El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

miércoles, 16 de febrero de 2022

Tiempo de cambios

Empecé el año 2022 con el covid y el fallecimiento de mis suegra. A continuación mi hija mayor no vive con el novio con el que vivía. La pequeña ya no vive tampoco con el suyo. En cuanto a mi hijo, encontró un trabajo temporal y parcial que no le da para vivir. Así que la estabilidad de la que presumía yo el año pasado ha desaparecido. En este momento todo se encuentra en el aire. Hay épocas en la vida que son así, como encrucijadas en el camino.

Yo mientras sigo con mis clases de alemán y buscando información para publicar en este blog o en el facebook, mientras me dejen. El tiempo hay días en que pasa muy despacio y otros que corre sin freno. Ahora parece que se ha ralentizado. Esto no ayuda a mi estado de ánimo, mi ansiedad que me pide cambios más allá de lo que yo puedo decidir. El mundo en cambio va acelerado hacia el abismo, según mi punto de vista, y no sé si quiero que llegue ya el futuro.

19 comentarios:

  1. A veces sucede todo junto y nos supera la ansiedad! Pero seguro cada quien va a encontrar su rumbo, tus hijas un nuevo amor, tu hijo un trabajo mejor, el tiempo ayuda en todo, habrá que darlo. Un abrazo Susana, adelante con el idioma tan difícil para mí!

    ResponderEliminar
  2. Hola Susana, evidentemente hay rachas que mejor no hablar de ellas. Espero que pronto sientas un poco más de tranquilidad. Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  3. La cosas cambian aceleradamente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Si tus hijas tomaron esa decisión es porque sabían lo que hacían y en estos casos los padres sólo pueden apoyarles.Para mí el tiempo pasa cada vez más rápido y con demasiadas novedades difíciles de sobrellevar pero no imposibles.Besicos

    ResponderEliminar
  5. Querida Susana, esto es vivir. Cambios, tiempos buenos y no tan buenos.
    Dios nos ayude en todo momento, Él nos anima al buen vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La vida siempre da sorpresas, hay que aceptarlo, pero hay un mano invisible que endereza lo torcido. Mi esposa también estudia alemán, le divierte su gramática. Mucho ánimo y fortaleza.

    ResponderEliminar
  7. Todo puede cambiar en un instante y aquello a lo que nos habíamos acostumbrado o dado como cierto puede desaparecer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Susana, tranquila, hay rachas malas y racha buenas, todo pasa.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. La dichosa pandemia ha hecho mucho mal en casi todas las casas.
    Un beso

    ResponderEliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...