El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

viernes, 24 de septiembre de 2021

Sobre el cambio climático

 

            ¡Pues claro que hay cambio climático, hombre!, ¡cómo no va a haber cambio climático! ¿Se creen éstos que han descubierto algo?

             La Tierra es un planeta vivo, todo en ella está vivo, están vivos los seres humanos, están vivos los animales, están vivas las plantas, ¡están vivos hasta las montañas, los ríos, los vientos, las aguas, los minerales! ¡Todo está vivo en la Tierra, y el clima también!

             Se le calculan a la Tierra casi cinco mil millones de años de antigüedad, y aparte de las cuatro grandes glaciaciones que el ser humano cree haber identificado a lo largo de su existencia, ¡sólo en los diez últimos siglos hemos sido capaces de identificar, además, un así llamado “óptimo climático medieval” hasta 1650 más/menos, y una así llamada “pequeña edad de hielo” entre 1650 y 1850 más/menos! ¡Sólo en los diez últimos siglos!

             ¡Pues no va a haber cambio climático! ¡Y lo que nos queda por ver! Cada año es diferente, cada invierno es diferente, cada verano es diferente, cada otoño, cada primavera, ¡cada día es diferente! ¡la Tierra no sabe de matemáticas ni de modelos estadísticos!

             ¿Cuál es el problema de la actual histeria climática? El problema de la actual histeria climática es que ese cambio climático que la Tierra produce o sufre de manera natural porque el planeta está vivo, se lo quieren atribuir algunos, con pérfidas e inconfesables intenciones, al ser humano y a la labor de supervivencia y mejora de sus condiciones que realiza sobre el planeta, y ello con muchas finalidades.

             Primero, cuestionar nuestro derecho a poblar la Tierra y servirnos de ella, de dominarla en suma, como nos anima a hacer el Génesis en tantas ocasiones a lo largo de su texto. Parece increíble que el ser humano tire piedras contra su tejado de esa manera, pero es así... el odio, el resentimiento, la amargura, el sentimiento de fracaso, la indiferencia de los demás, el afán de sentirse "en la pomada" y tantos otros sentimientos similares pueden llevar a aberraciones como ésta y a otras aún peores...

             Segundo, utilizarlo políticamente como uno más de los instrumentos de los que se vale el Nuevo Orden Mundial y sus prebostes para someter a los seres humanos e implantar sobre ellos una dictadura feroz como tantas otras que se han producido a lo largo de la historia, basada por un lado en el miedo, y por otro en el complejo de culpabilidad del ciudadano.

             Tercero, y no menos importante, para muchas personas el cambio climático representa una excelente ocasión de hacer pingües beneficios, y lo que es peor, a cargo del dinero público. ¡Han asaltado los erarios públicos, vale decir, nuestro dinero, su dinero amigo lector, el mío! ¡Nos están robando en nuestras mismas narices, porque el dinero con el que pagan sus ensoñaciones y sus alucinaciones, es de Vd., es mío, sale de nuestros bolsillos, de nuestro trabajo, de nuestro sudor!

             Por si todo ello no fuera poco, una cosa se ha puesto bien de manifiesto en estos años de histeria climática. Es decir, no sólo es que aunque se hubieran cumplido sus predicciones éstas no significan nada sino que la Tierra es un planeta vivo y caprichoso y nada más… ¡¡¡es que ni siquiera se cumplen!!!

             La historia de la histeria climática está construida sobre el fracaso total del conocimiento humano: empezaron hablando del enfriamiento global y tuvieron que pasarse al calentamiento global; siguieron hablando del calentamiento global y tuvieron que pasarse al cambio climático, que lo soporta todo; pronosticaron que el problema de la capa de ozono no se resolvería en milenios… ¡¡¡y está ya resuelto!!!; pronosticaron en 2000 que en 2020 no habría playas en España, y cada día las tenemos más bonitas; pronosticaron en 2000 que en 2020 Santander sería un palmeral, y en Santander no se ve una palmera: pronosticaron en 2010 que para 2020 ya no quedarían glaciares en el Glacier National Park norteamericano, incluso pusieron un cartel anunciándolo en tol centro del parque …. ¡y llegado 2020 lo han tenido que quitar!; pronosticaron el verano del siglo para este 2021 (lo hizo AEMET, como viene haciendo sistemáticamente todos los meses de junio desde hace diez o quince años) y ha hecho el verano más fresco que yo recuerde. Pronostican una tormenta para mañana, ¡y ni siquiera llueve! Y  éstos son los que nos dicen lo que va a hacer... ¡¡¡dentro de cincuenta años, el siglo que viene!!!

             Convénzase Vd. amigo lector, claro que hay cambio climático, ¡por supuesto que hay cambio climático! Seguramente incluso nos queden por ver cosas que ni imaginamos, que superarán (o no) las peores o las mejores previsiones…

             Pero no se crea Vd. nada de lo que le digan los nuevos mesías de la histeria climática... ¡¡¡no tienen ni idea!!! ¡¡¡saben menos que cualquier pastor de aldea con cuatro ovejas!!! Sólo están esperando que ocurra una catástrofe de esas con las que la Tierra nos sorprende día sí y día también, para salir a la palestra diciendo que "nos la habían anunciado" (¡aunque sea la contraria de la que habían previsto!) y por supuesto, ¡que es nuestra culpa!

             ¡Un timo! ¡Eso es lo que es el cambio climático! ¡Nos han timado! ¡Nos siguen timando! Y cada vez más… Y lo peor es que lo hacen... ¡¡¡con nuestro propio dinero!!!

             Que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos.

 https://www.religionenlibertad.com/blog/439839700/Pero-bueno-hay-cambio-climatico-o-no-hay-cambio-climatico.html

12 comentarios:

  1. Estas historias-histerias son comunes, la gente vegana quiere obligar a serlo a todos, además se rompería el equilibrio ecológico, el mundo estaría súperpoblado de vacas cerdos peces pollos, etc. por qué no dejan vivir y viven su vida como quieren? Un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y habrìa que talar los bosques para plantar más verduras. Un beso

      Eliminar
  2. El tema del cambio climático siempre despierta polémica. Lo cierto es que el mundo está patas arriba, que se deba al cambio climático o no... poca importa ahora. Besos Susana :)

    ResponderEliminar
  3. El hombre es tan soberbio que piensa que con 100 años puede alterar algo tan grande y complejo como el clima terrestre. Hay muchos volcanes emitiendo de todo, y sólo el de la Palma y ha soltado más gases tóxicos que todos los coches funcionando a pleno rendimiento en un año. Nos lo creemos todo, así nos va. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Estamos en el mismo vaso que China y si nosotros contaminamos media cucharada y ellos tres, sigue habiendo tres cucharadas y media. Un beso

      Eliminar
  5. Tengo ya demasiados años para haber pasado estaciones muy frías o muy calurosas y al año siguiente haber cambios y nadie hablaba del cambio climático.Otra cosa es la contaminación que en eso si que estamos "pecando" ya que estamos dejando suciedad por donde pasamos.Besicos

    ResponderEliminar
  6. Toda la razón.
    Querida Susana, que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Los profetas del ecoapocalipsis por Carlos Estéban

Ahora que el anuncio del apocalipsis se ha convertido en recurrente política de Estado de quienes quieren destruir los Estados, es un...