El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

miércoles, 25 de agosto de 2021

La rutina

 Si marcharse de vacaciones es necesario para descansar física y psíquicamente, volver a la rutina es un alivio importante también. Lo mejor de irse es precisamente poder echar de menos esas cosas que ya te cansan de tu vida diaria y comprobar que realmente donde mejor se está es en casa. Incluso cuando vamos al pueblo, que es también nuestra casa, no llega a ser lo mismo porque tiene algo de temporal y transitorio, tal vez porque no pasamos allí también los días más crudos del invierno.

No sé cómo será en los países que tienen todo el año un clima parecido, pero en el centro de España, cuando acaba el verano estoy deseando ponerme una chaquetita y pasar algo de frío. Lo mismo cuando termina el invierno añoro los rayos de sol. En cuanto a primavera y otoño apenas tenemos. De manera que ahora ya miro al cielo buscando las nubes y eso forma parte también de la rutina tan deseada. De ese modo, el año trae una variedad muy agradable.

15 comentarios:

  1. Nunca estamos contentos con lo que nos toca. :)))

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. a mí no me gusta irme de vacaciones al pueblo, es aburrido entre otras cosas... pero quedarse en madrid resulta un poco deprimente, con las calles vacías y las tiendas cerradas. creo que tengo un trauma no resuelto con el verano, es una época que procuro pasar lo menos mal posible. :D
    besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Susana!
    Cada estación tiene lo suyo. A mi ciudad le dicen, la ciudad del eterno calor, por su clima. Siempre hay solsito, de todas formas cuando hay algo de frío, igual deseamos que siempre que salga el sol.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Yo disfruto más del invierno, sufro mucho el calor, pero a medida que cumplí años es como que me acomodo mejor, claro que mermar la actividad sirve para todos los climas, estar tranquilas luego de años de andar de acá para allá hace que el cuerpo repose y reciba mejor el frío o el calor, un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
  5. Los antiguos decían que "en la variedad está el gusto", aunque yo prefiero siempre el hogar, soy confinada voluntaria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. He vivido unos años en el trópico y la verdad que me acostumbré a tener calor todo el año y eso de usar la misma ropa sin cambiar armarios me gustó mucho.Besicos

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho esta entrada, me siento muy identificada con tus palabras.

    Besos.

    ResponderEliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...