El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

viernes, 6 de noviembre de 2020

Culpabilizando

 Me prometí no hablar más del tema pero no puedo callarme cuando veo que se está echando la culpa de la pandemia a los jóvenes, los niños y los hosteleros en general. Una enfermedad infecciosa como su nombre indica tiende a contagiar la mayor cantidad de gente posible y es muy difícil de controlar, más que nada porque los virus son infinitesimales y caben por cualquier sitio. Así que nadie se contagia por gusto ni va difuminando la enfermedad conscientemente. Simplemente es lo natural.

Además, la mejor forma de estar inmunizado es precisamente salir a la calle a tomar el aire y el sol y relacionarse con otras personas. Si alguien prefiere quedarse en casa es muy libre pero no está bien hacer de juez de sus vecinos sólo porque quieren mantener una vida normal. Parece que estuviéramos en un país comunista con todo el mundo acusando a  los demás. Y sobre todo, no está bien hacerles sentir culpables a los niños por querer ir al parque, como si quisieran matar a sus abuelos. Eso es demasiado.

19 comentarios:

  1. Esa es la moda, Susana, echar culpas, cuando no hay manera de entender lo mejor es buscar culpables, cada país es un mundo pero ahora estamos todos iguales, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Tenías que haber visto a la cantidad de jóvenes que el fin de semana pasado arrarsaron Logroño con actoos vandálicos y robando en tiendas y todos tenían entre 13 y 24 años y esta barbarie fue por no dejarles salir de noche para hacer sus botellones.....Menos mal que salió otro grupo de jóvenes voluntarios pra limpiar todos los destrozos pero lamentablemente están amenazados. Ya tenemos bastantes jóvenes contagiados y cada vez tengo más personas amigas e incluso familiares mios contagiados y algunos no llegan a los 30 años. Pues ante lo que estoy viviendo le tengo mucho respeto y tomo todas las precauciones posibles que además nos lo está pidiendo nuestro Ayuntamiento.Conozco personas jóvenes que se lo han trasmitido a sus padres y también conozco personas mayores que lo han trasmitido a los que vivían con ellos.Esto es más serio de lo que pensamos y hay que tener mucha precaución todos, en cada uno de nosotros está ser responsable sea joven o mayor para poder terminar con esta pandemia que en m i tierra está matando personas todos los días. Besicos

    ResponderEliminar
  3. Los jóvenes vándalos buscan cualquier excusa. Y las epidemias se transmiten. Es lo suyo. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Desde la prehistoria, tenemos la tendencia a culpar a los otros.
    Buen fin de semana, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Quiero entender que las restricciones a la movilidad y confinamiento son para aplanar la curva de contagios y, por lo tanto, evitar que los contagios aumenten,... y los hospitales se colapsen,... y que no haya camas ni hospitalarias ni de UCI,... una cadena infernal que debemos detener Susana. En estos casos creo que a salud pública está por encima de otros derechos fundamentales. En todo caso cada uno debe asumir su propia responsabilidad y creo que en muchos casos esta premisa no se cumple.
    ¿No te parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión està en que nadie tiene la culpa, salvo los chinos tal vez. Un beso

      Eliminar
  6. Creo que no es cuestión de que los jóvenes no salgan, sino más bien, de que tanto jóvenes como no tan jóvenes actuemos con responsabilidad. Cuando digo con responsabilidad me refiero al uso de mascarillas, al lavado de manos, a la distancia con precaución. EL mundo tiene que seguir girando y los establecimientos funcionando, pero hay que ser precavidos sin dejar de vivir.
    Por desgracia, tengo amigos enfermos de covid y no es ninguna broma. Y por desgracia, familiares de algunos de esos amigos han muerto.
    Mi hijo tiene diecisiete años. NO sale por la noche porque no quiere quitarse la mascarilla y los demás amigos lo hacen. Pero no critico a esos otros amigos, sino que alabo al mío porque se que lo hace por las circunstancias especiales que tenemos en casa al haber dos personas de sumo riesgo.
    Tampoco creo que porque los jóvenes no salgan cometan actos vandálicos. El que los ha cometido ha aprovechado el momento. Conozco muchos jóvenes muy responsables, y lo están pasando mal. Al igual que tampoco creo que se pueda culpabilizar a los niños de contagiar a los abuelos. Bastante tienen encima las criaturas sin poder vivir su vida normal.
    En conclusión, creo que estamos todos en el mismo barco. Niños, jóvenes, adultos, abuelos. Y que todos podemos cuidar de todos sin dejar de vivir.
    BEsos :)

    ResponderEliminar
  7. Es una situación difícil, la verdad.
    Un abrazo, Susana

    ResponderEliminar
  8. Siempre se tiene tendencia a culpabilizar a los demás, pero también hay mucho irresponsable por ahí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Que Dios te libre de no contraer esa enfermedad de la forma más agresiva porque este blog sería otro testamento para tus hijos y marido. Esta enfermedad es algo muy serio y pienso que tarde o temprano la mayoría pasará por ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verano estaban todos de fiesta y no había casos, hasta que llegó el frío. Un beso

      Eliminar
  10. Boa tarde Susana. Obrigado pela matéria.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola,Susana!
    Es importante no bajar la guardia. Tengo dos amigas en UCI internadas por covid. Una ya fue dada de alta y la otra su hna, se quedó.
    Somos nosotros los responsables de nuestros actos, es fácil echar la culpa a los demás... Cuidémonos y punto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...