El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

lunes, 22 de marzo de 2021

Cosas obsoletas

 Hay una serie de objetos de uso cotidiano que, no es que ya no existan, existir existen, pero ya no cumplen con su función correctamente. Me refiero a que ya no se fabrican tan bien como antes y nunca más lo harán, me temo. Se trata por ejemplo de las pinzas de la ropa. Las de toda la vida apenas se rompían y las actuales no duran nada, especialmente las de plástico. Las perchas de la ropa antes eran de metal cubierto de plástico. Ahora hay muchos modelos pero ninguno es equivalente.

Luego está el estuche de manicura. Las limas de uñas ya no liman practicamente nada, ni las de metal, ni las de cartón. Yo atesoro algunas de más de treinta años que sí funcionan. Pero las tijeras de uñas no tienen la curva correcta para cortar. He comprado varias que tengo guardadas porque no las utilizo, mientras que cuido con mimo una que me queda de un estuche anterior. Me pregunto si compensa hacer cosas de mala calidad más baratas, antes que construir algo caro, bueno y duradero.

36 comentarios:

  1. Pienso que antes no se incentivaba el consumo, había menos ambición, ahora se fabrican elementos descartables para ir de nuevo a comprar, recuerdo la famosa heladera Siam, al morir mi papá todavía funcionaba y tenía setenta años de vida útil! Un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón llevas. Recuerdo las pinzas de la ropa de madera que usaba de niña. Ahora, las que tengo, de plástico, se parten con mucha facilidad.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Pues debe ser que compensa el hacerlo de mala calidad para que estemos comprando todos los días. Pero yo como odio el consumismo, aprovecho las osas hasta que no puedo más. No soy de las que las tiran en cuanto se rompen un poquito.
    Un abrazo, Susana

    ResponderEliminar
  4. Hola Susana, a los fabricantes claro que les compensa fabricar las cosas de mala calidad, así nosotros tenemos que comprar mas a menudo, antes una nevera, lavadora etc.., duraban años y años, ahora si llegan a cinco ya podemos dar gracias, duran justo la garantía dos años.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo compré una lavadora garantizada para diez años, mucho más cara. Un beso

      Eliminar
  5. Resulta más rentable a los fabricantes hacer las cosas de mala calidad para que se estropeen pronto y tengamos que seguir comprando.Tengo una lima que tiene muchísimos años y cómo ya está vieja y rota la parte de arriba me compré una de metal que lima fatal, recurrí a las de cartón y ocurre otro tanto así que sigo con mi vieja hasta que aguante.Besicos

    ResponderEliminar
  6. Lo barato es dos veces caro. Y se vende mejor.💙💙

    ResponderEliminar
  7. Pues por qué las cosas se hacían bien, esa era su mejor publicidad.
    Ahora solo cuenta el precio y cambiarlo rápido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Resulta más rentable avaratar las cosas para incentivar al consumo.

    ResponderEliminar
  9. En una sociedad de consumo no interesa que las cosas duren toda la vida, ahora se fabrican para que duren unos años. Pasa con todo, los televisores, lavadoras, secadoras, frigoríficos, coches... se necesita consumir y tirar, ya no existen los talleres como antes, antiguamente casi todo tenía reparación hoy día ya no existe. Por eso mismo todo se fabrica en países con mano de obra barata y materiales que duren lo justo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón.
    Ahora las cosas duran poco.
    Mi lavadora tiene 20 años y no la cambio porque sigue funcionando muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hacerlas y venderlas compensa, comprarlas desde luego que no. Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Por eso ya no compro pinas ni perchas ni estuches. Un beso

    ResponderEliminar
  13. No es que las limas ya no limen. Es que no han limsdo nunca.

    ResponderEliminar
  14. Tienes toda la razón, Susana.
    Pasa lo mismo con los electrodomésticos o incluso los coches.
    Yo creo que sí les compensa porque construir algo barato no les cuesta tanto dinero y te condicionan a que compres más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola.
    Esta semana se me cayeron del tendedero varias prendas por lo malas que son las pinzas. Y eso qu ecompro de madera, las de plástico ya ni las miro.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  16. Eso se llama "obsolescencia programada", para obligar a los consumidores a seguir comprando. Se hacen estudios estadísticos para saber cuánto tiempo el consumidor usará un producto, y se diseña el producto para que dure ese tiempo.
    Te cuento una historia: Kingcaid Gillette, en su juventud, se hizo amigo de William Painter, que había inventado la tapita metálica de las botellas de gaseosa, y le pidió consejos, pues él también quería ser inventor. Recibió este consejo: "Inventa algo que dure poco, para que puedan comprártelo muchas veces". Producto de este consejo, Gillette inventó las máquina de afeitar con hojitas desechables. Así nació esta filosofía que hoy te hace quejarte de lo poco que duran las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente en el caso de las limas me quejo de que no lleguen a funcionar nunca. Ni nuevas. Un beso

      Eliminar
  17. Tienes razón que hay muchos objetos que se han quedado fuera de uso, muchos por la evolución de la vida. Entre lo nuevo existen muchos artículos que usamos a diario que son de usar y tirar o duran muy poco, es el mundo del consumo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Cierto Susana. Ayer precisamente estuve pensando en comprar más pinzas, las que no se me rompen, se me caen al patio...en fin, tienes mucha razón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Ahora casi todo es desechable. Pero aún quedan algunas cosas que permanecen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Ahora cualquier cosa que compres, si se rompe, ya no tiene repuesto y tienes que comprar una nueva. Antes las cosas duraban toda la vida. Ahora no las arreglan.

    ResponderEliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...