han tenido el menor problema con ello. Como yo en su día tampoco hubiera tenido ningún inconveniente si hubiera querido estudiar una carrera. Las historias de terror que nos cuentan del machismo son casos aislados y de hace mucho tiempo. En España afortunadamente no tenemos esa clase de problemas en general. En la mayor parte del mundo sí que existe esa discriminación, pero nadie se atreve a decirles nada.

Sin embargo, las feministas radicales han aprovechado su discurso de odio para instaurar la discriminación positiva, que no lo es, y las leyes que culpabilizan al hombre en caso de conflicto teniendo que demostrar su inocencia. Como madre también de un chico, no puedo aceptar que el bienestar de las mujeres se consiga a costa de los hombres, los cuales cada vez tienen un índice más alto de suicidios. Conmigo que no cuenten. A mí no me representan.

miércoles, 6 de julio de 2022

Cristianos perseguidos

 

Un obispo suplica que no se olvide el conflicto con los yihadistas en Mozambique: «Hay mucho pánico»

 António Juliasse, obispo de Pemba
António Juliasse, obispo de Pemba, bendice a algunos de los refugiados que debieron huir de sus hogares.

El de Mozambique es uno de los muchos conflictos prácticamente olvidados por Occidente, pero que sigue provocando un enorme sufrimiento entre las víctimas. Más de 800.000 desplazados han dejado ya los ataques de los grupos yihadistas en la región de Cabo Delgado, en el norte de este país africano.

Los últimos atentados se produjeron en los distritos de Ancuabe y Chiúre, después de casi un mes de relativa paz. Parecen confirmar los cambios en el modus operandi del grupo terrorista que se denomina a sí mismo “Provincia de Mozambique del Estado Islámico”.

“Nos encontramos en un periodo muy confuso, con nuevos ataques que se extienden a la región sur de la diócesis, mucho pánico y mucha incertidumbre”, explica el actual obispo de Pemba, António Juliasse Sandramo, a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).

El gobierno ha reforzado la presencia militar en la zona y está proporcionando protección a los convoyes a lo largo de las carreteras principales; pero testigos locales —que pidieron mantenerse en el anonimato— han informado a ACN que el ejército también ha sufrido bajas. “No solo han sido decapitados civiles, sino también soldados; pero resulta muy difícil obtener información más precisa”, dice la fuente.

Una zona arrasada en Cabo Delgado.

Monseñor Juliasse Sandramo, que tomó posesión de la diócesis a finales de mayo, apela al mundo para que no olvide la difícil situación en que se encuentran los mozambiqueños. “Cabo Delgado sigue enfrentándose a un problema de terrorismo y necesita la presencia del mundo entero, tanto con ayuda humanitaria como en la búsqueda de soluciones globales para que Mozambique pueda encontrar estabilidad, paz y progreso”, afirma el obispo, en declaraciones a ACN.

Tenemos parroquias prácticamente destruidas, sacerdotes que viven situaciones difíciles porque han tenido que abandonar sus misiones con las manos vacías. Los niños, los ancianos y otras personas están muy necesitados; de todo esto no podemos ocuparnos nosotros solos”. En algunos lugares se ha aconsejado a los misioneros que se retiren a zonas más seguras. “Pido al mundo que, por favor, no se olvide de Cabo Delgado”, añade el prelado.

Mozambique es un país predominantemente cristiano, excepto en el norte del país, donde los musulmanes son mayoría. Muchos de los desplazados internos no son cristianos. Sin embargo, incluso allí donde es minoría, la Iglesia ha sido un foco de ayuda y estabilidad para todos los afectados por la violencia en las regiones del norte.

“Las parroquias y las comunidades religiosas siguen siendo espacios de ayuda. Están presentes cuando llegan las personas, las acogen, les ofrecen comida, refugio, asistencia espiritual y apoyo psicosocial”, dice monseñor Juliasse.

 https://www.religionenlibertad.com/mundo/8964399/obispo-mozambique-ataques-yihadistas-panico.html

lunes, 4 de julio de 2022

Mis queridísimos hijos. La película

 He visto esta película francesa y me ha gustado mucho. Trata de un matrimonio que tiene dos hijos mayores que ya no les visitan nunca. Así que deciden llevar a cabo un plan, que al final se complica mucho, pero tiene un buen final. Es una comedia blanca, divertida, sin palabrotas ni situaciones forzadas. Vamos. Todos lo contrario a la mayoría de las películas españolas que se pueden ver actualmente. Yo ahora veo muchas películas francesas y no me decepcionan.

Los actores son muy naturales, no sobreactúan y la historia es bonita y amable. Es como retroceder a mi infancia cuando todas las películas te dejaban buen sabor de boca. Me pregunto por qué los franceses pueden hacer películas así, con un presupuesto mínimo, libres de ideología; y en cambio los actores españoles con todas sus subvenciones son incapaces de sacar un producto aceptable la mayoría de las veces. Tal vez sea sólo una cuestión de buena voluntad.

viernes, 1 de julio de 2022

Abolir la prostitución

por Juan Manuel de Prada

Opinión

Se ha puesto sobre el tapete de las utopías políticas la ‘abolición’ de la prostitución, que provoca un nuevo rifirrafe ideológico con quienes pretenden que se impida el proxenetismo pero se garantice el ‘libre’ ejercicio de la prostitución.

