El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

viernes, 31 de mayo de 2024

El origen del covid

 Igualmente obvio es el hecho de que Beijing lo sembró deliberadamente en todo el mundo, como escribí en otro artículo de LifeSiteNews publicado en abril de 2020, infectando a la mitad del planeta y matando a millones.

En los últimos meses, la administración Biden suspendió la financiación del laboratorio de Wuhan.

Sin embargo, al igual que la historia del Wall Street Journal, esta acción es demasiado pequeña y llega cuatro años tarde.

China continúa investigando armas biológicas en laboratorios con fugas, y Estados Unidos todavía otorga subvenciones a investigadores chinos en campos relacionados con ello.

Todos los involucrados en el fiasco de la pandemia, desde la Casa Blanca hasta Anthony Fauci y Peter Daszak, esperan que los estadounidenses simplemente olviden lo que sucedió en Wuhan.

Pero olvidarnos y simplemente seguir adelante es lo que no debemos hacer. Debemos exigir una rendición de cuentas completa del gobierno de Estados Unidos. Después de todo, nunca recibiremos información fidedigna de China.

Finalmente, si quieres todas las noticias aptas para imprimir, tengo una recomendación para ti. Deshazte de los medios de comunicación tradicionales y regístrate en un sitio de noticias que no tenga miedo de imprimirlas.


Uno como LifeSiteNews o aquí mismo, en Actuall.com

https://www.actuall.com/democracia/wall-street-journal-finalmente-reconocio-el-origen-del-covid-con-4-anos-de-retraso/


jueves, 30 de mayo de 2024

Esto es un sinvivir

Recuerdo que de joven pensaba que al menos tenía algo a lo que agarrarme: la iglesia católica inmutable a lo largo de dos milenios. Pero eso ha cambiado con el pontificado de Francisco, quien se ha dedicado a poner en duda prácticamente todos los dogmas.

Con eso cayó uno de los pilares de mi vida. No porque ya no tenga fe, que la tengo, ni porque rechace a la iglesia universal, que no la rechazo. Para mí los misioneros son santos. Pero la autoridad del Papa sí que la rechazo y por tanto no me considero en comunión con esta iglesia.

Sobre este tema tengo un blog: Las herejías de Jorge Bergoglio

miércoles, 29 de mayo de 2024

Ammistía y reconciliación, por Juan Manuel de Prada

 La llamada Comisión de Venecia, en el informe que los pipiolos peperos le reclamaron sobre la amnistía, incorpora un batiburrillo de majaderías de muy diverso jaez que sería muy prolijo –amén de ocioso– analizar.

Algunas de estas majaderías son inanes reparos de tipo ‘procedimental’, mediante los cuales los pájaros de la Comisión atenúan la humillación infligida a los pipiolos peperos. Mucho más digna de análisis se nos antoja la consideración que la amnistía merece a los autores del informe como ‘instrumento de reconciliación’, que es el argumento que suele esgrimirse para justificar todas las amnistías que en el mundo han sido. Pero es radicalmente falso que las amnistías sean ‘instrumento de reconciliación’, como la experiencia demuestra. En el concreto caso español, podemos recordar la amnistía concedida por Franco, en el trigésimo aniversario del final de la Guerra Civil, en la que se declaraban definitivamente prescritos todos los delitos cometidos con anterioridad al 1 de abril de 1939, «con independencia de quiénes fueran sus autores, de su gravedad y de sus consecuencias, de su calificación y de sus penas, incluidos los delitos de sangre, sin necesidad de una declaración judicial previa».

Lejos de contribuir a la ‘reconciliación nacional’, aquel decreto franquista sirvió para que quienes habían cometido crímenes todavía impunes se ratificaran en ellos, con vista a su posterior glorificación (que hoy se ha vuelto casi preceptiva, mediante sucesivas leyes de ‘memoria histórica’ o ‘memoria democrática’). ¿Y acaso sirvió para la ‘reconciliación’ la amnistía concedida en 1977 a los etarras? No, sino más bien para que cometieran crímenes aún más sangrientos mientras les convino; y también para que las ideas que inspiraban tales crímenes fueran asimiladas por el Régimen del 78 y promovidas política y socialmente. Porque lo que la amnistía hace, al borrar un crimen, es a la postre glorificarlo, haciendo imposible la reconciliación, que para ser verdadera debe incluir el reconocimiento del crimen cometido y el perdón social.

https://kontrainfo.com/las-amnistias-nunca-son-instrumento-de-reconciliacion-por-juan-manuel-de-prada/

Pero el mismo término de ‘reconciliación’ postula una confusión entre el orden del perdón y el orden de la justicia, que son heterogéneos (en sus instancias, en sus métodos, en sus tiempos y hasta en su naturaleza), más allá de que puedan complementarse, completarse o actuar de lenitivo el uno sobre el otro. Las amnistías nunca son instrumento de reconciliación (salvo que antes la comunidad política haya perdonado a los criminales arrepentidos), sino que, por el contrario, son instrumento encizañador que glorifica conductas criminales y acaba convirtiendo en criminales a quienes no se avienen a glorificarlas. Las amnistías, en fin, sólo sirven para instaurar aquella paz aparente y siniestra, mucho peor que cualquier guerra y sórdida gangrena social, a la que se refiere el Libro de la Sabiduría: «Inmersos en la guerra cruel de la ignorancia, dan a tan graves males el nombre de paz».



martes, 28 de mayo de 2024

La hiperregulación europea llega a América, por Itxu Díaz


tLa administración Biden ha comenzado el año con 38 nuevas reglas finales y 19 reglas propuestas en solo una semana. Según el Foro de Acción Estadounidense , esto incluía 854 páginas de regulaciones con un costo estimado de $1.1 mil millones, siendo una de las más importantes la Regla CARS (Regla para combatir las estafas en el comercio minorista de automóviles). Aunque, si el presidente Biden quiere combatir las estafas en la venta minorista de automóviles, tal vez debería comenzar por analizar los incentivos para los automóviles eléctricos en su propia Ley de Reducción de la Inflación, cuyo objetivo es convencerlo de que compre un automóvil que no le gusta a un precio que no le gusta. no puedo permitirme el lujo.

Algunas de las nuevas regulaciones son razonables, pero muchas otras restringirán aún más la libertad individual, la principal víctima de la acumulación de leyes a lo largo del tiempo. Como dijo una vez el filósofo colombiano Nicolás Gómez Dávila: “Las sociedades moribundas acumulan leyes como los hombres moribundos acumulan remedios”. La sociedad estadounidense no está muriendo, pero está consumiendo cada vez más de este “remedio” venenoso.


Una de las nuevas propuestas, derivada de una ley de 2021, es un buen ejemplo: la relativa a la “Tecnología avanzada de prevención de la conducción bajo los efectos del alcohol”. Es un caso paradigmático de ineficiencia del gobierno cuando insiste en regularlo todo. Según el Registro Federal, este paso “inicia la elaboración de normas que reunirían la información necesaria para desarrollar requisitos de desempeño y exigir que los nuevos vehículos motorizados de pasajeros estén equipados con tecnología avanzada de prevención de conducción en estado de ebriedad o bajo los efectos del alcohol”. Según el plan, todos los autos nuevos eventualmente deberán incluir un dispositivo para monitorear al conductor para detectar si está ebrio y, de ser así, inutilizar el auto.


Los demócratas han defendido esto en el Congreso declarando que demasiadas personas inocentes mueren a manos de conductores ebrios y que esto debe detenerse.


Más en

REGULACIÓN

 

La destructiva decisión de Biden de obstaculizar el gas natural

Biden adopta una idea destructiva de California a nivel nacional

Proyecto de ley de California exigiría que los automóviles nuevos vengan equipados con un dispositivo de limitación de velocidad

La ley , sin embargo, alude a una tecnología que no ha sido desarrollada, al tiempo que propone una solución que no debería existir. ¿Quién es el gobierno para apagar tu auto sin tu permiso mediante la evaluación de un tercero? (Aunque, se podría ver la utilidad de obligar a los legisladores a llevar sus propios detectores de BS, para apagarlos inmediatamente tan pronto como empiecen a decir o legislar tonterías.) Obviamente, surgen más preguntas: ¿Desde cuándo puede el gobierno monitorear cada segundo de su vida? conduciendo la vida? Y más: ¿qué pasará cuando, por ejemplo, estés llevando a un familiar al hospital en caso de emergencia, el auto malinterprete tu nerviosismo al volante como si estuvieras ebrio, se apagara y tu familiar muriera?


La lista de preguntas sobre esta regla propuesta es interminable, pero ese es un debate para otro momento. Más concretamente, este tipo de regulaciones siguen apareciendo porque Estados Unidos ha cultivado durante demasiado tiempo un entorno en el que prospera una hiperregulación asfixiante. Aunque los republicanos en ocasiones han contribuido a esto, se trata principalmente de un proyecto demócrata: la izquierda sigue creyendo que el gobierno es el papá y los ciudadanos son sus hijos, demasiado estúpidos e indefensos para vivir la vida sin su mano dura.


La hiperregulación, inevitablemente, aumenta el gasto público, desalienta la inversión, crea inseguridad jurídica para las empresas, desalienta a los consumidores y convierte incluso el procedimiento más simple en un infierno burocrático.


Mas de

ITXU DÍAZ

 

2023: un año de (más) malas ideas

¿Se enfrentará el nuevo orden del despertar a una rebelión juvenil?

No hace mucho, Estados Unidos era un ejemplo de moderación en lo que respecta al tamaño de su gobierno. Hubo cierto consenso en que la intervención del gobierno debería ser mínima, porque se puede confiar más en los individuos que en el gobierno para tomar sus decisiones. Hoy, sin embargo, Estados Unidos parece estar siguiendo el camino regulatorio de la UE, que ha caído en un descrédito sin precedentes entre los ciudadanos, precisamente debido al inmenso enredo burocrático que ha creado. No es posible ni siquiera rascarse la mejilla en Europa sin consultar primero las normas europeas, nacionales, regionales, de condado, municipales y vecinales.


La asfixia de las leyes europeas ha dañado gravemente a sectores enteros, incluida la ganadería, cuyos practicantes ahora están comenzando a unirse a las protestas en todo el continente contra las “regulaciones verdes” que obstaculizan sus ya precarios medios de vida. Una parte importante de las regulaciones que más socavan la libertad en Estados Unidos también son el resultado de políticas verdes, que se venden a los ciudadanos con la seguridad de que cuentan con un amplio consenso internacional. No existe tal consenso. Sólo élites enloquecidas que ponen obstáculos adicionales en el camino de una recuperación ya difícil del abismo económico dejado por el coronavirus.


