El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

lunes, 15 de febrero de 2021

Viajes

Si me hubieran dicho hace unos años que no podríamos viajar más, desde luego no me lo habría creído. Eran los tiempos en los que podíamos ir a cualquier lugar en cualquier momento y por un precio competitivo. De ese modo he visitado con mi marido todos los países de Europa occidental, más algunos más, como Marruecos, Polonia y Letonia. Me quedé a punto de ir a Austria y Chequia por la muerte de mi padre. Ahora me temo que no voy a recuperar esa oportunidad.

Por otra parte, solía ir a ver a mi hija mayor en Alemania al menos una vez al año. Supongo que cuando pueda volver por allí tendrá que ser con la vacuna, que no me quiero poner. Aun así empiezo a dudar que algún día volveremos a tener la libertad de movimiento que hemos perdido. Hay quien dice que va a ser cosa del pasado, que nos quieren en casa bien controlados. Me pregunto si mis nietos, si los tengo, llegarán a conocer el mundo en que hemos vivido nosotros.

34 comentarios:

  1. El mundo está cambiando, hay que adaptarse, los virus se irán sucediendo y el cambio climático no ayudará, así que veamos la manera de vivir con lo que tenemos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia esta creo no será ni la primera ni la ultima vez que ocurra algo similar, terminamos poco a poco con nuestra existencia en este planeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo me conformo por el momento con que me dejen ir a pescar y el milagro de no coger esta enfermedad...los viajes ya se darán. Tú no te preocupes que todo pasa.

    Un saludo y un beso

    ResponderEliminar
  4. Estoy segura de que volveremos a viajar, Susana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Procuremos vivir lo mejor que se pueda. Hay evoluciones nefastas...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Nos lo han cambiado todo, falta ver qué costumbres podremos recuperar.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Confío en que sí Susana, confío en que sí. Besos :D

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Yo también viajado mucho. Desde pequeña mis padres nos llevaron mucho de viaje, pero también me enseñaron a disfrutar el día a día, no solo de los viajes, así que me centro en el presente y ya viajaré cuando pueda. Esperemos que pronto se recupere la normalidad.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que volveremos a la normalidad cómo ha ocurrido con otras grandes pandemias aunque cueste un tiempo pero lo vamos a lograr y ya podrás seguir viajando.Besicos

    ResponderEliminar
  10. Yo soy positivo y pienso que poco a poco iremos alcanzando la normalidad,... y espero que que sea más pronto que tarde.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  11. Yo no pierdo la esperanza y si quieres un consejo de amiga, vacúnate cuando te llamen, no hay otra.

    ResponderEliminar
  12. Todo va a pasar, Susana, como tantas otras cosas que hemos vivido y quedaron en el pasado, antes de que lo pienses podrás volver a viajar y reiniciar tus periplos, paciencia y todo llegará, un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Susana, te dejo mi enlace de mi segundo blog, por si te apetece echarle una miradilla.

    Un beso.

    https://ginesfranconettihavuelto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Chile es taaaan largo que no lo terminamos por conocer. Viajar en el pasado era un lujo porque a nosotros todo nos queda lejos y caro. Viajar dentro del país nos alegra, yo no he soñado con conocer España, ni China o EEUU. Soy floja para eso.

    ResponderEliminar
  15. Hola amiga, yo también tengo unos viajes pendientes, Isla de Pascua, Chiloé, eso en Chile, Noruega el próximo año y de ahí moverse por Escandinavia.
    No pierdo la fe en que se podrá más luego que tarde.
    Sobre la vacuna, tampoco quiero ponérmela, pero al final va a parecer que sí, ya veremos.
    Un abrazo, gracias por visitarme

    ResponderEliminar
  16. Yo tengo pendiente Austria y sitios por España. Un beso

    ResponderEliminar

La joven deprimida de veintiocho años cuya muerte está prevista para mayo

Zoraya ter Beek tiene 28 años y vive en un pequeño pueblo holandés cerca de la frontera con Alemania. Comparte su casa con su novio, del que...