El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

viernes, 13 de mayo de 2022

Desmitificando la medicina

 Existe un consenso generalizado sobre lo buenos que son los médicos y lo mucho que les debemos. Pero como todo en la vida existen médicos buenos, regulares y peores. Yo no sé si he tenido mala suerte pero me han tocado de todos. Por ejemplo, cuando tuve diverticulitis aguda, tuve un médico que se pasó una hora afirmando que era estreñimiento. Por suerte llegó otro y le llevó la contraria. Cuando tuve ileón perezoso, tampoco me querían ingresar. Pensaban que no tenía nada.

Mis hijos son muy alérgicos y todos los catarros se les complicaban. Pues el médico decía: catarro de vías altas y los mandaba a casa. Al día siguiente era bronquitis. Después de cuatro neumonías, aprendimos a conseguir el antibiótico sin receta porque no nos quedaba otra solución. Luego la pequeña tuvo púrpura y en la seguridad social no se lo creían porque no la habían tratado ellos. Yo debo tener cara de loca porque los médicos no me toman nunca en serio. 

Cuando estaba embarazada de mi primer hijo, mi médico, que era de la vieja escuela, no dijo nada de ingresarme a pesar de que tenía riesgo de preclamsia y llevaba cinco meses vomitando. Luego tuve hemorragia pero no me pusieron transfusiones, así que tarde mucho en recuperarme. En mi último parto, otro médico estaba empeñado en que me faltaba un mes de embarazo, así que no llegó a tiempo y me tuvo que atender el de guardia. Sólo espero que mis hijos tengan más suerte.

Ahora tengo otro problema de salud y sólo confío en que todo salga bien.

20 comentarios:

  1. No has tenido mucha suerte con los médicos, no. Afortunadamente los hay, la mayoría de ellos, que trabajan por vocación y nos tratan, casi, como si fueramos parte de su familia :))
    SAludos.

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que uno no sabe que se recibieron con un 4! Igual les dan el diploma claro. Lo del resfrío de las vías altas era un problema en verdad. No querían dar antibióticos, pero sino los tomaban seguía la infección hacia abajo como bien decís. Un médico de adolescentes salvó a mi hijo menor de seguir tomándolos, la receta fue, vapor en una olla con agua hirviendo y sal, taparse la cabeza y hacer vahos por veinte minutos tres veces al día. Era torturante pero efectivo, un abrazo Susana, espero que tu nana actual encuentre rápida solución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis bijos también tenían un vaporizador eléctrico con mascarilla. Un beso

      Eliminar
  3. En la medicina cómo en otras profesiones o trabajo hay de todo, he tenido la suerte de que me han tocado médicos extraordinarios.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Muy real y verdadero.
    Hay que procurar mantenerse medianamente sano para no consultarlos con tanta frecuencia. Mis experiencias -igual que tú- han tenido de todo.
    Saludos, que te sanes pronto. Dios nos ayuda siempre.

    Ojo humano

    ResponderEliminar
  5. Porque soy de la profesión te voy a contestar sinceramente. Hay de todo pero es verdad que el buen médico, el vocacional, cuando das con uno procura que no se te escape. La medicina avanza mucho y pocos médicos no están materializados. Acostumbrarse al dolor y la muerte de los demás cuesta al principio pero luego te fortaleces, de lo contrario sería muy difícil sobrevivir al sufrimiento. Antes era muy distinto, ahora te cosen a pruebas y con la tecnología tan avanzada si se equivocan encima tiene narices!!!!. En la facultad te enseñan mucha teoría, pero nada de práctica, eso se aprende a base de diagnósticos erróneos y el paciente paga y aguanta su soberbia y su mala praxis cuando sabe que no va por el camino acertado. Siempre tienen razón y el colegio de médicos es la mayor mafia que se conoce.
    Por eso, si encuentras uno con humanidad y experiencia, no le sueltes, agarrale como puedas y no dejes le pierdas de vista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que algunos mëdicos se limitan a aprenderse los manuales de actuación en cada caso. Cuando se sale de lo habitual ya no saben cómo reaccionar. Un beso

    ResponderEliminar
  7. En todas las profesiones hay quien hace bien el trabajo y hay quien es mediocre o lo hace fatal, los médicos no iban a ser una excepción.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Susana, no has tenido mucha suerte con los médicos. En mi caso ha habido de todo, aunque por lo general he tenido suerte. Si lo pasé mal cuando la enfermedad de mi padre. En pleno Covid no había lugar para nada más, y el cáncer requiere atención inmediata. Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Como bien dices hay de todo, pero está claro si te tocan tantos médicos así al final es fácil pensar que todos son iguales.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También he encontrado alguno muy bueno, pero se murió el pobre. Un beso

      Eliminar

  10. Suerte con to nuevo problema.
    Buen domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. en cualquier campo de la salud, un mal profesional es un peligro. pero ya si hablamos de salud mental, puede ser una bomba de relojería.
    besos

    ResponderEliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...