Es casi imposible que la izquierda pueda abandonar su intromisión regulatoria porque, no lo olvidemos, sin la interferencia del gobierno, la izquierda no existe. Lo contrario ocurre con la derecha. Por eso es importante que el discurso conservador contemporáneo, en Estados Unidos y Europa, esté firmemente comprometido con la desregulación y la eliminación de reglas absurdas. Ya sabemos que esto provocará que la izquierda nos acuse de querer incentivar los accidentes de tráfico provocados por el alcohol. Pero los conductores idiotas siempre encontrarán la manera de causar estragos en las carreteras; Si la estupidez pudiera extinguirse mediante una ley, la habríamos aprobado hace mucho tiempo.

 https://www.nationalreview.com/2024/01/european-style-hyper-regulation-comes-to-america/

lunes, 27 de mayo de 2024

COSAS EVIDENTES QUE MUCHA GENTE NO SABE

 He decidido hacer una lista de temas con los cuales la gente anda muy confundida

1. El clima cambia todo el tiempo. El sol y los volcanes son lo que más influye en ello

2. No está claro que el co2 tenga nada que ver, pero es el alimento  de las plantas

3. No hay demasiada gente en la Tierra. Si acaso está mal distribuida

4. El matrimonio y la familia es la primera institución  básica del ser humano

5. Existen dos sexos y otras opciones personales

6. Los anticonceptivos han permitido que la mujer acceda al mundo laboral

7. Cada persona debe cobrar un sueldo según su preparación y condiciones de trabajo

8. El maltrato en la familia tiene relación con el alcohol, las drogas y temas psicológicos

9. Los animales domésticos son importantes, pero no sustituyen a los hijos

10. Los usuarios de educación y sanidad privada también subvencionan la pública

11. Un empresario arriesga su propio dinero para crear puestos de trabajo

12. Al subir el salario mínimo, algunas empresas tienen que despedir trabajadores

13. El aborto no es un anticonceptivo y sí una desgracia para la familia

14. Muerte digna es morir sin dolor en el fin natural de la vida

15. La mayoría de los inmigrantes no tienen preparación  para poder pagar pensiones

16. Los inmigrantes  de otras culturas no suelen renunciar a sus tradiciones

17. La mayor realización  de una mujer o un hombre está en tener hijos

18. La mayoría de los conflictos bélicos se deben a intereses extranjeros

19. Las vacunas de arn son experimentos genéticos sin demostrar

20. La iglesia católica es la mayor ong que existe pero no es sólo eso

Más sobre Palestina: https://cesarvidal.com/la-voz/editorial/editorial-se-apoderara-el-islam-de-europa-20-05-24



domingo, 26 de mayo de 2024

Milei tiene razón, por Itxu Díaz

Para la izquierda, Javier Milei es como una patada en los huevos, como diría Góngora. No sólo por cómo lo dice, en lo que todo el mundo parece detenerse, sino por lo que dice, que es aún más importante. En eso se parece a una madre enfadada. Milei cree y predica que las ideas de la derecha son mejores que las de la izquierda, y sencillamente obra en consecuencia. Esto es exactamente lo contrario que hace buena parte de la derecha española, que vive sometida al aire acondicionado del progresismo, y siempre tiene miedo de decir lo que realmente piensa. ¿O tal vez no lo piensa?

Milei va con todo. Y en su última visita a España ha hecho exactamente lo que todos esperábamos de él. Cualquier otro movimiento habría sido antinatural en un rockero argentino. Ha venido a dar fuego. Somos testigos de un incendio colosal e inolvidable. Un incendio ideológico.

Sánchez se ha abrazado a la polémica de Milei como se abrazaría ahora mismo con el mismísimo Satanás con tal de retirar sus presuntas corruptelas del foco público, al menos durante un rato; sueña con borrarlo todo del primer plano del telediario, pero no es tan fácil. Todo el circo de varios ministros del Gobierno exigiendo al presidente argentino unas disculpas demuestra sólo dos cosas: impotencia y nerviosismo.

De todas las historias que pueden molestarle al presidente español, quiero insistir en la primera: la impotencia. No se trata de falta de vigor —eso se lo puede arreglar su suegro—, sino de que, ante un enemigo que te ofrece tu misma moneda, los argumentos y acciones terminan languideciendo.

Milei no tiene miedo, no tiene dudas, no tiene nada que perder. Milei representa lo que la derecha debería haber sido siempre aquí, porque siendo así jamás habríamos llegado hasta aquí. Ojalá en Génova vean los vídeos del Milei en España sin arrugar la nariz.

La postura del Gobierno es tan absurda que la mitad de los ministros critican a Milei por entrometerse en la política española, y la otra mitad por entrometerse en la dirección equivocada. Milei es —perdóname— Delcy bajando en España mil maletas, pero de ácido sulfúrico, para diluir los restos de una democracia pervertida por la clase política.  

Entretanto, el político argentino ha respondido con humor a Sánchez, asegurando que no tiene la menor intención de pedir disculpas tras haber insinuado corrupción en Begoña. Demuéstralo y luego si quieres lo discutimos.

La mujer del presidente no es una institución. Esto debería grabárselo a fuego Sánchez. No puede poner a bailar embajadores sólo por un comentario impreciso y, por otra parte, certero; pero da igual, aunque fuera un comentario irreal, estúpido y falaz. No es la manera en que funcionan las naciones normales, pero ese no es el caso de Venezuela o España. Si ahora hemos de ser así, lo asumiremos, mientras encendemos el contador de nuevo, pensando en cuántos días faltan para desalojar a este señor tan grosero del edificio monclovita.

Viva la libertad, etcétera.

 https://gaceta.es/opinion/milei-tiene-razon-20240523-0450/

sábado, 25 de mayo de 2024

El varón en un mundo afeminado

 Durante mi adolescencia dejé la práctica religiosa por dos motivos: uno, por los pecados propios y, otro, por ver el “modelo” del joven varón que había en las parroquias: aburrido, afeminado, poco viril… Claro que seguramente, en algunos casos, exageraba para tener una excusa para no ir a Misa. Pero la exageración siempre parte de una base.


Sólo luego de algunos años entendí que no todos los varones en la Iglesia eran así y decidí, por gracia de Dios, volver.


La actual dialéctica marxista de oponer al varón contra la mujer ha hecho que, lamentablemente, la misma figura del hombre, de quien tiene cromosomas “xy” (vale aclararlo hoy en día) se haya desmoronado.


Basta para esto ir a las tiendas de ropa para darse cuenta: la ropa es casi completamente “unisex” y es difícil encontrar ropa de hombre más allá de la diferencia de talles.


Esto mismo, unido a la ideología de género imperante, ha hecho que se haya desatado una verdadera crisis de la masculinidad. Por el ataque permanente contra lo varonil.


La otra tarde, me contaba mi hermano, una joven venía con las dos manos llenas del supermercado y no “tenía manos” para abrir la puerta del edificio. Mi hermano (porque mi padre nos educó así), se adelantó para abrirle la puerta como un caballero.


La chica, en vez de agradecer, le dijo en tono despectivo:


- No soy discapacitada – a lo que mi hermano le respondió:


- ¿Estás segura?


Esta crisis actual, que va desde la ropa unisex a la prohibición del clásico “piropo” va haciendo mella en las generaciones al punto tal que, las mujeres dentro de unas décadas ya sí dirán con todo derecho que “no hay hombres”; no hay hombres porque no se le dejará ser tales.


Es decir: vivimos, en muchos ambientes, un mundo “afeminado”.


Esta es la razón por la cual, hoy, en la fiesta de San José, el varón que Dios quiso poner como padre putativo de Jesús, recordé un librito leído hace años titulado así: “Salvaje de corazón”.


El autor, John Eldredge, no es católico, es protestante y escribió esta obra hace más de veinte años anticipándose en el tiempo. A simple vista, parece un libro de auto-ayuda para varones cristianos en el cual, amén de las falencias propias de alguien que no posee la verdad completa, dice muchas verdades naturales a partir de la fenomenología y la principal es esta, si uno debiera resumirlo: y es que, el mundo moderno ha terminado por matar al hombre, ha matado su esencia, lo ha pulverizado detrás de una computadora mientras él, anhela por vivir salvajemente.


Pero… ¿Cómo pensó Dios al hombre?


Dios pensó al varón como a un ser aventurero, dominador “para que domine” dice el Génesis:


“Hagamos al hombre a imagen nuestra, según nuestra semejanza; que domine sobre los peces del mar y las aves del cielo, sobre las bestias domésticas, y sobre toda la tierra y todo reptil que se mueve sobre la tierra”.


El papel del varón entonces, no es estático, sino dinámico. Su vida, desde pequeño, como con los temperamentos, se muestra más “activa” que la de la mujer, naturalmente más contemplativa; es la educación la que hace que el hombre, poco a poco, deba ser formado en la contemplación.


El varón tiende, por naturaleza, a dominar las cosas, a encontrarle el sentido; a desarmarlas y a volverlas a armar.


Y esto se ve, más claramente, como en los temperamentos, cuando uno es niño, antes de la educación.


El varón, el niño, es ante todo ese loco aventurero que vuelve con la camiseta rota, el pantalón hecho pedazos pero con la cara contenta. Poco a poco, la educación (que debe existir, claro está, pues no somos rousseanianos), va haciendo que vayamos domesticando a esa bestia para enseñarle buenos modales.


Pero es en la selva, en lo salvaje, en lo agreste que el hombre encuentra su misión: como Moisés escapando del faraón, como San Juan Bautista en el desierto o como Cristo en la montaña.


Todo hombre, especialmente cuando es más pequeño, busca el desafío, busca la aventura, busca el riesgo; y sólo se detiene ante su gran enemigo: el miedo.


Porque el miedo es el único enemigo del varón.


Podríamos decir entonces, siguiente a Eldredge que, todo varón posee, por naturaleza, un anhelo desesperado por:


- Una batalla que pelear.


- Una aventura que vivir


- Una bella que rescatar.

https://www.infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/2403191010-el-varon-ante-un-mundo-afemin?fbclid=IwAR31anEYUH0A-RcfxeZZ3RiOJd7eOsP3yHLzs-OUK9h5_REqzThUYX665rE

viernes, 24 de mayo de 2024

Nosotros los conservadores, por Itxu Díaz

Somos conservadores y nos gusta el bien, la verdad y la belleza. Es decir, nos gustan el Papa Juan Pablo II, Santo Tomás de Aquino e Ivanka Trump. A nosotros también nos gusta la cerveza, pero no quiero restarle solemnidad al momento.


Somos conservadores y no creemos en la bondad natural de los seres humanos, tal vez porque sabemos que somos imperfectos, tal vez porque más de una vez hemos mirado al mal a la cara, tal vez porque un día supimos que Hunter Biden había un ordenador.


Somos conservadores y creemos que el gobierno, la mayoría de las veces, es el problema, no la solución.


Somos conservadores y creemos que cualquier solución climática que arruine las economías familiares es inmoral y debemos oponernos. La mayoría de nosotros pensamos que el cambio climático es una excusa utilizada por la izquierda para imponer un sistema totalitario y que la acción del hombre no influye en la temperatura. Especialmente cuando el único hombre que actúa en consecuencia es el hombre occidental, mientras que el hombre en los países verdaderamente contaminantes se aprovecha de nuestra epifanía verde.


Somos conservadores y respetamos a nuestros antepasados, estamos orgullosos de nuestros éxitos y errores históricos y abrazamos la Constitución porque sabemos que es la garantía del Estado de derecho para una vida de paz y libertad.


Somos conservadores y no idolatramos eso que ellos llaman progreso. Preferimos la prosperidad.


Somos conservadores y nos gusta la libertad, la propiedad individual y la vida. Nos gusta tanto la vida que la defendemos de principio a fin, y nos oponemos rotundamente al asesinato de bebés y ancianos por igual, así como a la repugnante industria que se enriquece con su sangre.


Somos conservadores y la palabra “impuestos” nos hace estallar en un sarpullido.


Somos conservadores y no leemos la prensa convencional, pero tenemos muchas revistas que nos animan a la hora del desayuno.


Somos conservadores y nos preocupamos por el idioma. Aborrecemos los ataques que la izquierda promueve contra nuestras lenguas, ya sea en forma de pronombres desquiciados o en forma de eufemismo para moldear las mentes a través del lenguaje.


