El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”.

viernes, 27 de noviembre de 2020

Esto es pan para hoy y hambre para mañana

 Es una de las frases preferidas de mi madre, que en paz descanse. Se refiere a una decisión que soluciona algo de forma temporal pero no a largo plazo. Mi madre era un dechado de sabiduría popular y sus dichos forman parte de mi vida. Me ha costado mucho asumir su ausencia, hace ya cinco años. Mis padres eran los pilares de mi vida y yo los admiraba muchísimo porque representaban todos los valores de este mundo que ya no existe. Me temo que yo no he conseguido conservarlos ni transmitirlos a mis hijos como ellos. 

Llevo una racha de despedidas porque poco después mi hija mayor se fue a vivir a Alemania y hace tres meses que se ha ido la pequeña a Francia, pero me parece un siglo. Desde entonces vivo en el hoy y ya no hago planes para el futuro, más ahora con la pandemia que nos tiene a todos en vilo. Pero me temo que soy bastante pesimista con el avenir porque, como dice la frase, parece que nos estamos centrando en los problemas actuales postergándolos para el día de mañana.

Os dejo otro editorial de César Vidal sobre el coronavirus: https://cesarvidal.com/la-voz/editorial/editorial-cui-prodest-24-11-20#disqus_thread

30 comentarios:

  1. A mí también me gustan mucho los dichos y refranes. Son la verdadera sabiduría popular.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. También mis padres me enseñaron unos valores que ahora no se llevan y encima los están aniquilando, es un gravísimo error porque una sociedad sin valores ni moral ella misma acabará destruyéndose....Cada vez el virus lo tengo más cerca, ahora le ha tocado a mi nieta de 14 años que lo cogió en el Instituto....esto es un sin vivir.Besicos

    ResponderEliminar
  3. Confucio insistía que era mejor enseñarle a una persona a pescar que darle un pescado para comer.

    Excelente Post

    ResponderEliminar
  4. Mucho hemos aprendido de nuestros mayores, creo, fueron de las mejores generaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    Yo tambén adoraba a mis padres. Me dieron valores, me enseñaron a ser libre y me hicieron muy feliz,algo que valoro e intento mantener. Nunca podré agradecerles bastante la infancia y juventud tan feliz que tuve, y lo querida que me he sentido siempre. Me enseñaron a tener inquietudes, curiosidad...
    Mi madre también era muy refranera. Yo también me centro en el presente, en los míos, en saborear las pequeñas cosas...
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mi infancia no fue buena por otras circunstancias. Un beso

      Eliminar
  6. Quien no honra a sus padres falta gravemente a la ley natural, que es la ley de Dios. Además de ser una persona muy poco persona.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Siempre aprendemos de los refranes de los mayores pero no dejemos de aprender cosas nuevas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Boa noite Susana. Esse ano foi um ano de aprendermos muito. Bom final de semana.

    ResponderEliminar
  9. Hay dichos que nos acompañan toda la vida, los valores de antaño son historia, pero tratemos de pasarlos a quienes tenemos cerca, siembra, siembra, algo quedará! Un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
  10. No seas tan pesimista Susana, los problemas si te refieres a las consecuencias del Covid no los podemos resolver así de un día para otro, ni tampoco ni tu ni yo podemos hacerlo, así que mejor vivir el día de hoy dando gracias de lo que tenemos hoy y no agobiarnos por un futuro del que poco podemos arreglar.
    Muchos besos y ánimos!!

    ResponderEliminar
  11. Ya dicen que los refranes son sabiduría popular. Hay mucho por aprender de nuestros mayores.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola Susana, es curioso, pero los mayores, nuestros mayores, siempre solían llevar razón. Besos :D

    ResponderEliminar
  13. Hacemos lo que nos nace y lo que heredamos como valores, a veces los tiempos hacen que los hijos vayan tomando otros ejemplos, lo importante es que estemos cerca para acompañarlos y sostenerlos, un abrazo Susana!
    P.D. Me pasó que creí haber comentado ayer, pero vine y no estaba jajaja

    ResponderEliminar
  14. Los refranes siempre rebosantes de sabiduría popular. Besos

    ResponderEliminar
  15. Mi madre nos decia cuando nos impacientábamos para comer: Hambre que espera hartura no es hamre ninguna...y la verdad es que su efecto nos causaba saciedad.

    ResponderEliminar

Claro como el agua

 Se dice de algo que es evidente. Aunque no se use para eso, yo prefiero a las personas claras como el agua. En el buen sentido y el malo. E...