El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

domingo, 10 de enero de 2021

Cuatro argumentos contra la eutanasia

 

El doctor Manuel Martínez-Sellés es jefe de Cardiología del Gregorio Marañón

4 claros argumentos en contra de la eutanasia: un reconocido médico explica por qué es «inaceptable»

El doctor Manuel Martínez Sellés es jefe de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid
El doctor Manuel Martínez Sellés es jefe de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid
La eutanasia avanza en el ámbito parlamentario en España, y está cada vez más cerca de ser legalizada, pese a que son numerosos los profesionales sanitarios que se oponen a ello, incluso los propios colegios de médicos. Además, no han sido consultados a la hora de su redacción ni escuchadas sus peticiones de que algo mucho más urgente que la eutanasia son los cuidados paliativos.
El doctor Manuel Martínez-Sellés, catedrático de Medicina y jefe de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, es uno de los médicos más prestigiosos de España  y también un firme opositor a la eutanasia.
A lo largo de su larga trayectoria ha estado en contacto de manera diaria con el dolor y el sufrimiento.  Y por ello ha querido tratar un tema de especial gravedad y que amenaza de nuevo con ser el centro del debate social y político: la eutanasia y el intento de legalizarla en España.
Este experto médico lo ha hecho a través de libro Eutanasia, un análisis a la luz de la ciencia y la antropología (Rialp) y en él habla también sobre la muerte, los transplantes de órganos, la sedación, el coma y el estado vegetativo, los sentimientos del enfermo terminal y de su familia, los deseos del paciente, el ensañamiento terapéutico, el suicidio asistido y los cuidados paliativos.
Con este pequeño libro, el doctor Martínez-Sellés se introduce en un debate sobre la eutanasia, el sentido del sufrimiento y la libertad de elección a través de su propia experiencia con argumentos científicos y bioéticos.
En uno de los capítulos, que le ofrecemos íntegro a continuación, este cardiólogo resume a partir de su experiencia profesional y de lo que está ocurriendo en otros países de manera breve y general en cuatro puntos los motivos por los que la eutanasia es inaceptable:
1. Pendiente resbaladiza.
La historia nos demuestra lo rápido que se llega a la eutanasia en enfermos psiquiátricos, dementes, ancianos vulnerables y recién nacidos discapacitados. En Holanda la eutanasia se aplica ya no sólo a enfermos, sino simplemente a gente que no quiere vivir, sin que exista razón médica. Además, la eutanasia tiende a hacerse especialmente accesible y es dirigida de forma prioritaria a las clases económicamente más débiles, los grupos étnicos desfavorecidos y a las personas más vulnerables. Como veremos en el tercer punto, al limitar la oferta en cuidados paliativos, estos se pueden convertir en un lujo para aquellos con determinado poder adquisitivo.