Somos conservadores y nuestra misión es preservar la tradición y el bagaje cultural. Rechazamos cualquier intento de la izquierda de cancelar obras, libros, películas o personajes históricos. Levantaremos cada estatua que derriben. Reimprimiremos cada libro que quemen.


Somos conservadores y lamento decirlo, pero nuestras chicas son más bonitas. Si no me creen, eche un vistazo a los jóvenes MAGA en las redes sociales, a los colaboradores de Milei en Argentina o a las chicas que van a los mítines de Vox en España.


Somos conservadores y para nosotros el comunismo es un crimen, el socialismo, un robo.


Somos conservadores y creemos en la soberanía nacional y la cooperación internacional. Nos oponemos al globalismo que busca dejar las decisiones locales en manos extranjeras. Sobre todo si esas manos son las de George Soros y Bill Gates, que, más que manos, tienen ganchos.


Somos conservadores y no nos sentamos a negociar con terroristas.


Somos los conservadores y generalmente creemos en la trascendencia de la vida humana, creemos que hay algo más allá y creemos que a Dios le importan los destinos de nuestras naciones.


Somos conservadores y podemos discutir entre nosotros sin purgarnos unos a otros como hacen los comunistas. Podemos discutir si la receta de Milei es la que sacará a Argentina de la bancarrota, si debemos seguir respaldando la guerra de Ucrania con nuestro dinero o si el proteccionismo es el camino a seguir en Estados Unidos. Podemos discutir todo eso libremente porque estamos buscando la mejor solución política y sabemos que la mejor solución política no existe.


Nosotros somos los conservadores, y estamos tan locos que creemos que la especie humana está dividida sólo en dos sexos, masculino y femenino.


Somos los conservadores y estamos viviendo un gran momento. Tenemos las mejores soluciones para los peores problemas, como lo demuestran los discursos de Donald Trump, Javier Milei de Argentina, Nayib Bukele de El Salvador o Santiago Abascal de España en el CPAC. Quizás simplemente tengamos que explicarlo bien, explicarlo mucho y explicarlo todo el tiempo.

 https://spectator.org/the-left-wants-to-build-a-climate-wall-in-washington/

jueves, 23 de mayo de 2024

Echarle más leña al fuego

 Del árbol caído todos hacen leña. Varias veces me han reprochado que soy una agorera que sólo hablo de desgracias. Es cierto, pero alguien tiene que hacerlo. Quiero decir que, para hablar de las mariposas y las flores, ya están la mayoría de los medios.

No sé si es echar más leña al fuego o hacer leña del árbol caído. Lo que sé es que ignorar los problemas no ayuda a evitarlos. Al contrario: los agrava. Me ha tocado ser profeta de calamidades, y en ello estoy...

Un ejemplo es la guerra de Ucrania. Más información: https://cesarvidal.com/la-voz/editorial/editorial-la-verdad-de-la-guerra-de-ucrania-relatada-por-una-neoyorkina-04-03-24

miércoles, 22 de mayo de 2024

La igualdad no existe. Idiota

 

Esta semana se ha hecho viral un vídeo en el que aparecía una joven muy enfadada en un programa de televisión porque no tenía trabajo después de haber acabado su carrera de periodismo y, recalcaba, dos másters. Le respondía un señor que si quería tener empleo más o menos seguro al terminar una carrera estudiara una ingeniería. Por supuesto, no había terminado la frase el buen hombre cuando todo el público, con el presentador a la cabeza —de La Sexta, dicho sea sin ánimo de ofender—, manifestaba su santa indignación, mientras —supongo— el ayudante de cámara corría al campo a buscar leña para hacer un auto de fe en directo que sirviera de ejemplo para propios y extraños de las ideas que no deben predicarse en los santos lugares de la progresía.

El presentador del ‘pograma’, —hay que distinguir entre ‘pogramas’ y programas, y esto era un ‘pograma’— que visto lo visto no era moderador, sino parte, tras el abucheo dirigido lo más probable por un eficacísimo regidor, tomó la palabra para trasmitir el sentir del rebaño congregado en el plató. No puedo reproducir el textual completo, tampoco se pierden mucho, pero dijo que todas las carreras tenían que garantizar un puesto de trabajo al terminar los estudios. Claro que sí, y un pisito para emanciparse.

La cara de perplejidad de los jóvenes mirando al hombre maduro que había sido becario hasta los treinta, y contaba cómo a unos y otros les había ido de forma diferente en función de las carreras que habían estudiado, era todo un poema. Era un ¡peroquémeestáscontando!, ¿que no tengo las mismas oportunidades estudiando filosofía que ingeniería aeroespacial? ¿Me estás diciendo que mis gustos personales, mis aficiones y mis ilusiones vitales no coinciden con lo que la sociedad reclama? Es ahí cuando se les pone la cara de meme de: «emos sío engañados». Pues sí, habéis sido engañados. Desde pequeños, además. Lo mejor que podemos hacer por nuestros jóvenes es decirles lo que otras generaciones han sabido siempre: la vida no te debe nada.

Así se instala la frustración en un ser humano. Tan fácil como eso. Cuando se ha educado a alguien alejado de la realidad. Esa sensación de fracaso inmensa contra la cual muchos, demasiados, no saben luchar. ¡Cómo es posible que yo no tenga las mismas oportunidades y el mismo sueldo que un ingenierodecaminoscanalesypuertos! Pues querido joven, porque si yo, que estudié Derecho, hago mal mi trabajo, no voy a enterrar a doscientas personas debajo de un puente. Porque te han mentido; la igualdad no existe, idiota. Lo repetimos quinientas veces si queréis, debe existir la igualdad de oportunidades, pero no todos somos iguales.

El secreto que desconoce esta parte de la juventud, que no toda es así, es que el esfuerzo y la tenacidad en el desempeño de los pequeños trabajos, de las becas, de ayudas voluntarias no pagadas, suele producir resultados. No es una regla escrita, pero lo más normal es que a nadie le regalen nada. Lo que suele dar resultado es aprender humildemente y ganarse los puestos con sudor y con más de una lágrima. La gente que ha llegado a algo, ha llegado así. Nuestro trabajo cuando terminamos una carrera universitaria vale muy poco. Lo siento. Es así. Lo que no te puedes creer cuando terminas Periodismo es un segundo Tucker Carlson, ni cuando terminas Derecho una especie Perry Mason —un abrazo a los maduros—.

La vida no te debe nada y tampoco es justa. En el caso de fuera justa, me temo que no coincidiría con tu concepto de justicia. Sólo Dios es justo. El único método que se ha demostrado eficaz para prosperar hasta el día de hoy ha sido el del esfuerzo. El universo no está ahí para ti. La igualdad no existe, es un invento de los políticos. Es más, la desigualdad por sexo está incluso consagrada en la Constitución desde la semana pasada.

Desde la madurez —interesante— sólo puedo decir: trabaja, sé humilde y constante.

 https://gaceta.es/opinion/la-igualdad-no-existe-idiota-20240127-0859/

martes, 21 de mayo de 2024

Por què piensa Sánchez que somos idiotas?, por Carla de La la


Por qué piensa Sánchez que somos idiotas?

En un mundo global y conectado como este, si este mundo funcionara con arreglo a la lógica y la moral, el tonto sería el político si decidiera mentir a la ciudadanía


Porque lo somos, eso está claro…En primera instancia.


Pero antes de responder largamente a esta pregunta hay que aclarar una premisa. En un mundo global y conectado como este, si este mundo funcionara con arreglo a la lógica y la moral, el tonto sería el político si decidiera mentir a la ciudadanía; en efecto, en nuestra sociedad hiper informada donde la mentira se descubre antes de terminar de decirla y un político mentiroso es reconocido y señalado de inmediato, sería de una imprudencia suicida que los representantes o candidatos mintieran al electorado… Sin embargo, Sánchez, emite falsedades como la máquina de churros del Brillante y su maestro churrero, con máximo descaro, asumiendo que será señalado por la hemeroteca, pero continúa haciéndolo sonriente, ufano, porque los votantes no le castigan.


Lo mejor, aunque de Sanchez todo es lo mejor, cada día mejor, como un psicothriller de Netflix de los que nos enganchan desde lo peor que hay en nosotros, es, como en los últimos tiempos, cuando se hace la víctima y el ofendido.


Y luego que estéticamente, ah, la estética, ese reverso ingobernable de la ética, tenemos a Sánchez de infortunado en televisión, de mártir atenazado por los malvados poderes en la sombra, que viene el lobo todas las noches y no sólo las de luna llena, desde la derecha cuántica, la derecha galáctica y la derecha cósmica a propinarle un mordisco en el trasero.


Y los crueles pseudo medios _¿los otros son amigos, medios sumisos, Presidente?_ difunden perversos bulos como el indulto a los golpistas o la rebaja del delito de malversación; o el extraño giro de política con Marruecos; o ese bulo de ser socio de Bildu; o el de meter a Podemos en el Gobierno y reducir las penas (y aumentar la dicha) de los violadores y pederastas… Pedazo de bulos, cerdos malignos, no como Ébola, no como Wyoming, no como Àngels, los justos del pentateuco, que se conducen con pureza y temor de Dios (el único Dios posible, con traje berenjena y facialista). Y después RTVE y otros servicios de masaje. Y ya puestos. ¿Por qué no un Aló Presidente como el de Hugo Chávez? ¿Qué tal así, señor? ¿Por qué no así?

https://www.larazon.es/opinion/que-piensa-sanchez-que-somos-idiotas_20240507663a2f558e66020001cda518.html


¿Será nuestro presidente el político más embustero de la historia? O quizá solo se trate de un narcisismo y un complejo de superioridad asquerosos, donde nuestro “Icono” considera que están por encima de nosotros, los votantes, pobres y estúpidos mortales, peones cuyo único quehacer en este mundo es financiar su divinidad, la única realidad que cuenta, la única que importa (Ya vimos cómo dejaba pasar a Begoña…).


¿Somos idiotas los votantes? Quizá seamos aún más cínicos y perversos que los políticos y tenemos menos principios que el propio Sánchez.


Se ha demostrado que la mente humana está diseñada para aceptar información que sea eficaz para conseguir ciertos objetivos, aunque no sea cierta. Y que en caso de que haya un conflicto entre dos grupos, los seres humanos estamos diseñados para priorizar aquella información que nos ayude a fortalecernos, aunque conozcamos de forma objetiva que la información que defendemos sea mentira.



Por otra parte está esa búsqueda desesperada de identidad tan propia del siglo XXI donde somos algo en oposición a otra cosa y adquirimos así el sentido de la pertenencia necesario, porque nos garantizan seguridad, donde adquirimos pautas de comportamiento y pensamiento ante los que somos alarmantemente poco críticos. En estas circunstancias, las mentiras (de Sanchez o cualquier otro oportunista) cohesionan el grupo y exaltan las diferencias con el oponente.


El problema, un problema muy grave, es cuando el político, como aquí y ahora, cree que puede mentir y obrar sin consecuencias e inventarse una normativa favorable y parcial y así dominar a su grey. ¡Pilas, izquierda!

lunes, 20 de mayo de 2024

De noche todos los gatos son pardos

 Esto significa que a veces es difícil distinguir la verdad o las personas.  Eso aprovechan algunos para meternos a todos en el mismo saco. Últimamente se tiende a catalogar a la gente por subgrupos.

Si eres católico ya suponen que vas a misa y sigues todas las normas al pie de la letra. Puede que eso fuera verdad hace cincuenta años, pero ahora dentro de los católicos hay toda clase de gatos, como en todas partes.

