El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

jueves, 14 de marzo de 2024

What you see is what you get


Lo que ves es lo que hay (lo que consigues). A veces me da cierto reparo porque quien lea este blog me conoce mejor que algunos de mis familiares. Son dieciocho años de desnudar mi alma en internet, hablando de las cosas que me ocurren y de los tema que me preocupan. Afortunadamente, soy anónima, o de otro modo por la calle me parecería que todo el mundo sabe todo de mí, y sería muy incómodo.

Mi intención era hablar de mi misma en este blog, pero al final no soy yo quien decide. La inspiración me dicta cosas diferentes cada día. A veces siento que es algo más allá de mi propia voluntad. Es una necesidad casi física. Así que, acabo plasmando todo lo que me pasa por la cabeza, como si llevara acoplado un lector de cerebro y todo acabara en el blog. Y ahora incluyo artículos ajenos.

Si de algo puedo presumir es de ser una persona sin doblez. Hablo igual que escribo y digo lo que pienso. Lo más que he aprendido con los años es a callarme cuando no vale la pena seguir con el tema. Sin embargo, soy consciente de que por escrito doy una imagen de seguridad en mí misma que estoy muy lejos de sentir. Realmente soy una persona tímida y poco sociable.

Así que, cuando me llaman prepotente, en el fondo tiene gracia para cualquiera que me conozca de verdad. Si yo no puedo ser más amable y más inofensiva; eso sí, siempre que no se trate de defender a los míos o las causas que considero justas. Por eso, de pequeña me solían decir eso de: caray con la mosquita muerta, cosa que, por cierto, me molestaba mucho. Y es que ser una persona educada y cariñosa no debería estar reñido con tener personalidad y carácter. O eso pienso yo.

12 comentarios:

  1. Tu blog es muy interesante Susana! Traés ideas y comentarios y notas para hacernos pensar, así que seguí adelante con tu manera que es respetuosa e inteligente, lo demás es de palo! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. No sabes como te comprendo en este integral desnudo interior que hoy publicas aquí, Susana. Yo soy de carácter abierto (extrovertido), pero entiendo lo que aquí declaras es como si a mi me llamaran aburrido, igual que tú no me pareces nada prepotente, solo de fuertes convicciones. Conozco algunas personas como tú, todas son admirables y de fiar.
    Feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto vas a contracorriente te consideran alguien odioso. Un beso

      Eliminar
    2. En estos espacios escribimos lo que queremos, sobre cualquier tema, la mayoría evitamos comentar sobre nuestra intimidad, pero a lo largo de los años se puede deducir que tipo de persona somos por nuestras reflexiones, actualidad, aficiones, ideología etc.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Espero que sea una buena opinión. Un beso

      Eliminar
  3. Bueno, ya dicen que los que escribimos, somos unos tímidos redomados y por eso lo hacemos. Pero me da, que a la cara, dirías lo mismo y no re guardarías o esconderías lo que realmente piensas, lo cual se agradece. Cada cual tiene sus particulares visiones y está bien que sea así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto lo que dices, las personas educadas pueden tener una personalidad y un carácter fuerte cómo todo lo contrario pueden ser tímidas y no atreverse nunca a levantar la voz. Besicos

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que casi todas las personas a las que nos gusta escribir somos tímidas. Y está bien defender aquello en lo que creemos.
    Muy feliz finde.

    ResponderEliminar

La joven deprimida de veintiocho años cuya muerte está prevista para mayo

Zoraya ter Beek tiene 28 años y vive en un pequeño pueblo holandés cerca de la frontera con Alemania. Comparte su casa con su novio, del que...