Vemos, tanto en la solución ‘abolicionista’ como en la solución ‘liberal’, los graves errores morales y teológicos sobre los que se asientan las ideologías modernas. Afirmaba Donoso Cortés que toda gran cuestión política supone y desarrolla una gran cuestión teológica, una observación que tampoco le pasó inadvertida a Proudhon. Y esta cuestión que ahora abordamos lo prueba plenamente; también prueba, por cierto, que las ideologías son falsificaciones religiosas que terminarán conduciéndonos a un barranco sin fondo. Pues, cuando se parte de premisas erróneas (como cuando, en una expedición, se parte de coordenadas equivocadas), siempre se acaba en un barranco.

No se puede considerar la prostitución como un oficio cualquiera, con la única condición de que sea ejercida libremente, sin coacción ni chantaje. El hombre se distingue del resto de los animales –nos enseña Aristóteles– por su capacidad para discernir la naturaleza de sus actos, determinando si son buenos o malos. Desde luego, que la prostitución sea ejercida mediante coacción o chantaje añade aspectos sombríos a su práctica. Pero la prostitución, en sí misma, es un acto indigno, que daña de forma muy grave, tanto moral como afectivamente, a quien la ejerce y a quienes a ella recurren. Y si lo hacen ‘libremente’ es porque su libertad se halla viciada (u ofuscada por pasiones torpes) y es incapaz de ponderar las consecuencias funestas de esa práctica. Siempre la «sexualidad elemental, divorciada del amor» tiene –nos recuerda Aldous Huxley– un efecto degradante en la naturaleza humana; pero una sexualidad ofrecida o buscada a cambio de dinero atenta contra nuestra dignidad y lastima muy gravemente los vínculos humanos, que exigen donación, además de incapacitarnos para los afectos verdaderos (porque todo afecto fingido acaba siendo un callo que nos insensibiliza).

Cuando se niega el juicio aristotélico sobre la naturaleza de los actos, los resultados serán siempre catastróficos. Pero frente al error de la ‘legalización’, que se niega a determinar la naturaleza de la prostitución, se halla el error de la ‘abolición’, que se niega a reconocer la naturaleza humana. Al escribir sobre los utopistas obsesionados con la creación de un hombre nuevo, Lewis Mumford señalaba: «Al pretender que Falstaff sea como Cristo, estos fanáticos impiden que los bribones de nacimiento sean capaces de alcanzar al menos el nivel de un Robin Hood».

Hasta donde yo sé, Mumford era ateo; pero no hace falta ser creyente para intuir ciertas verdades teológicas, sobre todo las que atañen a la naturaleza humana. Que, en contra de lo que pretenden los utopistas, no es una naturaleza angélica, sino una naturaleza caída, aunque bendecida por las gracias de la redención. Una comprensión cabal de la naturaleza humana propiciará que los seres humanos mejoren, pero sin pretender absurdamente que se conviertan en ángeles.

Se puede conseguir que un ladrón desvergonzado como Falstaff se convierta en un ladrón solidario como Robin Hood (sobre todo si Falstaff se mira en Cristo y trata de imitarlo); pero si pretendemos forzar a Falstaff para que se convierta en Cristo de la noche a la mañana, sólo lograremos enfurecerlo. Y esto es lo que conseguirán estos utopistas que pretenden la ‘abolición’ de la prostitución: generar frustración y violencia entre quienes recurren a esta forma degradante de sexualidad, que de este modo acabarán degradando toda expresión de su sexualidad (y de la ajena). La ‘abolición’ de la prostitución incrementará las violencias y abusos sexuales y, en fin, la prostitución generalizada de los afectos y de la sexualidad.

La lacra de la prostitución sólo se podrá combatir (además de persiguiendo el proxenetismo, claro está) trabajando con la caída naturaleza humana, recuperando los frenos morales que la encauzan, apagando los reclamos que la encienden, formando suavemente las conciencias, templando la libertad humana, de tal modo que se vigorice y pueda vencer sus flaquezas y debilidades. Así se logrará poco a poco que cada vez menos personas recurran a la prostitución para aliviar sus ansiedades sexuales y existenciales; y también que menos personas se prostituyan ‘libremente’. Toda solución que confunda la naturaleza humana con la naturaleza angélica no hará sino acrecentar fatalmente el problema, como siempre ocurre cuando se pretende crear un ‘hombre nuevo’ en lugar de mejorar al viejo.

Publicado en XL Semanal.

 https://www.religionenlibertad.com/opinion/677518304/abolir-prostitucion.html

 

Nuestros jóvenes

 Me preocupan mucho los jóvenes. Desde hace ya varias décadas les están metiendo en la cabeza ideologías que chocan con la ciencia y el sent...