Más sobre la guerra de Ucrania: https://cesarvidal.com/la-voz/editorial/editorial-zelensky-consolida-su-dictadura-17-05-24

domingo, 19 de mayo de 2024

La guerra del coltán


Casi 6 millones huyen de sus hogares en el Congo y los rebeldes bombardean los campos de desplazados

Los rebeldes del M23 tomaron la semana pasada la zona minera de Rubaya y amenazan con abrir una vía de comercio con Ruanda

People gather at the side of an explosion in a refugee camp on the outskirts of Goma, Democratic Republic of the Congo, Friday, May, 3, 2024. The Congolese army says a bomb at a refugee camp in eastern Congo has killed at least 5 people, including children. An army spokesman blamed the attack at the Mugunga refugee camp in North Kivu on a rebel group, known as M23, with alleged links to Rwanda, in a statement provided to The Associated Press. (AP Photo/Moses Sawasawa)

Campo de desplazados en República Democrática del Congo.ASSOCIATED PRESSAgencia AP

ALFONSO MASOLIVER@AlfonsoMasoli

https://www.larazon.es/internacional/casi-6-millones-huyen-sus-hogares-congo-rebeldes-bombardean-campos-desplazados_20240509663c94708e66020001d2c262.html


Prosigue la guerra ignorada en el este de República Democrática del Congo. Sigue muriendo gente inocente: niños, mujeres y hombres adultos, fuertes, jóvenes y desarmados. Continúa el conflicto de baja intensidad que enfrenta al ejército congoleño contra el grupo rebelde M23. El M23, que numerosos informes de Naciones Unidas señalan que está siendo financiado por el gobierno de Ruanda y que recientemente definía en X su ideología como “basada en la movilización popular, la lucha contra el régimen opresivo vigente, el uso de la negociación y el mismo tiempo estar dispuesto a defender las aspiraciones democráticas del pueblo congoleño”.


La crisis de desplazados, convertida en costumbre, ha llevado a que 5.7 millones de personas hayan tenido que abandonar sus hogares en las provincias de Kivu Norte, Kivu Sur e Ituri; muchas de estas personas han buscado refugio en la ciudad de Goma, próxima a la frontera ruandesa, que actualmente puede considerarse una mezcla entre una localidad corriente y un gigantesco campo de desplazados donde los edificios se barajan con las lonas blancas y la ignominia. Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, dos millones de personas viven en Goma… y 500.000 son desplazados. Entre el mes de marzo y abril, la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) contabilizó casi 75.000 nuevos desplazados que se reubicaron al norte de la ciudad.



No hay escapatoria posible. El pasado jueves, el campo de desplazados de Mugunga fue bombardeado por el M23, resultando en la muerte de 16 personas. Otro bombardeo en un segundo campo dejó tras de sí dos fallecidos. Tanto el M23 como el ejército congoleño se acusaron mutuamente de este acto salvaje, aunque los disparos contra el campo de Mugunga fueron efectuados desde una zona controlada por el grupo rebelde y caben pocas dudas acerca de quien es responsable del ataque.


Las últimas acciones del M23 en torno a la zona minera de Rubaya exponen sus verdaderos intereses. El dinero. El coltán que precede al dinero. La búsqueda de un paso seguro que garantice el transporte de materias primas desde Rubaya hasta la vecina Ruanda. El grupo rebelde anunció hace una semana haberse hecho con el control de esta importante localidad, conocida por sus extensas reservas de coltán (material imprescindible para la fabricación de smartphones, tablets y ordenadores), aunque el portavoz del M23, Willy Ngoma, aseguró en una entrevista a la BBC que la captura de Rubaya “se debe, no a sus riquezas, sino a [nuestra intención de] expulsar al enemigo”. Lo que no quita que ya se tengan registros del M23 explotando las minas para su beneficio, igual que se han difundido a lo largo de este miércoles los primeros vídeos donde aparecen jóvenes de la zona siendo reclutados por el grupo rebelde para combatir de manera forzosa.



El periodista congoleño Daniel Michombero publicó este lunes las declaraciones de un comerciante local donde afirmaba que “todos los minerales son monitoreados [por el M23] desde la mina hasta el mostrador, nadie tiene derecho a vender sus minerales fuera de este mostrador. Durante tres días, todos los minerales que estaban en los depósitos y otros que se extrajeron han sido transportados a Mushaki [y luego] a Ruanda […]. Un kilo de manganeso pasó de 85 dólares a 50 dólares”. Michombero afirmaba además que fuentes militares aseguraron que el próximo objetivo de los rebeldes consiste en tomar la localidad de Minova (Kivu Sur) con la intención de acceder al lago Kivu (que separa RDC de Ruanda) y evacuar las materias primas al país vecino. Ya han caído las primera bombas en Minova, mientras el M23 ha aprovechado los últimos días para tomar las localidades circundantes a Rubaya.



El avance del M23 se desarrolla al mismo tiempo que la misión de Naciones Unidas en el país (MONUSCO) prosigue su retirada de la provincia de Kivu Sur, después de que el gobierno congoleño acusara a la ONU de haber permanecido desde hace más de 20 años en la zona y sin obtener resultados satisfactorios a la hora de combatir contra la violencia que se extiende. La marcha de Naciones Unidas y el fracaso reiterado de las misiones de iniciativa regional (Comunidad de África Oriental y Comunidad de Desarrollo de África Austral) ponen en duda el interés de la comunidad internacional por exterminar la crisis de forma definitiva. El rechazo de la población local contra los cascos azules, pero también contra los ejércitos africanos desplegados en los últimos años (Kenia, Uganda, Sudáfrica, Tanzania, etc.) sirve como prueba. Únicamente los militares de Burundi integrados en la misión de la CAO que tuvo lugar entre diciembre de 2022 y diciembre de 2023 han participado de forma activa en la lucha contra el M23.



La guerra prosigue en el este de República Democrática del Congo. A diario. Con muertos a diario. Asesinados. Violaciones a mujeres que no encuentran cobijo en la oscuridad. Prosigue en silencio, sin imágenes en el televisor, pero ocurre de verdad. De tanto en cuando que continúa el transporte de coltán para alimentar las baterías de nuestro teléfono.



sábado, 18 de mayo de 2024

Un muro de la vergúenza climático en EEUU, por Itxu Díaz

 


NORTEAte Loewentheil ha escrito un ensayo invitado en el New York Times . Propone algo bastante divertido: construir un muro de vergüenza climática. Un muro imponente en un terreno de Washington. Quizás una pared de mármol. Una pared grabada con los nombres, en letras gigantes, de aquellos personajes públicos que niegan la existencia del cambio climático. 


La idea es buena. Hitler estaría orgulloso. Tiene la intención de pagarlo con donaciones, pero estoy seguro de que a Nate no le importaría construirlo con el dinero de los contribuyentes. Cuando se trata de salvar el planeta, ¿a quién le importa el dinero? 


La mejor parte del proyecto es que Nate no se propone colgar de la pared a aquellos a quienes llama “negacionistas” por los pulgares. Eso es bueno. Es importante que no haya sangre, sólo desprecio público. Esto también lo hace el Estado Islámico cuando cuelga a los infractores de la Sharia en cruces a la entrada de la ciudad para que todos los demás puedan insultar, escupir y hacer cualquier otra cosa que esos niños hagan en su práctica de la religión de la paz.


Nate está extremadamente molesto porque la gente no cree que el cambio climático es el apocalipsis y propone castigarlos. Nate evita hábilmente decir que casi nadie niega el cambio climático, como tal. El clima siempre ha fluctuado, incluso antes de que Nate lo descubriera. Lo que la mayoría de nosotros negamos (y mucho) es que las acciones del hombre tengan algún impacto en el clima. Cuando decimos hombre, también podríamos decir vaca. Como ustedes saben, el nuevo objetivo de la izquierda climática es arruinar la ganadería y la agricultura. Y, por supuesto, Nate también odia a aquellos de nosotros que no creemos que haría ningún bien convertir a Occidente en el Tercer Mundo, como los políticos verdes de izquierda quieren que hagamos, mientras el resto del planeta sigue ganando dinero y contamina como si no hubiera un mañana.

https://spectator.org/the-left-wants-to-build-a-climate-wall-in-washington/

La propuesta de Nate reúne todo lo que aborrezco de la izquierda posmoderna: la superioridad moral, la condescendencia, la manipulación, la tutela, el uso del poder estatal como herramienta de extorsión, la estupidez, el tono apocalíptico 


Cree que construir un muro climático acabará con los disidentes que todavía piensan por sí mismos. La idea no podría ser más ridícula. Si quieres un consejo, Nate, pega ese muro en la maldita frontera e inscribe en él los nombres de los políticos incompetentes que han creado este caos migratorio. 


Tengo por costumbre no dudar de la buena voluntad detrás de las propuestas de los Verdes Progresistas. Éste no es una excepción. Estoy convencido de que Nate quiere evitar que los osos falsos de Al Gore se ahoguen en el océano. De hecho, tengo tanta confianza en sus justas intenciones (y en las del New York Times ) que ni siquiera voy a mencionar que el tipo es el fundador y socio director de una firma de capital de riesgo centrada en energía limpia. Es, en definitiva, un detalle menor que no añade nada de contexto a sus planos arquitectónicos.


viernes, 17 de mayo de 2024

Los nuevos inquisidores y la discriminación

 

Aunque exista la percepción de que vivimos en la era de la ciencia, la razón y la objetividad, tras esta fachada de cartón piedra, el dogma y el oscurantismo han avanzado de forma arrolladora en Occidente. En 2005, el presidente de la Universidad de Harvard, Larry Summers, sufrió una intensa persecución tras plantear, como hipótesis, que la distinta ocupación de puestos de trabajo entre hombres y mujeres podría deberse a una diferente distribución de capacidades innatas, más dispersa entre los hombres y más concentrada en las mujeres. Summers fue acusado de machista, sexista y vilipendiado hasta verse obligado a abandonar la universidad. Si la ciencia se caracteriza por su apertura a nuevas explicaciones, ¿por qué descalificaban con saña a Summers sin molestarse en contrastar su hipótesis?

En febrero de 2024, el ministro de Defensa del Reino Unido, Grant Shapps dio la alarma al comprobar que el ejército británico había rebajado considerablemente los estándares en la selección de aspirantes extranjeros con el único fin de aumentar la proporción de militares de otras razas y culturas. ¿Qué les movía a sacrificar la efectividad de sus unidades por tener soldados más “diversos”?

Llamativo es también el doble rasero que utiliza gran parte de la opinión pública occidental ante los conflictos internacionales: se escandaliza hasta la histeria cuando los perjudicados, o atacados, son de razas, culturas o religiones ajenas a la europea, pero se mantiene impasible cuando las injusticias y la violencia se ejercen sobre grupos considerados como blancos, europeos u occidentales. ¿Por qué actúan con semejante falta de ecuanimidad?

    Confeccionada con retales de las religiones convencionales, su dogma central consiste en que la humanidad no está formada por individuos sino por tribus o colectivos, que se relacionan a través del poder y la dominación

Estos hechos, y muchos otros, tienen su explicación en la silenciosa expansión de una nueva creencia, una cuasi religión laica que ha obnubilado a intelectuales, conquistado a las élites, fascinado a muchos gobiernos y ofuscado el juicio de demasiada gente. Confeccionada con retales de las religiones convencionales, su dogma central consiste en que la humanidad no está formada por individuos sino por tribus o colectivos, que se relacionan a través del poder y la dominación. Hay grupos malos (opresores o verdugos), que merecen siempre castigo. Y grupos buenos (oprimidos o víctimas), que merecen trato de favor, sin que pueda exigírseles ninguna responsabilidad.