Puede comprar aquí el libro del doctor Martínez-Sellés
2. Falta de autodeterminación real.
Frecuentemente los enfermos, y más aquellos con enfermedades avanzadas o que se encuentran en una situación terminal, pueden atravesar estados de depresión durante un cierto tiempo. Si en este tiempo solicitan que acaben con su vida lo habrán hecho en unas condiciones en las que no están mentalmente sanos, por lo que su autonomía es cuestionable.
Expresiones como ‘me quiero morir’ o ‘no quiero seguir luchando’ dependen mucho del estado de ánimo del paciente y de sus sentimientos cambiantes. En un país sin eutanasia, los médicos y otros profesionales sanitarios se esforzarán por curar esta depresión y devolver las ganas de vivir, y frecuentemente tienen éxito si el entorno ayuda. Por el contrario, en un país con eutanasia, en vez de esforzarse por eliminar la depresión, tenderán a eliminar al paciente deprimido. Además, la causa fundamental que impele a solicitar la eutanasia no es la enfermedad en sí, sino la falta de reconocimiento humano, comprensión y, tantas veces, la soledad.
Muchos pacientes sienten que sobran, que son una carga o una molestia para su familia, que son ignorados, o que están solos. Este es un caldo de cultivo para solicitar la eutanasia. Nuestra tarea como médicos y como sociedad debe ser reconducir esa situación con cariño y acompañamiento.
Resultado de imagen de eutanasia
3. Reducción de los cuidados paliativos.
Estos cuidados son la respuesta médica adecuada al dolor y al sufrimiento. Las atenciones paliativas no alargan la vida. Ocasionalmente, como efecto colateral, pueden acortarla algo. Los cuidados paliativos buscan controlar los síntomas del paciente y, en la enorme mayoría de ocasiones, lo consiguen. La aceptación de la eutanasia conlleva una disminución de los medios destinados a estos cuidados. También, con una eutanasia legalizada, los incentivos para investigar nuevos tratamientos de cuidados paliativos son menores, por lo que, a efectos prácticos, la eutanasia limita el desarrollo de este tipo de cuidados paliativos es caro. Lo barato es la eutanasia.
4. Deformación del sentido médico.
El deber de todo médico de intentar curar y/o mejorar a sus pacientes desaparece con la eutanasia que, además, deteriora la confianza médico-paciente. Es frecuente que ancianos cambien de país de residencia por no fiarse de las prácticas de ciertos médicos. La eutanasia es contraria al juramento hipocrático e implica una ruptura deontológica con grandes consecuencias sobre la profesión médica. ¿Cómo confiar en que el médico va a intentar curarme si mis familiares y/o sociedad presionan en un sentido contrario? Los médicos que entran en una mentalidad eutanásica la incorporan a toda su visión profesional, y puede ser un camino de no retorno. El galeno deja de ser un “salvavidas” y se transforma en “quitavidas”: su sentido cambia por completo.
Yo, que tengo dos hijos estudiando Medicina, solo espero que a las nuevas generaciones de médicos y profesionales sanitarios se les siga transmitiendo que nuestro fin es prevenir la enfermedad y cuidar a quienes la padecen.
 Artículo publicado originariamente en ReL el 11 de noviembre de 2019
 https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/582351469/Un-prestigioso-medico-ofrece-4-claros-motivos-por-los-que-la-eutanasia-es-inaceptable-siempre.html?fbclid=IwAR3xOFkJal-kpGNXitSdwVeAUeWkGRn_ODqte6a9E2-API3mBUEkwXKgSys

24 comentarios:

  1. EStoy de acuerdo en todo lo que dice este doctor.Los médicos han estudiado su carrera para salvar vidas, no han tenido una asignatura que les diga que tienen que matar y tampoco hay una especialidad para este menester. Cómo muchos médicos están en contra de esa ley habría que pensar en una nueva especialidad para los que estén a favor y sería precisamente los encargados de matar y por consiguiente no deberían de atender a otros pacientes. Si una persona que tiene sus facultades mentales mermadas hace un testamento se declara inválido a dicho testamento y por esa misma ley a las personas con esos trastornos no se les debería de tener en cuenta su petición de morir. En fín está claro que en este mundo en el que "avanzamos" tiene mucho más valor el dinero que la vida humana....¡¡¡¡TERRIBLE!!! Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algunos ni siquiera les preguntan otros deciden en su lugar. Es una pendiente resbaladiza. Un beso

      Eliminar
  2. Sigo estando en contra de la eutanasia en el 99,99 %.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que el trabajo de los doctor es hacer todo lo posible por salvar vidas, te mando un abrazo grande Susana

    ResponderEliminar
  4. Evidentemente este hombre es un doctor, y sabe lo que dice. Por supuesto que estoy de acuerdo en eso. Pero sí opino que habría que estudiar los casos. Los cuidados paliativos no siempre logran quitar el dolor a quien está siendo devorado, literalmente, por dentro. Personas que ven como su vida se apaga entre horribles sufrimientos, alucinaciones y degeneración de sus funciones vitales, sintiendo como se hacen sus necesidades encima, y gritando de dolor. He visto a alguien muy querido, con morfina hasta los ojos, y llorar como un niño rogando al médico que por favor le ayudase.
    Y ese médico, con todo el cariño del mundo, decirle que eso no era posible. Y continuar con los cuidados paliativos.
    Vivió meses así, hasta que hubo que sedarlo. Y aun así, aguantó días.
    No estoy a favor de aplicar la eutanasia a cualquier persona que la pida.
    Pero sí que quizás sería conveniente aceptar que es posible según qué casos, siempre, por supuesto, con el dictamen médico y psicológico pertinentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sedación terminal se está utilizando habitualmente. Mis padres la tuvieron los dos al final. Un beso

