El que escandalice a uno de estos pequeños que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

lunes, 13 de septiembre de 2021

Veinte años

Tengo por normal no mirar atrás más de treinta años, pero a veces no puedo evitar pensar que los primeros veinte años de mi vida fueron un completo desperdicio.  Por lo que yo recuerdo, iba al colegio, donde estaba aislada, y volvía a mi casa donde estaba más sola todavía. Así que me pasaba las horas releyendo libros, porque tampoco tenía mucho para elegir. Los días eran interminables y los fines de semana, un suplicio. Las vacaciones de verano, un páramo sin fin.

A partir de la adolescencia, empecé a acompañar a mi madre en sus recados y estaba más entretenida, aunque eso significaba que no dedicaba tiempo a los deberes. De manera que mis notas empezaron a bajar. Los veranos iba unos días con mis tías a Asturias, pero el resto seguía siendo un tiempo vacío. Más tarde lo notaba aún más porque no tenía tampoco amigos con quien salir, salvo alguna temporada corta. De manera que esos veinte años de mi vida no me aportaron casi nada.

28 comentarios:

  1. A veces depende de cada uno el aportar cosas a la vida en vez de que ella nos aporte....el benficio de aportar es grande y una se siente más feliz consigo misma lo que significa que repercutirá en su relación con los demás.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Hombre en compañía es todo mejor pero algo te aportarían, forjaron los cimientos de tu personalidad. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Susana, la verdad que nada fácil lo has tenido y para olvidar, lo que pasa que no tenemos en chip para apagarlo y no acordarnos mas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Esta última respuesta tuya contesta todo, Susana, un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. No mires atrás, mira hacia adelante, cuando tienes un percance como el que yo he pasado y sigo pasando, siento que la vida me da otra oportunidad.
    El ahora es lo que importa.

    ResponderEliminar
  6. Pues si del pasado no pescas nada interesante, no hace falta revolver en él. Sigue adelante.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Ay Susana, yo tengo cincuenta y uno y si miro atrás, bueno, creo que en mis primeros veinte años hay muchas cosas que tendría que cambiar, aunque por suerte también otras muchas que no tocaría. Besos :D

    ResponderEliminar
  8. yo he tenido etapas de mi vida que aparentemente se podrían considerar un desperdicio. pero no sé, yo creo que el tiempo que no dedicas a unas cosas lo dedicas a otras, aunque sea leer, escuchar música, reflexionar... y eso siempre te enriquece.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ahora que me quedan como mucho otros veinte años me gustaría recuperar ese tiempo. Un beso

      Eliminar
  9. Las edades son etapas de nuestras vidas, si miras para atrás, que sea para aprender sobre cómo lo hicistes y mirar el presente, los logros que tengas serán el motor para seguir avanzando, apreciando más y mejor lo que tienes, nada pasa por casualidad, son los eslabones de la vida. Susana, hacia adelante, siempre hacia delante...es como se avanza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    La vida antes de los 21 fue un ir y venir de decisiones de otros.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo creo que todo lo que hemos vivido es importante, pues nos ha hecho ser como somos ahora. De mi infancia y juventud guardo recuerdos muy bonitos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola.
    Uf, qué duro. Es que no sé qué decir porque me cuesta imaginar una etapa tan larga como un desperdicio. Quizás te acostumbraste a leer, o a reflexionar. Y si crees queno aportaron nada,no pienses en ellos y céntrate en años más felices. Yo, por ejemplo, he borrado de mi mente el 2020, o al menos el invierno y la primavera. Fue el peor año de mi vida con diferencia, y no puedo volver una y otra vez a él porque nada va a cambiar, así que pienso en los años anteriores o incluso en este.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me inspiré en tu post de reflexión. Me pasé la infancia dejando pasar el tiempo. Los libros me ayudaron con eso. Un beso

      Eliminar
    2. Espero que mi pos no te haya puesto triste, no era mi intención en ningún momento. En la infancia no sabemos nada, y claro, cuando la situación es difícil no sabemos manejarla y dejamos pasar el tiempo. Seguro qu eahora es todo muchísimo mejor.
      Feliz tarde.

      Eliminar
  13. No te quejes querida Susana que otras lo hemos pasado peor...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que sí, pero el vacío y la soledad también duelen. Un beso

      Eliminar

La guerra de Ucrania no es la única

 El pasado 24 de febrero todas las miradas se centraron en la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en ese país y sus trágicas...