Aunque este nuevo credo combina una teoría simplista con una moralina infantil, su fortaleza estriba precisamente en su sencillez, en que no se dirige a la razón sino a la emoción, a la fibra sensible del ser humano. Y, al cubrir las mismas necesidades psicológicas que las religiones convencionales, la nueva fe encontró su nicho en el vacío dejado por el retroceso cristianismo.
Una proyección de doctrinas teológicas

La política occidental está cada vez más marcada por la impronta de doctrinas teológicas: cuanto más se seculariza la sociedad, más dogmas religiosos entran inadvertidamente en la política. Al derrumbarse la religión convencional, sus conceptos sagrados precipitaron sobre el terreno de lo profano, desparramándose sobre el pensamiento político y social. La agitada fricción entre elementos teológicos y mundanos acabó forjando un nuevo credo en las universidades de Estados Unidos. El dominio del mundo académico permitió a sus apóstoles vender sus dogmas como si fueran verdades científicas, un paso que implicaba la corrupción, en mayor o menor grado, de algunas ramas de las ciencias sociales. Vivimos en una época extremadamente espiritualizada, pero inserta en tal revoltijo y confusión, que la frontera entre conocimiento y creencia, entre ciencia y dogma, se torna cada vez más nebulosa.

Para la nueva doctrina, los seres humanos son un mero constructo social: nacerían completamente moldeables, como tabula rasa, sin condicionamiento biológico alguno. Y acabarían totalmente determinados por la identidad de los grupos a los que son asignados. Como consecuencia, el sexo o el género no serían atributos biológicos sino puramente sociales, adjudicados arbitrariamente a cada individuo mediante reglas injustas y opresoras. En su particular evangelio, cambiar de género, o sexo, sería una señal de redención.

En ese contexto, un individuo es más opresor cuando pertenece a muchos grupos malos (hombre, raza blanca, occidental, heterosexual…) y está más oprimido si se encuadra en muchos grupos buenos (mujer, raza no blanca, no occidental, homosexual…). Dentro de esta absurda “matriz de dominación”, la mujer estaría mucho más subyugada por el varón en Occidente que en los países musulmanes pues allí los hombres serían menos malos (no son europeos ni blancos).

Aunque el binomio rico-pobre no suele entrar en la matriz, nuevas piezas fueron añadiéndose para complicar aún más el caos “teológico”. La naturaleza y los animales serían víctimas (buenos) frente a la humanidad (mala). Ciertos delincuentes habituales son considerados grupo víctima, moldeando así el tratamiento legal de algunos delitos. Y, en lugares como España, la matriz incorporó categorías políticas: izquierda (buenos), derecha (malos). Esto explicaría que mucha gente siga votando religiosamente a personajes como Pedro Sánchez porque, a pesar del descomunal estropicio y de la escandalosa trama de corrupción, formaría parte de “los buenos”.

    Los elegidos para la salvación son los grupos oprimidos pues la condición de víctima otorga un estatus de santidad, cuasi divino, una idea que, según Tom Holland en Dominion, es una proyección de la figura de Jesucristo

Esta doctrina surge por una transposición terrenal de ciertos elementos de la teología cristiana, principalmente protestante. De ser creados de la nada por Dios, los seres humanos pasan a ser creados de la nada por las estructuras sociales. Fueron expulsados del Paraíso, no por comer una manzana, sino por la transgresión cometida por Occidente, marcado para siempre por un pecado original, llamado “privilegio”, que debe purgar eternamente. Los elegidos para la salvación son los grupos oprimidos pues la condición de víctima otorga un estatus de santidad, cuasi divino, una idea que, según Tom Holland en Dominion, es una proyección de la figura de Jesucristo: a través del martirio, convirtiéndose en víctima inocente, asciende triunfante a los cielos.
Una ingeniería social coactiva

Nos encontramos ante un culto integrista, irracional, incompatible con los principios de la democracia liberal. Ante un credo insensato, que envenena la política y nos conduce directamente al desastre. Los sumos sacerdotes pretenden impartir su particular justicia divina través de una ingeniería social coactiva que discrimine contra unos grupos y a favor de otros. Y que modifique el “lenguaje opresor”, a la manera orwelliana, introduciendo vocablos disparatados o asignando a las palabras un significado opuesto al original. Así, “Diversidad, igualdad, inclusión” significa, en román paladino, una política de pura y dura discriminación, eso sí, contra los grupos “malos”. Los nuevos clérigos muestran también una intensa obsesión por rectificarla historia pues sus peculiares conceptos de bondad o maldad se proyectan también hacia el pasado. La insensata propuesta del ministro de cultura español, Ernest Urtasun, de “descolonizar los museos” se enmarcaría en este esquema.

Quebrantando el principio de separación de Estado y creencias religiosas, este movimiento utiliza las instituciones públicas para promulgar leyes que crean favoritismos y trituran la igualdad ante la ley. Así, los llamados delitos de odio no son más que retorcidas artimañas para introducir una asimetría penal: castigar, o agravar, las ofensas cometidas por un supuesto “malo” contra un “bueno” mientras los agravios en sentido contrario quedan impunes. En lugar de promover el respeto hacia todas las personas por igual, esta teología incita a despreciar y maltratar a unos grupos y adorar a otros.

    Resulta muy difícil mantener unas fuerzas armadas eficaces o defenderse con decisión en caso de conflicto armado cuando ha arraigado la masoquista creencia de que nuestro enemigo exterior es quién tiene la razón

Paradójicamente, la estrategia de presentar sus dogmas como proposiciones científicas constituye su verdadero talón de Aquiles. Si fueran enunciados científicos deberían estar abiertos a la discusión y a la contrastación empírica, pero, si se sometieran a tales pruebas, serían fácilmente refutados. Para evitarlo, sus acólitos se ven obligados a establecer mecanismos de censura en la comunidad científica, una Nueva Inquisición que excomulga y expulsa como herejes y blasfemos a los académicos que, como el desdichado Summers, proponen hipótesis alternativas.

Las consecuencias se dejan sentir también en otros campos, como la deficiente estrategia de defensa en Europa. Resulta muy difícil mantener unas fuerzas armadas eficaces, establecer una disuasión creíble o defenderse con decisión en caso de conflicto armado cuando ha arraigado la masoquista creencia de que nuestro enemigo exterior es quién tiene la razón.

El desolador panorama ha llevado a algunos sujetos, desencantados y dolidos, a buscar modelos en ciertos lugares donde no arraigó esta creencia. Pero se trata de regímenes muchísimo peores, extremadamente represivos y violentos, como la Rusia de Putin, dónde el discrepante se arriesga a caer súbitamente por una ventana o a ser envenenado con plutonio. A este lado del telón, al menos, quién critica la ortodoxia no arriesga físicamente la vida; tan solo se expone a ser censurado, marginado, denigrado o a perder amistades, un precio que debería ser asumible para cualquiera con un mínimo de valentía, honradez y convicción. Este descabellado conjunto de dogmas comenzará a desmoronarse cuando más gente pensante pierda el miedo y se atreva a proclamar de una vez por todas que el rey está desnudo. Porque todavía quedan espacios de libertad… para quien tenga suficientes arrestos para ejercerla.

 https://www.vozpopuli.com/opinion/los-nuevos-inquisidores.html

jueves, 16 de mayo de 2024

El pito del sereno

 Significa ser alguien sin importancia. Esa soy yo. De pequeña en mi casa fui invisible por lo menos hasta los doce años. En el colegio hubiera sido mejor que lo fuera. En el trabajo fui el último mono. Y ahora sigo sin ser un referente para nadie.

Supongo que va con mi manera de ser. Siempre me gustó pasar desapercibida y eso es lo que he conseguido. A veces es una ventaja y otras me gustaría tener un mayor peso social. Del otro tengo de sobra

miércoles, 15 de mayo de 2024

Tratamientos experimentales para los transgénero



Intentaré explicar esta historia de manera que las personas ajenas a este tema lo puedan entender de forma sencilla puesto que, en los temas de género la cosa se puede enredar fácilmente.

Existe una asociación extraordinariamente influyente y puntera a nivel mundial en la hormonación y las operaciones quirúrgicas de los transexuales, esta asociación estadounidense ha sido -por decirlo de alguna manera- referente a nivel mundial en el tema de la transexualidad y, ha vertido sus indicadores, métodos y doctrinas a cientos de asociaciones de todo el mundo las cuales han seguido sus directrices a pies juntillas.

Por centrar el tema, estamos hablando de la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero (WPATH), principal organización científica y médica referente mundial dedicada a la atención sanitaria de las personas transgénero.
Se trata de la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero (WPATH)

Pues bien, pese a sus aparentes nobles intenciones, recientemente se han filtrado numerosos archivos internos de la WPATH, es como el caso Wikileaks pero en temas transgénero.

Toda esta información nos ha llegado a través de la asociacion Española Amanda (Agrupación de Madres de Adolescentes y Niñas con Disforia Acelerada) que se ha enfrentado con rigor científico a la implantación de Ley Trans en España, y lucha por su modificación o eliminación.  

Siguiendo el hilo que nos convoca, estas comunicaciones internas, revelan que WPATH tiene poco interés por el rigor científico, pues demuestran haber sido no poco arbitrarios en la experimentación hormonal y quirúrgica. Dicho de forma sucinta y preclara, han realizado experimentos médicos en menores y adultos vulnerables.
Es como el caso Wikileaks pero en temas transgénero

Se pone de manifiesto “por dichas filtraciones” que se han realizado intervenciones de riesgo sin existir incluso un diagnóstico fiable o definitivo del paciente (por ejemplo que se certifique claramente que tiene disforia de género). Sabiendo que las consecuencias de las operaciones quirúrgicas son muy graves, incluso irreversibles.

Actualmente, lo que afirma a bombo y platillo esta organización WPATH, es que la “evidencia científica (según ellos)” sugiere que no hay que considerar otras opciones de tratamiento para los trans, por ejemplo, para que el lector ajeno a estos temas lo entienda, descartan totalmente el tratamiento psicológico de acompañamiento con el objetivo de que el paciente se tome su tiempo y se lo piense antes de operarse y amputarse una parte de su cuerpo, este tratamiento de esperar prudentemente para estar seguro antes de operarse simplemente no se puede hacer…
Han realizado experimentos médicos en menores y adultos vulnerables

Incluso aunque sorprenda al lector, en España está incluso prohibido cualquier tipo de tratamiento que no sea el positivo, afirmativo. A parte de estar prohibido, si dices a un paciente de este tipo que sea prudente y se lo piense antes de hormonarse u operarse, corres el riesgo de que te acusen de ser un reaccionario, retrógrado, intolerante, fascista, antiuniversitario, terraplanista, antidiluviano, etc, etc.,., y, según esta organización, la única opción de tratamiento para las personas Trans es la medicina “afirmativa de género”, es decir, hormonarse y operarse inmediatamente, aunque sea una menor sin el permiso de sus padres, aunque sea un enfermo mental, aunque lo haya decidido el día anterior, etc…
En España está incluso prohibido cualquier tipo de tratamiento que no sea el positivo, afirmativo

La revelación de estas comunicaciones internas WPATH ponen de manifiesto que la organización no cumple las normas de la medicina basada en la evidencia, y sus miembros hablan con frecuencia de improvisar tratamientos sobre la marcha.

Por si fuera poco, los miembros de esta organización son plenamente conscientes de que los niños y adolescentes, en no pocas ocasiones, no comprenden las consecuencias que tiene hormonarse de por vida y las operaciones quirúrgicas, y en algunos casos, debido a sus escasos conocimientos médicos, tampoco llegan a comprenderlo ni sus padres.