      Eliminar
  5. Un hombre cercano a mi escribió sobre su forma de morir. El es ya mayor pero no conozco en este pueblo a una persona más lúcida. Pide que cuando llegue su hora en el lecho de la muerte que sea atendido para morir cuanto antes mejor y cuando ciaga enfermo recibir todas las atenciones que sean necesarias: el tiene dinero.

    Yo no puedo opinar sobre la eutanasia porque cada persona es un mundo. Sin embargo los médicos sí saben cuando un hombre está muriendose además de sufriendo. A mi padre con cuidados paliativos le aceleramos la muerte según el médico nos aconsejó y murió en paz y sin dolor. Cuando una persona se está muriendo nunca se sabe su hora exacta de muerte y pueden pasar dias agonizando. La eutanasia es algo muy particular para que alguien la decida de forma rápida por eso no puedo opinar pero sí decirte que la muerte de mi padre fué bienvenida porque estaba agonizando y podrían pasar días de calvario sin tomar nada.

    ResponderEliminar
  6. El problema es que la excepción se convierte en regla. Y cuando se abre una puerta todo el mundo pasa. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Un tema muy delicado, cada caso es un mundo, un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
  8. Ni soy partidaria, ni acepto la eutanasia. Dios quiera que no me "eutanasien"...

    ResponderEliminar
  9. Boa tarde Susana, parabéns pela matéria. Minha opinião: só Deus pode tirar a vida.

    ResponderEliminar
  10. Un tema delicadidimo. Yo no puedo opinar por nadie, sí por mí. Para mí quisiera cuando esté en mis últimos momentos de vida. Cuando el sufrimiento me deje sin aliento, cuando no pueda caminar, ni hablar, cuando sea como un vegetal sin poderme rehabilitar, quisiera morir rápido cuando no pueda asistirme yo misma, quisiera morime sin dolor y en paz. No quiero que me alarguen la vida y sea un calvario, una persona muerta en vida. No quiero cuidados paliativo, quiero que me dejen en paz. Nadie me pidió permiso para nacer, por qué me lo tienen que pedir si quiero morir.
    Soy defensora de la vida, pero de la vida, no de la agonía.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sedación terminal vale para eso. Bienvenida. Un beso

      Eliminar
    2. Sinceramente yo no quisiera que me tuvieran sedada y vivir dos semanas más, un mes, tal vez dos o tres. Eso es alargar la vida cuando estás muerta, cuando nada se puede hacer para recuperarte como persona. ¿Para qué?
      Que cada cual decida su destino, porque tienen que decidir por mí otros.
      Saludos

      Eliminar
    3. Es para acortar la agonía. No duran más de un día

      Eliminar
  11. No se debe generalizar, yo no querría vivir enganchado a una máquina y solo pudiendo mirar al techo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso pero mucha gente en condiciones extremas se agarra con fuerza a la vida. Un beso

      Eliminar
  12. https://alfayomega.es/jordi-sabate-invita-a-mover-un-dedo-en-contra-de-la-eutanasia/?fbclid=IwAR09oIfattzbtpvPFHQDhcCh4auuO-xOBZDH-2V9qrucHgMgee6g-aT1ADY

    ResponderEliminar
  13. Declaración de colegio de médicos contra la eutanasia:
    https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/965601901/colegios-sanitarios-Madrid-contra-ley-eutanasia.html?fbclid=IwAR0sKW_OYK2JOBiR7w7OxMza8ldx4kBhmyyBtWbllSmvyioS_RwTId6jhtg

    ResponderEliminar

La crisis del modelo eclesial

  La mala noticia es que la Iglesia Católica está en crisis. La buena noticia es que siempre ha estado en crisis , y siempre lo estará h...