El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

viernes, 10 de diciembre de 2021

Proselitismo

 Una de las cosas que repite incansablemente el Papa Francisco es que no debemos hacer proselitismo. Que cada cual se debe convencer por sí mismo con ayuda de la Gracia. No es eso desde luego lo que decía Jesucristo en el Evangelio, cuando mandó a sus apóstoles de dos en dos a predicar. Lo que está claro es que nadie se puede convertir a lo que desconoce. Hoy en día casi todos los medios de comunicación están copados por un pensamiento único que no da posibilidad de elegir. 

Reconozco que me he llegado a sentir culpable por un tiempo de querer convencer a los demás de mis ideas, que no son mías, las comparte mucha gente. Hasta que un día de repente llegué a la conclusión de que no hacía nada malo. La gente se convence cuando tiene unos argumentos que le hacen cambiar de opinión. Yo solamente ofrezco esos argumentos en un menú y cada cual puede escoger los que le gusten y descartar los que no le agraden. No obligo a nadie.

Hay quien dice que todas las ideologías son aceptables. No estoy de acuerdo. No acepto el comunismo por lo que les hace a los países donde gobierna. Véase, miseria, opresión, falta de libertad. Tampoco acepto el islamismo radical por su actitud hacia las mujeres. Otras ideologías pueden tener algún punto favorable. Pero desde luego, pienso que la mía es la correcta y no creo que tenga que disculparme por ello. Simplemente he investigado mucho para llegar a esta conclusión y me gustaría que otros también lo hicieran.

 Si resulta que el cristianismo es una religión más, alguien podría haber avisado a los millones de mártires que ha tenido. Los leones de Roma habrían pasado hambre. Pero resulta que es el cristianismo junto a la cultura grecorromana lo que nos ha traído hasta aquí. La cultura con más de dos milenios de historia que sigue vigente y que nunca había sido puesta en cuestión como ahora, como hace apenas diez años. Ha costado dos mil años crearla y apenas diez años destruirla.

La idea es que nos sintamos miserables defendiendo la pareja, los hijos, la familia, la sociedad, la religión, la nación, la cultura y la historia. De este modo, otros pueden introducir libremente sus planes de globalismo, de un gobierno dictatorial único para todos que nos diga cómo tenemos que pensar y sentir. Mientras sigamos acomplejados, ese objetivo se hace cada vez más posible. Por eso no puedo dejar de publicar, aunque a veces me sienta tentada.

18 comentarios:

  1. Hola Susana. Tú expones tus ideas y cada cual es libre de aceptarlas o no, no se las impones a nadie, solo las manifiestas. Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Hay que mirar la vida con los ojos bien abiertos, nunca tuve ídolos a quienes seguir ciegamente, mi consciencia es mi mandante, por suerte está despierta, un abrazo Susana!

    ResponderEliminar
  3. "te pido encarecidamente: 2 predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza.

    3 Llegará el tiempo en que la gente no escuchará más la sólida y sana enseñanza. Seguirán sus propios deseos y buscarán maestros que les digan lo que sus oídos se mueren por oír."
    El apóstol Pablo a...

    ResponderEliminar
  4. Cada uno sabe como defender sus ideas. Tú las expones, yo soy libre de seguirlas o no.
    Y no me gusta el papá Francisco, lo siento.

    ResponderEliminar
  5. Soy católica practicante y fui catequista durante muchos años para lo cual tuve que formarme y de verdad que me da mucha pena la situación anticristiana que estamos viviendo. Me consuela saber que no lograrán arrancarnos la fe a los que la tenemos.Besicos

    ResponderEliminar
  6. Buena reflexión a veces todos esos proselitismos como dices parecen moda y no creencia. Uno debe discernir en que cree y y ser justo y solidario no importa la creencia. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con lo que escribes, muy querida Susana.

    Comprension, aceptacion, y tolerancia ayudan mucho en los temas tanto religiosos como en los politicos.

    Gran abrazo!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Cada persona es libre en mantener sus ideas y creencias, en los años sesenta la mayoría de los adolescentes creíamos que lo que nos habían enseñado era lo mejor, porque no conocíamos otra cosa, los años nos hacen cambiar nuestras convicciones.
    Estoy de acuerdo que no todas las ideologías son aceptables, para mi los radicalismos de uno u otro signo son perniciosos para la buena convivencia.
    La historia nos ha enseñado que fascismo y comunismo, son tendentes a dictaduras y totalitarismos-
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que yo defiendo es el tradicionalismo, humanismo cristiano. Un beso

      Eliminar
  9. Yo creo que hay que defender lo que uno cree, y eso incluye las ideas: decirlas alto y claro y que otros valoren si les convencen o no, pero por uno no ha de quedar. El papa tiene autoridad en materia de fe, nada más pero tampoco nad menos

    ResponderEliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...