En mi opinión personal, parece que lo único que les importa es el dinero, pues las operaciones quirúrgicas son muy caras y hormonarse de por vida es más caro que hipotecarte con una mansión. El paciente «Trans» queda irremediablemente hipotecado de por vida.

Los miembros de esta organización que ha sido un referente mundial, pero a la chita callando, demuestran el desprecio por las consecuencias a largo plazo de hormonarse y operarse, a pesar de ser conscientes de los numerosos efectos secundarios incluso potencialmente mortales de las hormonas cruzadas y otros tratamientos.
Los miembros de esta organización demuestran el desprecio por las consecuencias a largo plazo de hormonarse y operarse, a pesar de ser conscientes de los numerosos efectos secundarios incluso potencialmente mortales

Por si fuera poco todo este escándalo, también hay pruebas de que se permite a pacientes con graves problemas de salud mental, como esquizofrenia y trastorno de identidad disociativo, realizar tratamientos hormonales e incluso intervenciones quirúrgicas sin importar que sean enfermos mentales que muy posiblemente no estén capacitados en ese momento para una operación quirúrgica.

Se ha puesto en evidencia -como si se tratara de una película de terror- las discusiones de los cirujanos que realizan tales cirugías no binarias llegando a crear tipos de cuerpos que no existen en la naturaleza.

La modificación corporal es legal dentro de lo sanitario, pero se empieza a saber por estos documentos, que las cirugías no cumplen, ni siquiera, la definición de ser experimentales.

Otras Organizaciones influyentes como la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad de Endocrinología se basan en los «Estándares de atención» del WPATH en relación al tratamiento de la disforia de género.

Del mismo modo, los padres y los pacientes vulnerables dependen de los médicos influenciados por la WPATH.

El mayor referente mundial del mundo Trans al descubierto.
 

 https://eltorotv.com/rebelion-en-la-granja/al-descubierto-el-referente-mundial-sobre-cirugias-y-hormonacion-para-transexuales-20240315

martes, 14 de mayo de 2024

La pérdida de custodia de los padres

 Conversación tranquila de Josep María Francás con Fernando Pérez del Rio, Doctor en Psicología, Profesor de la Universidad de Burgos. Fernando trabaja en una consulta privada de psicología y es autor de varios ensayos así como articulista en prensa.

JMF: Uno de tus último textos es: «¿El robo de niños en democracia? Ensayo sobre la indefensión de las familias en relación a las declaraciones de desamparo«. ¿Se roban niños en democracia en España?

FPdR: Con los datos abrumadores que disponemos podemos concluir que estamos ante un exceso de falsos positivos, para que el lector lo entienda un falso positivo es considerar un problema cuando no lo es, se suele produce cuando el Estado interviene demasiado o en exceso, hay otros estudios en otras disciplinas que evidenciaron este mismo error del sistema, ocurre cuando el estado se Estataliza, cuando el estado es quien quiere dar todas las respuestas, por ejemplo, unos estudios españoles sobre la depresión evidenciaron que casi un tercio de los diagnosticados con depresión estaban mal diagnosticados, es decir, no era depresivos, sin embargo, entraban en el sistema sanitario, tomaban fármacos y muchos estaban con bajas laborales, el costo económico es enorme y eso que solo estamos hablando de un trastorno, en psicología y en psiquiatría según el famoso DSM hay casi 400 trastornos mentales. Lo que es curioso es la respuesta del estado a estos casos, siempre es la misma, hay que contratar más sanitarios… En este caso, también hemos evidenciado que se dan numerosos falsos positivos, se retiran los hijos cuando no hay razones suficientes, no se roban niños como quien roba en una tienda, estamos hablando de un sistema que al bajar el umbral de lo que se considera problema interviene cuando no debe, interviene demasiado y al sustituir a la familia genera numerosos problemas.

JMF: ¿Me hablas de las ‘declaraciones de desamparo’? ¿Eso es lo que da falsos positivos?

FPdR: Hemos visto que los límites para la retirada de la custodia han bajado mucho, si se detecta un caso de abuso sexual es evidente la retirada del menor tras un riguroso análisis, eso esta claro. Pero lo que hemos detectado en muchos casos, -hemos llegado a tener 40 casos analizados en el último estudio donde no estaban justificadas- es que las retiradas no están justificadas, es decir, los criterios para la retirada son flojos, en los informes se ponen cuestiones menores, incluso razones triviales, los padres no son asertivos…, los padres no dan comidas adecuadas (esto se lo dijeron a una madre vegana pero a su hijo le daba comida normal), los hijos visten con ropa poco adecuada al tiempo… Esto de vestir con ropa poco adecuada lo dijeron -entre otras cosas- en una sentencia en Burgos cuando el tiempo cambiar bruscamente y yo mismo no acierto con la ropa. Los padres no son asertivos, los niños hacen mucho ruido (qué niños no hacen ruido…) Es decir, se sigue la lógica de la ciencia actual, un cúmulo grande de pequeñas evidencias justifica una acción o es lo más cercano a la verdad. En la actualidad la ciencia en ciencias sociales avanza a base de pequeños estudios, y un cúmulo de esas pequeñas evidencias es lo que se supone que es más cierto, esto mismo es lo que ocurre con los informes de los Servicios Sociales, en los informes ponen una multitud de pequeñas evidencias pero ninguna de esas evidencias justifica la retirada. Es como si usted esta al lado de una tienda donde hay un robo, y a usted le acusan del robo, porque estaba cerca, porque tenia dinero en el bolsillo parecido a la cantidad robada, porque usted está en el paro y necesita el dinero, etc., pero la realidad es que usted no cometió el robo y no hay ninguna evidencia clara de que fuera usted solo hay muchos pequeños indicios.

JMF: ¿Puedes, muy sintéticamente, explicar el proceso y quién interviene?

FPdR: Los Servicios Sociales detectan una caso, casi siempre suele ser que una familia pide ayuda. Los Servicios Sociales investigan a la familia y si detectan que desamparo intervienen, un policía va al colegio y se lleva al niño a un centro, el niño esta en el centro hasta que pasa a una familia que lo tutela hasta que pasado un tiempo se da en adopción.

JMF: ¿No interviene la justicia?

FPdR: Pueden pasar dos cosas, una que la familia no haga nada y muy fácilmente pierda al hijo, o que la familia lo denuncia y el proceso se judicializa. Los progenitores tienen que demostrar que son buenos padres así que lo único que pueden hacer es aportar algunas pruebas y pedir un informe a un psicólogo forense o trabajador social o psiquiatra que demuestre que son buenos padres…. y esto es lo que suelen hacer pero lo que vimos es que estos informes no valen casi para nada puesto que tienen más validez los informes de los Servicios Sociales (en adelante SS); es lo mismo que ocurre si usted tiene un encontronazo con un policía, en un juicio el juez creerá al policía, es este caso el informe acusatorio de los SS vale más que mi prueba pericial como doctor en psicología forense (que es un informe privado). Hace años publicamos varios estudios, el título era la inutilidad de los informes psicológicos en defensa de los padres en procesos de retirada de menores… nuestra sorpresa fue que tras la publicación del primer trabajo nos empezaron a llamar personas de toda España pidiendo ayuda. Se nos ponía la piel de gallina parecía una película de terror. Gente de clase baja pero también de clase media. No es fácil abordar este tema pues hay que dominar diferentes saberes: psicología educación derecho etc., tuve la suerte de encontrarme a la gente oportuna en el momento adecuado como la brillante jurista Helena Crespo con la cual pude conjuntamente analizar estos casos, yo solo no podía llegar a desentrañar todo lo que está ocurriendo en el sistema.

JMF: Noto indefensión… ¿Quién forma parte de los ‘Servicios Sociales’? ¿Son autoridad reconocida?

FPdR: La realidad es que sí hay una clara indefensión de las familias. En cuanto a la autoridad, sí hay una clara autoridad pero el problema es una cuestión ideológica. De sobra sabemos que cuando estamos ante un problema y el sistema empieza a ganar gran cantidad de dinero con el problema, dicho problema crece rápidamente, se suele decir que como se interviene se detecta más el problema que estaba escondido, puede ser en parte, pero la realidad es que pronto se baja el umbral de lo que se considera «problema», aumentan extraordinariamente los casos y surgen falsos positivos, y el sistema puede llegar a ser un mantenedor indirecto del mismo problema, siempre es lo mismo…, los medios se convierten en fines. Cuando empecé a realizar estudios de género hablábamos de violencia y hoy, un chiste o un piropo es considerado violencia, en un estudio, de hecho, hoy ya prácticamente no se cuentan chistes… Tampoco prácticamente nunca se cuestiona al sistema, todos recordamos el caso de Mónica Oltra de ‘Compromís’, lo curioso es que tras los escándalos en los Centros de Menores tutelados en la Comunidad Valenciana, muchas voces lo que dijeron es que el problema es que faltaban funcionarios en los centros. Siempre la respuesta suele ser esta… pero prácticamente nunca se habla de que sean más eficaces, que se intervenga menos, o de que las Leyes hacen aguas…  No solo es una cuestión de autoridad reconocida, es fundamentalmente una cuestión ideológica, ya lo dijo hace poco una ministra, los hijos son del estado “Isabel Celaá”. El desprecio por la familia es total, el desprecio por los padres es extraordinario. Nuestra hipótesis es que hay dos variables que han crecido extraordinariamente, por un lado el individualismo y por otra el estado, el estado es el que debe dar la respuesta a todo, y cualquier cosa que haya en el medio de estas dos variables está en clara decadencia: los vínculos, la familia, los rituales, lo comunitario, etc.

JMF: ¿Hay dinero de por medio que añada un interés crematístico para desamparar niños?

FPdR: Por supuesto, se ha creado un sistema grande y complejo, hay ONG, y una legión de funcionarios de todo tipo que creen en lo que hacen, hay buenos profesionales que han estudiado una dura oposición, pero insisto en que es una cuestión ideológica y, lo que les han enseñado es que hay que intervenir….  Las leyes actuales en España no favorecen que el menor se vaya con la abuela o con un tío para que el menor siga en la estructura familiar, esto no tiene ni pies ni cabeza. El sistema se cierra en sí mismo y se justifica muy bien, también sabemos que el poder protege al poder, el sistema se protege así mismo, es frecuente que en una ONG, o en un centro de menores, se produzcan irregularidades y la administración conocedora de estas irregularidades no diga nada pues el problema puede salpicar a la propia administración.

JMF: Para que quede claro. ¿Cuál es el por qué de todo este desaguisado?

FPdR: En primer lugar los Servicios Sociales tiene demasiado poder, en segundo lugar ante la retirada de un hijo, que es algo durísimo (imagínese usted que le quitan a su hijo….) debe intervenir un juez y cuestionar esa retirada, y en el caso de que se retire un hijo, debe ser prioritario que se cuente con la familia extensa, cosa que no se suele hacer en España, lo curioso es que todas las leyes internacionales dicen que debe ser prioritario que se cuente con la familia extensa pero no se hace. También le podría responder de otra forma.

JMF: Espero esta otra forma de respuesta entonces… Es difícil de entender de qué va eso…

FPdR: Nuestra hipótesis es que hay dos variables que han crecido extraordinariamente, por un lado el individualismo y por otra el estado, el estado Estatalista es el que debe dar la respuesta a todo, y cualquier cosa que haya en el medio de estas dos variables está en clara decadencia: los vínculos, la familia, los rituales, lo comunitario, etc. El estado socialdemócrata promueve la igualdad pero la familia es un sistema desigualpor eso van contra ella. En estas últimas décadas hemos asistido a una masiva cultura del individualismo, piensa en ti mismo, date un premio todo lo que nos rodea desde Netflix hasta la ropa prácticamente todo esta destinado al narcisismo, basta abrir la ventana para verlo, la gente vive sola, según la sociología cada vez hay más gente que vive sola y con un perro o un gato, si miras por la ventana lo verás, no se tiene hijos y no hay reemplazo generacional. Esto no había ocurrido nunca en la historia, que una sociedad pierda el principio de conservación y esto es lo que ocurre en occidente y no ocurre en otras culturas como el Islam. A este hecho, se le suma el continuo aumento del estado que da respuesta a todo, ¿para que quiero lazos familiares, padres hermanos si el estado me provee de todo lo que necesito? Esta combinación de turboindividualismo egoísta y exceso del estado nos da la respuesta a estos interrogantes. El estado es legitimo para intervenir. E insisto que lo que se ha roto es lo comunitario, la estabilidad en las parejas, la familia, los vínculos pues hoy por hoy no son necesarios y este es el verdadero problema en la actualidad.

JMF: Me traes a la memoria una frase indecente: «los hijos no pertenecen de los padres”.

FPdR: Lo dijo Isabel Cela hace poco Ministra. El ejemplo cercano está en los países nórdicos, el estado da respuesta a todo y una consecuencia es que la gente muere sola, uno de cada tres, lo tienen todo pues el estado les provee de todo así que mueren solos y nadie reclama su cuerpo, ni sus hijos, hasta que huele mal y un vecino llama a los Servicios Sociales. Esa es la combinación a la que me estoy refiriendo una cultura del individualismo, la sologamia, el perrijo o gatijo y un estado Estatalista. Y todo lo que hay en el medio como los lazos, los vínculos y la familia, se desprecia.

JMF: Si hay esto, no solo afecta a los desamparos si no a todo y estamos perdidos. ¿Cómo se combate eso?

FPdR: Lo que ocurre es que como sociedad las cosas van relativamente bien, la medicina, la tecnología, los avances, etc. y la falta de hijos se sustituye con inmigrantes. Así que la sociedad se mantiene por ahora. Pero insisto en que nunca en la historia un país, un pueblo, y esto ocurre en occidente, ocurriera que se rompiera el principio de conservación, es como que una especie de animales voluntariamente deja de tener hijos… es decir, se dedique a sí mimo, a ir al gimnasio, a viajar, a pintar; sin duda se ha perdido el vínculo, la familia y lo comunitario. Se suele decir que no se tienen hijos por falta de trabajo estable pero no es cierto, en Extremadura la mitad de las mujeres son funcionarias y tampoco tienen hijos. Y esto es lo que veo cada día más en la consulta, gente sola, muy sola, que cada fin de semana se acuesta con alguien, que tiene trabajo fijo que viaja y tiene ansiedad y depresión.

JMF: Gracias Fernando, si te dejas otro día seguimos. Un abrazo

FPdR: Un abrazo. Tienes polémicas para rato jaja.

 https://eltorotv.com/rebelion-en-la-granja/fernando-perez-del-rio-el-desprecio-por-la-familia-es-total-el-desprecio-por-los-padres-es-extraordinario-20240209

lunes, 13 de mayo de 2024

Meterse donde no te llaman

 Si me hubieran dicho de joven que acabaría escribiendo en internet, que no existía, sobre actualidad, religión o política, no me lo hubiera creído. Nunca tuve la intención de ser una activista. Soy la típica persona que no interviene nunca en discusiones o debates.

Pero el futuro me ha otorgado un medio donde conservo más o menos mi intimidad y puedo explayarme sin tener habitualmente problemas de malentendidos. Así que he acabado metiéndome donde no me llaman pero estoy satisfecha de haberlo hecho.

domingo, 12 de mayo de 2024

Hispanidad. La película

 He visto esta película documental que dura dos horas, aunque no se hace larga. Trata de lo que nos une como comunidad. Cuando era niña era muy inocente y entonces pensaba que podíamos reunificarnos con Portugal y crear una especie de Commonwealth al estilo de la inglesa. No sabía entonces que algunos catalanes y vascos no querían ser españoles (y ellos tampoco me parece). Ni que la izquierda americana había alimentado la leyenda negra contra España.

Eran los años setenta y empezaban a llegar los inmigrantes americanos. Yo lo recibí con alegría, como quien saluda a un pariente lejano. Mis padres tuvieron la suerte de conocer a una pareja de ecuatorianos que los cuidaron con mucho cariño. No llegué a imaginar que la inmigración descontrolada se acabaría convirtiendo en un problema, especialmente la procedente de África. Ahora pienso cómo pude ser tan ingenua de pensar que nos entenderíamos con tantos, si apenas nos entendemos entre nosotros. 

Pero cualquiera que haya viajado al extranjero, sabe que los hispanos somos diferentes de la gente del norte de Europa, de África o Asia. Tenemos mucho más en común que lo que nos separa.

sábado, 11 de mayo de 2024

Tremenda toña progresista en Irlanda, por Luis Ventoso

A sus 77 años, Steven Spielberg lo tiene todo. En apariencia. Es un rey Midas del cine, celebrado como un genio de su arte, al frente de una familia feliz de seis hijos con una mujer a la que quiere y admira. Y sin embargo se morirá con la cicatriz de una herida: la del divorcio de sus padres, la tragedia de su vida y sustrato de varias de sus mejores películas.

A los 16 años descubrió que su madre, Leah, una pianista de carácter dicharachero, corneaba a su robótico e inteligente padre, Arnold, un pionero de la informática, liándose con un tal Bernie, el mejor amigo del progenitor. Cuando Steven tenía 19 años formalizaron el divorcio. Para proteger a Leah ante sus cuatro hijos, Arnold, que la seguía queriendo, montó el paripé de que era él quien rompía el matrimonio. Spielberg estuvo quince años sin hablarle y se sumergió en el cine de manera obsesiva para distraerse de su desasosiego.
Todos conocemos historias similares. Todos sabemos que los divorcios machacan a los niños, porque su mundo se desmorona de repente. También intuimos –o sabemos– que no existe institución que siente mejor a los hijos que la familia de siempre, con un padre y una madre. Y no lo digo yo porque soy un pirado fachosférico, sino que así lo sostienen los estudios de manera tozuda: los niños criados en familias tradicionales logran mejores resultados académicos y presentan mejor salud y equilibrio emocional.
Lo resalta en sus excelentes ensayos el psiquiatra inglés Anthony Daniels, más conocido por el seudónimo de Theodore Dalrymple, con el que firma. Admite, por supuesto, que la familia tradicional a veces es un infierno y que existen casos de familias de nuevo cuño, o abiertamente disfuncionales, con hijos felices y exitosos. Pero recuerda que son excepciones, no la norma: «Sería como decir que la cirugía es mala para la humanidad porque a veces los cirujanos cometen graves errores». Me atrevo a recomendar leer a Dalrymple, autor de observaciones tan oportunas como estas: «el declinar de la fe religiosa conduce a un aumento del nihilismo», «la creencia en una sociedad perfecta es una ilusión peligrosa» o «la buena paternidad es la base de una sociedad sana».


Viene todo lo anterior a cuento del enorme costalazo que se ha pegado el «progresismo» en Irlanda en la doble consulta para cambiar su Constitución de 1937, de inspiración católica, y retirar las alusiones a la importancia de la familia, el matrimonio y la contribución la mujer que trabaja en casa.
Todos los partidos convencionales apoyaban con unanimidad el «sí» a la reforma constitucional, a la que solo se oponían la Iglesia y algunas organizaciones conservadoras. Una Irlanda cada vez más «progresista» tenía que cepillarse dos obsoletos artículos de la Carta Magna, el que rezaba que «la familia basada en el matrimonio es el pilar de la sociedad» y el que decía que la República «reconoce que con su trabajo en casa la mujer da un apoyo al Estado sin el que el bien común no puede lograrse». El segundo artículo añadía además que «el Estado actuará para asegurar que las madres no se vean obligadas por necesidad económica a tener que trabajar, en detrimento de sus obligaciones en el hogar».
Para que todo quedase redondo, la consulta se celebró en el 8-M, la fiesta patronal del feminismo. ¿Qué podía salir mal? Nada. Por aquí abajo, el inefable periódico sanchista lo veía claro: se votará «para eliminar de la Constitución dos artículos de tufo machista y conservador». Qué guay. ¿Y qué pasó? La propuesta de suprimir la referencia a «la familia basada en el matrimonio» para poner en su lugar «otras relaciones duraderas» fue rechazada por el 68 % de los votantes. En el caso de la labor de las mujeres en el hogar, la derrota «progresista» fue ya épica: el 74 % de los irlandeses dijeron que nones, que el artículo se quedaba como estaba desde 1937.


Tremebundo revolcón al consenso mental izquierdista, que aspira a convertirse en pensamiento único, y a la corrección política. En los debates de la campaña surgieron insólitas sorpresas, como una incorrecta encuesta donde se reconocía que dos de cada tres mujeres irlandesas, en caso de poder elegir, preferirían quedarse en casa criando a sus hijos en lugar de ir a trabajar.
Qué cosas. Alguien le debe haber echado algo en la pinta de Guinness a estos locos irlandeses, pues en la República Plurinacional Sanchista hace tiempo que sabemos que los hijos no son de los padres, que existen 16 modelos de familia y que no hay nada más útil y esperanzador que el ateísmo desesperanzado, la subcultura de la muerte, el odio a los católicos, el rencor social y el imperio del Estado sobre la libertad.
(Vayan mirando a Irlanda los de Génova 13 y anoten, que la política no se agota en Puigdemont y el IVA del pollo).

https://www.eldebate.com/opinion/20240311/tremenda-tona-progresista-irlanda_180774.html

viernes, 10 de mayo de 2024

Sacar las castañas del fuego

 Significa salir de una situación difícil por tus propios medios, habitualmente ayudar a alguien. A pesar de que no he tenido una vida difícil en comparación con otros lugares y circunstancias, varias veces he tenido que sacar yo misma las castañas del fuego por mis hijos, y me he quemado.

En el colegio, en la familia, en las redes sociales. Hay todo un mundo hostil alrededor de los niños. Tal vez no esté en peligro su vida pero sí su felicidad, y para una madre eso es lo primero. No me considero una persona valiente y decidida, pero a veces no me ha quedado otro remedio que serlo.

Ahora no puedo comentar

 Será un problema técnico. Pero como ya se pasaron años entrando en mis blogs para preparar una acusación que no prosperó, tampoco me extrañaría mucho que alguien estuviera hurgando. Más ahora que la UE quiere censurarnos.

jueves, 9 de mayo de 2024

No es la generación más preparada de la historia

Hace unos días se me ocurrió hacer otro de mis experimentos de la serie «el agua moja»: decir en un breve vídeo algo que la mayoría de la gente sabe pero en público apenas se admite. Afirmé en esta ocasión que no estamos ante la generación más preparada de la historia, sino ante la más titulada, que es bien distinto. La reacción fue la esperada, una aquiescencia casi unánime, porque, aunque a menudo se nos olvide, la falsedad y la mentira tienen las patitas muy cortas, los perdidos no son mayoría y no importa con cuánta demagogia y publicidad se intente sepultar las verdades, ya que, en fin: el agua moja.

Como Carmen Álvarez Vela ya le dedicó un estupendo artículo al asunto, no hablaré aquí sobre el declive y la estafa del sistema educativo o lo inmisericorde que es el mercado de trabajo: lo que está tan bien escrito no debe reescribirse. Me centraré, en cambio, en tres asuntos que tal vez no hayan sido bien entendidos, y que dieron pie a las pocas salidas de tono que se produjeron en respuesta a ese vídeo en las distintas redes sociales.

El primero de esos asuntos concierne a las pruebas, a en qué me baso para decir que quienes en la década de 2020 ingresan en el mercado de trabajo no son, en efecto, la generación más preparada de la historia, y que todo apunta a que los próximos años lo serán aún menos, pues ni legisladores, ni padres ni muchos actores del ámbito docente se han dado cuenta o quieren darse cuenta de lo que nos está sucediendo. Vaya por delante que deberían ser quienes afirman que estamos ante la generación más preparada de la historia quienes lo probasen; pero como ellos no se atreven y en definitiva no pueden, asumiré yo el reto de mostrar lo opuesto.

Digo «mostrar» y no «demostrar» porque hasta quienes histéricamente piden datos sobre esto saben que es imposible demostrar nada que tenga que ver con la preparación. Quien más quien menos, todo aquel que sea adulto sabe qué es estar preparado, aunque no lo haya reflexionado en detalle, y que no es posible plantear una función matemática que despeje esa x con datos. Datos hay, como enseguida diré, y objetivos, pero quienes reclaman una objetividad matemática no saben de lo que hablan. Todo fenómeno complejo humano —y este lo es— puede y debe investigarse; no obstante, es infantil exigir una prueba del orden del teorema de Pitágoras, y hasta es más fácil saber, por ejemplo, si en nuestro tiempo crece la violencia que concluir si lo que aumenta es la ignorancia.

Debemos por tanto, conformarnos con poner en el platillo de la balanza suficientes indicios; pero haylos, y de enorme peso. Sabemos que la preparación está descendiendo porque podemos comparar los exámenes de la EVAU, el bachillerato y la universidad con los que se hacían hace veinticinco años. Podemos también comparar los índices de lectura, podemos asomarnos a las redes sociales y comprobar el paupérrimo nivel cultural y el sinnúmero de personas que —habitualmente ocultos tras un nick— esparcen barbaridades. También cabe atender a los índices de consumo de ansiolíticos, el estado de la salud mental, preocupante en general y específicamente entre los jóvenes. Y podemos —creo que debemos— atender a lo que está ocurriendo en los procesos de selección en las empresas, a las crecientes dificultades para encontrar personal cualificado —que no titulado— en los más diversos sectores, y al recrudecimiento de la guerra por el talento, que va a tornarse dantesca en los próximos años, por motivos demográficos, por supuesto, pero también por la escasez de preparación en la clase media de quienes ingresan en el mercado laboral (empleados y emprendedores). La información que refrenda esto que he escrito existe, si bien dispersa y heterogénea; con todo, basta para hacer un diagnóstico serio. Hay que tener poca vergüenza para negar ese aluvión de datos y afirmar, en cambio, que nunca estuvieron mejor preparados nuestros jóvenes.

La segunda puntualización tiene que ver con qué es eso de «estar preparado». A menudo, quienes hiperventilan ante la afirmación de nuestro declive no tienen criterio alguno a este respecto, y ahí suele estar el problema. La preparación tiene tres ámbitos: el personal, el profesional y el civil. El personal concierne a ser una persona madura, a haber forjado un carácter sólido, fuerte, capaz de afrontar las cuitas de la vida, plena de frustraciones y dificultades, y mantenerse erguido, aunque, como todos, sufriente. El profesional implica una disposición a los desafíos laborales y comerciales, y que, aunque se ignoren muchas cosas (sobre todo al empezar), se cuenta con los recursos técnicos, interpersonales y sociales para honrar una profesión y contribuir al bien de la organización u equipo en el que se actúe. El civil atañe a la capacidad crítica, al interés por la comunidad propia que se traduce en acciones, a desenvolverse como un ciudadano, y no como un borreguil y desnortado súbdito.

Dicho esto, miren a su alrededor y díganme si los jóvenes que ven entrar en la vida adulta están mejor preparados que los que veían hace quince o veinticinco años (absténgase quienes comparan con hace cuarenta o con la posguerra, no estamos para jueguecitos mediocres).

En tercer y último lugar, toca analizar las pocas, pero significativas reacciones de algunos jóvenes al mencionado vídeo. Que si estamos preparadísimos, lo que pasa es que vosotros habéis hecho un mercado laboral de mierda que nos paga por debajo de nuestra valía. Que si nos habéis dejado un mundo misógino, homófobo y anticlimático que nos asfixia y por eso nos borramos. Que si para esos sueldo por qué nos íbamos a preparar (ese pensamiento de esclavo). Que a ver si vosotros erais lo más y leíais a Garcilaso en los descansos, que ni inglés sabíais (esa pamplina). Que si OK Boomer, no nos criminalicéis, es culpa vuestra.

Pues claro que es culpa nuestra, criaturas. La hemos pifiado vuestros mayores a base de sobreprotección, egoísmo e incompetencia política a raudales. Pero ¿qué vais a hacer, ahora que ya sois «mayores», qué vamos a hacer todos, digo? Pensadlo, hablemos, pongámonos ya a solucionarlo. Cualquier cosa menos esta estupidez de enfrentar a generaciones cuando es el barco de la sociedad en el que estamos todos el que se hunde.

 

 https://gaceta.es/opinion/no-es-la-generacion-mas-preparada-de-la-historia-20240307-0500/

miércoles, 8 de mayo de 2024

El engaño del feminismo

Desde 1975, cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer a fin tanto de reivindicar a las mujeres como de tomar medidas que promuevan la total igualdad de derechos. Dicho movimiento, que cuenta con el especial apoyo de la ONU, así como de la gran mayoría de los líderes internacionales, parece desconocer que, al menos en Occidente, las mujeres gozamos no sólo de la misma libertad y derechos que los varones, sino de ciertos privilegios, como las llamadas cuotas de género (las cuales dan preferencia, en un cierto porcentaje, a la mujer en las instituciones educativas, en los puestos de trabajo de varias empresas e instituciones y dentro de las administraciones gubernamentales).

A pesar de esto, muchas feministas siguen culpando al hombre de ser el origen y causa de todos los males, habidos y por haber, pues consideran que todos los varones, solo por el hecho de serlo, reciben beneficios económicos, sexuales y psicológicos del llamado sistema patriarcal. Además, consideran que el matrimonio y la familia natural son instituciones creadas por el patriarcado a fin de subordinar a las mujeres, y algunas llegan a calificar la natural heterosexualidad como opresiva para la mujer.

Debido al tan peligroso como absurdo extremismo de muchas feministas, muchas mujeres se han desligado de lo que se conoce como feminismo radical, para abrazar las “nobles ideas” del llamado feminismo moderado. Ya que son muchas las personas que creen sinceramente que el feminismo de la primera ola no atacó ni al matrimonio ni a la familia y que su lucha se dirigió a lograr importantes derechos para las mujeres, como el derecho al voto.

Sin embargo, la realidad es que el movimiento feminista está corrompido de raíz dado que éste surgió como una extensión del perverso movimiento socialista. Es sabido que Marx y Engels, al igual que otros conocidos socialistas, compartieron su rechazo por la institución de la familia natural y promovieron, vehementemente, la incorporación de la mujer al trabajo fuera de casa. De ahí el postulado marxista de abolir la familia, ya que en ésta, de acuerdo con Engels, el hombre es el burgués y la mujer representa al proletariado. Por eso considera que sólo la esposa proletaria, capaz de ganar un salario por su trabajo, puede romper el ciclo de explotación pasando de la esfera privada, donde su trabajo no tiene valor, a la esfera pública, donde ellas también pueden beneficiarse de su trabajo.

Trotsky, que pusiera en práctica las ideas de ambos, escribió en La revolución traicionada: “La revolución trató heroicamente de destruir el antiguo 'hogar familiar' corrompido, institución arcaica, rutinaria, asfixiante, que condena a la mujer de la clase trabajadora a los trabajos forzados desde la infancia hasta su muerte.”

En los Estados Unidos, las pioneras y reconocidas sufragistas Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton (íconos de la mayoría de las feministas conservadoras) negaron las evidentes diferencias biológicas y psicológicas entre ambos sexos y sostuvieron que los hombres y las mujeres tienden a comportarse de manera diferente debido al condicionamiento social. Asimismo, consideraban que la posición de la esposa era más dependiente y degradante que cualquier otra condición de la mujer, debido a su subordinación al marido. Por ello, promovieron la independencia de la mujer a través del trabajo fuera de casa de tal manera que tanto el matrimonio como la formación de una familia pasasen de ser el principal objetivo de las jóvenes, a ser tan solo un incidente más en la vida de la mayoría de las mujeres. A través de su periódico, La Revolución [The Revolution], atacaron al matrimonio tradicional que, según ellas, convertía a la mujer en una esclava (de casarse con un hombre pobre) o en una muñeca (de casarse con un rico caballero). Cady Stanton afirmó que, incluso en los mejores matrimonios, las mujeres eran meras sirvientas o amantes y en las peores situaciones, vivían como esclavas o prostitutas. Como vemos, su postura en relación con la familia es muy similar a la de los mencionados socialistas.

En unos de sus más famosos discursos, Stanton afirmó: “El conservadurismo grita que vamos a destruir la familia. Los tímidos reformadores responden que la igualdad política de la mujer no cambiará esto. Ambos están equivocados. La revolucionará por completo. Cuando la mujer es igual al hombre, la relación matrimonial no puede sostenerse sobre la base en que se encuentra hoy. Pero este cambio no la destruirá… El cambio no es muerte, ni el progreso es destrucción”.

Se equivocó: el cambio ha traído la muerte (con el aborto). Pues debido a que la mujer actualmente ya no es valorada por lo que es capaz de crear, sino por su aportación material, muchas mujeres, renegando de su naturaleza maternal, ven hoy en día en los hijos un estorbo que hay que eliminar, o al menos limitar, a fin de poder “realizarse” en una carrera que además, para la mayoría, se reduce a un trabajo tedioso y medianamente renumerado. Asimismo, el tan cacareado progresismo está destruyendo el matrimonio y por ende a la familia pues la igualdad, que ha buscado hacer intercambiables los roles del hombre y de la mujer, ha sustituido la complementariedad y la ayuda mutua por la competencia y la desconfianza. De ahí el altísimo porcentaje de matrimonios que terminan en divorcio y la falta de esperanza en muchos jóvenes que ya no desean ni casarse ni tener hijos.

Es hora de reconocer que el feminismo es enemigo de la mujer, y por ende, del matrimonio y de la familia. La situación de la mujer (y del hombre) no mejorará tomando las calles ni a través de nuevos derechos, sino formando auténticos hogares cristianos. Como nos recuerda Fulton J. Sheen: “Cuando un hombre ama a una mujer, tiene que hacerse digno de ella. Cuanto más alta es su virtud, más noble su carácter, más devota es a la verdad, a la justicia, al bien, más debe aspirar el hombre a ser digno de ella. La historia de la civilización podría escribirse en términos del nivel de sus mujeres”.

 

https://www.religionenlibertad.com/opinion/251868477/engano-feminismo.html

La joven deprimida de veintiocho años cuya muerte está prevista para mayo

Zoraya ter Beek tiene 28 años y vive en un pequeño pueblo holandés cerca de la frontera con Alemania. Comparte su casa con su novio, del que...